Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Ohrid?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés turístico en Ohrid

4 de interés turístico en Ohrid

De interés turístico en Ohrid
La vuelta al lago Ohrid en coche
(1)
Así que ya estábamos listos para darle la vuelta al lago Ohrid. Este lago tiene una superficie de 358 km² de aguas cristalinas y es el lago más profundo de los Balcanes (288 m), y también uno de los más antiguos del mundo, junto con el Titicaca y el lago Baikal. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1977 y en 1980 se extendió también a los sitios históricos y culturales ribereños, como he comentado, las muchas iglesias y monasterios de Ohrid así como su fortaleza, pero también las más de 300 iglesias a orillas del perímetro del lago, que, según dicen, si visitaras una cada día te ocuparían todo el año. Sveti Naum es una de ellas, el monasterio más importante fuera de Ohrid y un lugar que no os debéis perder bajo ningún concepto en vuestra visita al lago. Situado en N 40º 54.919´ E 20º 44.715´ a 700 metros, a 27 kilómetros de Ohrid. Dejamos el coche en el parking y andamos unos centenares de metros hasta el acceso al monasterio. Este camino a orillas del lago está lleno de tiendas de recuerdos, la mayoría cerradas por la época del año en que estamos. Poco antes de llegar podemos admirar el flujo de agua que entra al lago proveniente del lago Prespa, situado al sureste. En el patio nos acompañan pavos reales que pasean a sus anchas por el recinto. El monasterio de Sveti Naum (Santo Naum) era colaborador del cercano San Clemente de Ohríd. La parte del monasterio de Sveti Naum se ha convertido en un hotel y hay también dos restaurantes. Retrocedimos unos metros como si volvieramos a Ohrid hasta llegar a la carretera que va de Ohrid a Albania. Tomamos el cruce a la derecha e iniciamos el ascenso a las montañas que crecen entre los lagos Prespa y Ohrid. Esta parte es el parque nacional de Galičica, uno de tres parques nacionales del país, el puente verde entre los dos lagos. De repente nos encontramos en la frontera entre los dos países. La parte macedonia la cruzamos rápido, pero la albana fue un poco más lenta. El policía albano, de pinta nórdica, pelo rapado canoso y ojos azules, en un perfecto inglés nos pregunta donde vamos. Le respondemos que sólo pretendemos rodear el lago y que volveremos a entrar en Macedonia por la parte norte. Desapareció de la cabina y al cabo de 5 minutos volvió y nos entregó el pasaporte diciéndonos que podíamos continuar. Menos mal que esa frontera no es nada transitada, sino las colas llegarían a Ohrid. Por fin estamos en Albania! no teníamos todas con nosotros de que nos dejaran entrar. Nuestra visita de este país serán los 30km por la orilla albana del lago. El paisaje del lago en el lado albano sigue siendo una pasada. aunque notamos una diferencia notable en las infraestructuras y construcciones, muchos edificios están sin terminar y bastante tronados aunque se ven casas grandes y muy bonitas también, así como hoteles a orillas del lago, resultado del esfuerzo inversor en turismo del gobierno en estos últimos años. Lo que más nos sorprendió sólo entrar en el país es ver numerosos pequeños bunkers apuntando hacia el lago, reminiscencias de la paranoia del gobierno comunista que siempre temía invasiones externas. Y digo numerosos por decir un calificativo, porque los hay por todas partes, incluso llegamos a ver un tío que pico en mano la emprendía a mamporros contra uno de ellos haciéndolo añicos y amontonando el hormigón y los hierros a su lado. La carretera que circulaba por la orilla se introdujo en una población y dimos con una calle que no tenía salida. Unos lugareños nos hicieron señas indicándonos que debíamos tomar una carretera paralela que pasaba por mitad de la población más grande de esta zona, Pogradec. Retrocediendo vemos un seat León y nos hace gracia, ahí va la foto de un seat albanés (aunque nosotros llevábamos un Ibiza búlgaro) En la ciudad reina un poco el caos que podríamos vivir en cualquier zona del norte de África o del Próximo Oriente. Quizá sea esa la mejor forma de describir el lugar. Flora y fauna urbana campan por doquier andando de un lugar a otro aunque no parezca que muchos vayan a la oficina, por decir algo. Igual que atravesamos la cordillera del monte Galicica (2255m) en el lado macedonio, ahora teníamos a nuestra izquierda rodeando el lago las cordilleras del monte Mokra (Mokra Planina - 1589 m.) y Jablanica (1945 m), ambas en la parte albana. Continúan las pequeñas poblaciones y, entre ellas, a pie de carretera muchos chavales venden las truchas pescadas en el lago a los vehículos que transitan por la zona. Llegamos a una posición en que vemos el lago a distancia, en las alturas y la carretera se desvía hacia el interior, hacia Tirana. Al poco vemos un cruce: Tirana a la izquierda y la frontera de Macedonia a la derecha. La verdad es que no nos quedamos con muchas ganas de seguir hacia Tirana, más bien pensábamos en el restaurante italiano de Ohrid, así que giramos a la derecha. Antes de llegar a la frontera el paisaje nos iba a sorprender con otra aglomeración de honguitos de cemento, mejor dicho, algunos de ellos bunkers en toda regla. Aunque no nos dejaron de acompañar por todo el recorrido, aquí estaban repartidos por doquier, apuntando al lago desde las alturas y por tierra hacia la frontera macedonia. Proseguimos hasta la frontera que cruzamos sin más incidentes, nos quedaban 28,5 km hasta la población de Ohrid. Si te interesa todo el viaje de Macedonia en http://mibauldeblogs.blogspot.com/2011/08/viaje-ruta-por-macedonia.html
De interés turístico en Ohrid
Nacimiento del Lago Ohrid
Entre el parking y el monasterio de Sveti Naum podréis admirar el flujo de agua que entra al lago proveniente del lago Prespa, situado al sureste, aunque también se alimenta de este lago gracias a filtraciones. Este es el nacimiento del lago Ohrid que se convertirá en río en Struga, donde otro flujo mayor crea el Drin negro.
De interés turístico en Ohrid
De interés turístico en Ohrid
Sveta Bogorodica Bolnička & Sveti Nikola Bolnički
El complejo de “Sveta Bogorodica Bolnička & Sveti Nikola Bolnički” es una de las tantas joyas que esconde la ciudad de Ohrid entre sus avenidas y callejones. Construido en el Siglo XIV, el sitio fue utilizado para llevar a cabo la cuarentena obligatoria que todos los visitantes debían cumplir antes de ingresar al centro de la ciudad. Si bien la parte exterior de las iglesias no es demasiado espectacular a primera vista, basta con entrar para maravillarse con los complicados diseños y los antiquísimos frescos que adornan tanto las paredes como los techos del lugar. Para ingresar a la iglesia de “Sveta Bogorodica”, es necesario pagar un boleto que cuesta 50 dinares macedonios (menos de un euro). Si estás recorriendo la ciudad y te diriges hacia la Fortaleza de Ohrid, seguramente pasarás por las iglesias. Realmente es una visita recomendada y muy poco conocida entre los turistas.