MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

De interés turístico en Sabadell

5 de interés turístico en Sabadell

De interés turístico en Sabadell
Santuario Mare de Déu de la Salut
(8)
Santuario la Salut. Preciosos y extensos alrededores para caminar o estar de picnic.
De interés turístico en Sabadell
Naturalness
(1)
Centro de estética en el corazón de Sabadell, a 100m de la estación renfe Sabadell Centro. Ofrecen un amplio abanico de servicios de alta calidad y tratamientos SPA para desconectar de la rutina.
De interés turístico en Sabadell
Escapem Room Escape
(3)
Escapem es una empresa dedicada al ocio, si aún no has probado un Room Escape, esta es tu oportunidad
De interés turístico en Sabadell
Masía Durán
(2)
No siempre la ciudad de Sabadell fue la gran urbe que se nos presenta en el siglo XXI. En el pasado el lugar era un fértil edén donde se cultivaban multitud de variedades de frutas y verduras, con una actividad ganadera de gran importancia con las que luego se comerciaba en un mercado que se remontaba a 1111. Así que no es extraño que encontremos construcciones rurales como esta masía que es superviviente de aquellos tiempos en las que la industria primaria del cultivo y la cría de animales era la principal fuente de ingresos antes de la llegada de la industrialización. La de Durán es una masía del siglo XVI que parece haber sido colocada en el centro de Sabadell como si de un decorado de película se tratase, rodeada de edificios modernistas, mansiones burguesas decimonónicas y algún que otro monstruo fruto de la modernidad. Esta preciosidad sobrevive gracias a la iniciativa para declararla monumento histórico en 1958 y a que se mantuvo habitada por la misma familia Duran hasta fechas muy recientes. Hoy, es un pequeño museo donde se muestran las costumbres y usos de una familia que disfrutó de gran poder social y económico. El jefe de la familia, Felix Duran, fue procurador real y jurado del Consell de la Vila, entre otras responsabilidades cívicas, aparte de tener gran influencia en temas de agricultura y ser dueño de varios talleres de tejidos de lana, lo que les permitió construir una casa de gente adinerada que acrecentó el prestigio y reconocimiento de la familia Duran dentro de la ciudad. Poco a poco, la casa dejó de ser una masía rural para convertirse en un pequeño palacete al que incluso se añadieron elementos artísticos renacentistas que aún hoy se pueden ver en la fachada. Y así se convirtió en la joya inesperada que encontramos al callejear hoy por Sabadell.
De interés turístico en Sabadell
Fundació Antiga Caixa Sabadell
(2)
Antes de que llegara la fiebre urbanística sin razón y sin gusto que se apoderó de España con la aparición del progreso y la era moderna y que parece que aún se resiste a abandonarnos, los edificios eran obras de arte en si mismas, a veces con un hilo conductor de tipo cultural o religioso y otras simplemente debidas al buen gusto del mecenas la institución que ordenaba levantarlos. Eso es lo que ocurrió con la sede de la Caixa de Sabadell, localizada en pleno barrio histórico, que goza de una salud estupenda gracias a las continuas obras de mantenimiento y la savia humana de la que parece nutrirse. Seguro que con esa idea de perdurabilidad la concibió, a principios del siglo XX, Jeroni Martorell. Una maciza fortaleza para una caja de ahorros, que otorgara imagen de seguridad, confianza y al mismo tiempo tuviera un componente artístico que suavizara ese carácter frío y racional que debían y deben tener los bancos. Para ello construyó un edificio de líneas rectas en su estructura pero pleno de alegorías y florituras que acogiera la sede del banco, una biblioteca y un salón de actos para la siempre inquieta y culta sociedad de Sabadell. Las columnas y capiteles se adornan con temas vegetales, florales y figuras que representan empleos tradicionales, como el segador, el panadero, la campesina y la encajera, la costurera,la hilandera, el alfarero y el forjador. El frente busca impresionar con figuras más grandes, motivos simbólicos de la hucha y el libro, que representan el ahorro y la cultura, el trabajo y la virtud. Curiosas son las gárgolas en forma de langosta e impresionante el trabajo de forja de las rejas de ventanas y puertas. Está comprobado pues que la belleza no está reñida con la seriedad y la austeridad, ¿verdad?.