MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Ciudades en Sartène

ciudades en Sartène

Ciudades en Sartène
Sartene
(3)
Sartene es una de las ciudades más bellas de Córcega y también uno de los lugares con más tradición y cultura corsa. Se encuentra situada a unos 50 kilómetros de Bonifacio, en la parte más alta del valle Rizzanese. Está completamente rodeada de un paisaje espectacular en el que destacan unas preciosas montañas pobladas de vegetación, que hacen que la localidad adquiera más belleza si cabe. Además, desde lo más alto de Sartene se vislumbra al fondo el mar, así que no cabe más belleza en una sola imagen. Sartene es uno de los pueblos más típicos de la isla y, a pesar de cada año cientos de turistas se acercan hasta aquí, conserva toda la tradición y la cultura corsa intactas, es como si no hubieran pasado los años por esta ciudad. Está compuesta por numerosos callejones super estrechos que desembocan inesperadamente en maravillosos rincones. Está protegida con unos muros enormes de granito que hacen parezca que la ciudad está completamente desconectada del resto de la civilización. En el momento en el que atraviesas los muros te encuentras con las preciosas callejuelas que tienen unas cuestas increíbles, y con unas casas altas de piedra que parece que han sido construidas para resistir cualquier invasión. Lo más bello de esta ciudad es pasear tranquilamente por todo el casco antiguo, subiendo y bajando cuestas y cientos de escalones, pero también hay varios edificios que merece la pena visitar más calmadamente, como son la iglesia de Santa María, que se encuentra en la plaza de la liberación y posee un excelente altar de mármol policromado. Junto a esta iglesia se encuentra el ayuntamiento, un edificio del siglo XVI muy llamativo que antiguamente era el palacio de los tenientes genoveses. Pero lo que nadie debe perderse son las impresionantes y maravillosas vistas que se pueden contemplar desde lo más alto de Sartene, desde la Atalaya. Para llegar hasta ella hay que alejarse un poco del centro de la ciudad por un camino bastante cuidado y bonito que está lleno de casas de piedra con una gran historia y de vegetación. Las vistas son increíbles, se contempla perfectamente todo el pueblo rodeado de montañas, árboles, plantas, ríos, flores y, como telón de fondo, el mar. Una auténtica maravilla. La gente de Sartene es bastante tradicional y conserva intactas muchas costumbres corsas. Por ejemplo, en esta localidad tiene lugar una procesión religiosa antiquísima llamada la procesión du Catenacciu. En ella, un penitente anónimo y descalzo, cubierto completamente con ropas rojas y capucha, lleva una cruz gigantesca por toda la ciudad y arrastra unas pesadas cadenas atadas a los pies. Es un acontecimiento muy llamativo y muy famoso en la isla que se celebra en la época de Semana Santa.