Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Parras de la Fuente?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Fiestas en Parras de la Fuente

3 fiestas en Parras de la Fuente

Fiestas en Parras de la Fuente
Fiesta de la Vendimia
(7)
Tiene duración de 15 días con la coronación de la reina de la uva y al rey feo. Con comidas típicas y de otros estados así como grupos regionales y del país.
Fiestas en Parras de la Fuente
Víspera de la Fiesta de la Vendimia
(3)
La víspera de la Fiesta de la Vendimia inicia la noche previa con la participación de grupos de matachines que bailan desde el atardecer frente el atrio de la Iglesia de San Lorenzo de la Hacienda del mismo nombre. Miles de visitantes se reúnen en el lugar para ser testigos de esta celebración centenaria, que en sus orígenes se dirigía para los trabajadores de las viñas y sus familias, degustando las diferentes variedades de vino, aguardiente y brandy que produce Casa Madero, principal anfitrión de esta fiesta. Antes del anochecer, los matachines se dirigen a una de las colinas cercanas; ahí, además de realizar rituales religiosos, prenden una fogata, hacen explotar fuegos artificiales y bajan a velocidad portando antorchas. Es impresionante ver, en la oscura noche, la columna de fuego que baja por la montaña para llegar de nuevo al sitio par aprender hogueras y seguir la fiesta con bailes, castillos de carrizo con cohetes, mas fuegos artificiales y por supuesto... más vino. Mañana será la Gran Fiesta: la Vendimia
Fiestas en Parras de la Fuente
Vendimia en La Plaza del Reloj
(2)
Todos los días, desde las primeras horas, uno a uno van llegando a la plaza del Reloj; se trata de los vendedores que muestran sus productos, económicos y caprichosos, a decenas de visitantes que se acercan a este lugar ya sea para descansar bajo las sombras de sus árboles, o para tomar el tour por el pueblo sobre un tranvía cuya salida parte de ahí. Nieve de Oaxaca; Mole negro; pulseras con las piezas mas ingeniosas que te puedas imaginar; colmillos, garras de pequeños mamíferos y reptiles; piedras, conchas, fósiles; blusas bordadas; colibríes, sirenas y quetzales finamente elaborados en base a chaquira, en fin, infinidad de objetos que si no los piensas comprar, por lo menos los admiras por un buen rato. Se trata de arte mexicano, en diferentes formas de expresión, pero arte en fin, vendido por los propios artistas.