MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta San Pedro Garza García?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés cultural en San Pedro Garza García

3 de interés cultural en San Pedro Garza García

De interés cultural en San Pedro Garza García
Lobby del Deportivo San Agustín
(3)
El Lobby del Deportivo San Agustín no es muy grande, sin embargo las exposiciones que presenta por supuesto que lo son. Aunque se trata de un club privado, el acceso al lobby es posible para el público que le guste el arte y desee realizar una visita para admirar las obras que ahi se ofrecen. En estos días el artista Gerardo Cantú expone algunos óleos de su obra que se caracterizan por las figuras humanas que presentan las formas y colores que son tan peculiares en su trabajo. El Discreto Encanto II; Mujer de perfil en espera; La Cena de los Apóstoles; De donde venimos, Qué somos y A donde vamos son algunas de las obras presentadas por el artista. Aunque el club cuenta con estacionamiento, éste es exclusivo para socios, por lo que lo mas recomendable es estacionarse en el centro comercial San Agustín que conecta con el jardín delantero del club y es el camino mas directo para entrar al Lobby.
De interés cultural en San Pedro Garza García
Don Quijote y Sancho Panza
Estas estatuas realizadas con piezas recicladas de metal, corresponden al grupo de obras del artista José Luis Linares que realizó para este municipio durante la época de los ochenta. Se encuentran a un lado del edificio de tránsito de San Pedro frente a una plaza sombreada con fuentes de agua.
De interés cultural en San Pedro Garza García
El paso de la monarca
Recorren 120 km diarios; salen de las Rocallosas y de los Grandes Lagos en dirección a los estados de México y Michoacán, recorren la Sierra Madre y se adentran al altiplano por las montañas mas bajas; en 33 días llegan a los bosques de oyameles que constituirán su hogar para aparearse y desarrollarse, a finales de marzo inician el viaje de regreso. Son las mariposas Monarcas, orgullosamente mexicanas que al igual que las tierras recias que atraviesan, son las mas fuertes y longevas, llegan vivir nueve meses. Nuestra Sierra Madre Oriental las alberga protegiéndolas y brindándoles refugio; después de dormir en las cañadas, en cuanto sale el sol, las monarcas emprenden de nuevo su viaje, revoloteando y surcando este cielo matinal, que se alegra con su paso tornándose mas azul y ofreciéndoles un "hasta luego" cálido que facilita su viaje.