Cancale
Experiencias de los viajeros en Cancale
--
Cargando...
Guanche

Cancale es un pueblo costero muy cerc...

Cancale es un pueblo costero muy cercano a Saint Malo. Le llaman la capital ostrera de Bretaña. El pueblo en sí no tiene muchos atractivos; la parte “interesante” del pueblo es pequeña y no abarca mucha línea de costa. Tiene una pequeña bahía artificial cerrada por diques que guardan las embarcaciones del oleaje. Es asombroso ver la misma bahía con pleamar y bajamar. En un caso parece un puerto cualquiera, pero en el otro se ven solo barcos varados en la arena. Los barcos no tienen quilla ya que quedarían ladeados y podrían trabucar. El casco de los barcos es completamente plano, preparado para pasar sus horas asentado sobre la arena.
La visita del pueblito es puramente gastronómica podríamos decir; aquí vienen locales y turistas a comerse su ración de ostras frescas. A la entrada de la avenida, justo a la izquierda hay una pequeña cuesta que nos lleva hacia la plaza ostrera. Aquí llegan las ostras todos los días arrastrados por tractores que circulan por el lodo; llegan desde unos 200metros atrás, de las cientos de jaulas que hay en la bahía. Hay una docena de puestos de venta, y los precios son bastante parecidos. Luego se puede elegir tamaño de la ostra, con lo cual el precio varía. Te los dan abiertos en una bandeja de plástico, con tu limón. Ahora solo falta abrir la boca y dejar caer la delicia gelatinosa. Media docena de talla mediana cuestan unos 8€ si no recuerdo mal.
Si se quiere estar más cómodo y saborear otros mariscos y productos de la mar se puede acudir a cualquier restaurante del pueblo, todos especializados en la mar.
Bretagne

La perla de la Costa Esmeralda

Este bonito puerto se saborea tanto con la vista como con el paladar y es que tengo que decirte, que Cancale es una de las ciudades de cultivo de ostras más importante de toda Francia.

A las orillas de una bahía mítica, cientos de barcos campan a sus anchas sobre un mar esmeralda y con el fondo del Mont Saint-Michel. Es una maravilla...

Cancale es una de las paradas obligatorias si quieres descubrir la gastronomía bretona. El plato típico de ostras puedes degustarlo en el puerto, donde varios puestos ponen a la venta este manjar. as ideas y venidas de los barcos, el trabajo de los ostricultores y el ritmo de las mareas animan continuamente el puerto y sus espigones. La ostra de Cancale es característica por su sabor, derivado de la riqueza del plancton de la bahía. Los múltiples restaurantes que bordean el muelle innovan en las recetas para ofrecer un festín por todo lo alto.

Más allá de las casas imponente de granito del paseo marítimo, las pintorescas «calles de atrás», están adosadas al acantilado. En la ciudad «alta» residían los armadores. Desde aquí, se obtiene una perspectiva peculiar del puerto de Houle, donde cientos de turistas se apelotonan sobre los puestos de ostras. El sendero de los Aduaneros sobrevuela este puerto encadenando magníficas vistas. La punta de Crolles goza de una panorámica increíble al Mont Saint-Michel y a la bahía. Cuando el sol comienza a salir, el Monte aparece como un espejismo maravilloso entre la bruma espesa de la mañana. Desde la punta de Hock, la mirada cae sobre el peñasco de Cancale y su parque. Esta costa esconde playas salvajes y solitarias donde merece la pena perderse.
Activar el traductor borracho

Traduce al español las experiencias en otros idiomas

ON
OFF
Paulinette
ESP
FRA
Céline Dal Brezmitte
ESP
FRA
Passionphoto76
ESP
FRA
Francesco
ESP
ITA
Patricia Ignace
Moml
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Cancale ayudarán a otros.
GUARDADO EN