MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Nuwara Eliya

42 colaboradores

17 cosas que hacer en Nuwara Eliya

De interés cultural en Nuwara Eliya
Senani Silks
La fábrica de seda Senani está en una colina a medio kilómetro del centro de Kandy. Puedes subir con un tuk tuk por un euro más o menos, o a pie, ya que es un paseo bonito para ver vistas de la ciudad. En la fábrica puedes ver el proceso de creación de la seda natural, con los gusanos que la fabrican. Luego ves como la tratan, y en fin la tiñen para obtener un arco iris de colores. La seda luego sirve para hacer los vestidos tradicionales, pero con el interés creciente de los turistas, también ahora fabrican ropa más fácil de llevar para nosotros, que puedes descubrir en la tienda. Hacen poco descuento, pero son productos de calidad. La visita supuestamente es gratuita, pero si no vas a comprar nada de la tienda, el guía se espera al menos una propina, en general 100Rs por persona.
Jardines en Nuwara Eliya
Jardín botánico de Hakgala
Los jardines botánicos de Hakgala son uno de los tres jardines de este tipo en Sri Lanka. Son muy grandes y hermosos. La entrada, como en los dos demás, cuesta 600 Rs para los extranjeros, es decir 5 euros. Es bastante para un jardín, especialmente en el país, pero gracias a esta donación, se puede mantener muy bello y siguen investigando las plantas endémicas. Quisimos llegar desde Haputale, sin pasar por Nuwara Eliya, pero era un camino larguísimo y la carretera estaba en mal estado. Probablemente es más cómodo tomar un tren a Nuwara y luego un bus bajando para los jardines, o un tuk tuk. El jardín está a 1500 metros de altura, con un clima fresco. Se creó en 1861, al inicio era una plantación para intentar cultivar el cinchona, una especie de planta que no suele crecer a esta altura. Fue un éxito y poco a poco importaron plantas del mundo entero, que se adaptaron muy bien al lugar. Es un jardín muy fresco y relajante.
Jardines en Nuwara Eliya
Jardín de las rosas
(1)
Los jardines de Hakgala tienen una parte dedicada a las rosa que es preciosa. Cultivan una gran cantidad de rosas diferentes, cada una con su olor, su color, formando arbustos pequeños o plantas más grandes. Nos encontramos con un jardinero que le encantaba su trabajo, y a pesar de no hablar bien inglés, nos enseñó un montón de plantas, las que mejor huelen, las que ganaron premios… Había un grupo de niños en uniformes blancos, como era el fin del año escolar, tenían una salida a Hakgala con la familia. Eran muy curiosos de ver a un par de blancos, más que por las rosas!
Lagos en Nuwara Eliya
Lago de Hakgala
La leyenda cuenta que hace miles de años, la hermosa reina de la India Sita tuvo una historia romántica con el rey de Sri Lanka, Ravana. Dicen que la reina tenía en el lugar donde ahora están los jardines de Hakgala, sus jardines de ocio. Eran tan bellos que se llegaba de muy lejos para verlos. Y siguen siendo una belleza natural, con sus ríos de agua y lagos por todas partes. Es muy refrescante encontrarse al lado del agua, y llegan muchas parejas para un momento romántico. En Sri Lanka, se vive con toda la familia, en casas pequeñas, hasta casarse. Entonces los novios aprovechan el jardín para tener un momento un poco más íntimo, donde nadie los conoce. El lugar tiene mucho encanto.
Senderismo en Nuwara Eliya
Nuwara Eliya Tea Estates
(1)
Las mujeres de la minoría tamil son las encargadas de pasar el día en los campos de té de Sri Lanka recogiendo la preciadas hojas de estas plantas. Son una de esas imágenes que todos tenemos en la mente y es bastante sencillo verlas en uno u otro lugar siempre que no llueva o sea domingo. Son mujeres amables que explican al curioso como y que coger de cada planta. A mi no me pidieron nada a cambio de hacerlas unas fotos, eran tantas que tampoco hubiera tenido dinero suficiente en ese momento para dar a todas. Nuwara Eliya es el lugar donde buscarlas.
De interés turístico en Nuwara Eliya
Mackwoods Labookellie Tea Centre
La plantación de té más antigua y espectacular de Sri Lanka está en Nuwara Eliya y se llama Mackwoods Labookellie y fue fundada por un capitán de la marina británica llamado Sir William Mackwood en 1841. Se trata de un fábrica de té de grandes dimensiones que puede visitarse de manera gratuita. Se organizan visitas personalizadas en las que se enseña el proceso de fabricación del té y, tras ello, puedes degustar gratis una taza de té en la preciosa cafetería del complejo, que tiene indudables aires ingleses. No dejes de visitar el mirador en el que las letras blancas de Macwoods destacan sobre el verde vivo de los arbustos de té. Si quieres más información, entra en mi blog: http://soloida.com/2014/10/15/kandy-y-nuwara-eliya/
Ciudades en Nuwara Eliya
Nuwara Eliya
Realmente interesante este pais. Su gente es tremendamente agradable.
Calles en Nuwara Eliya
Circuitos de Carreras en Nuwara Eliya
De interés turístico en Nuwara Eliya
Victoria Park
Entre la ciudad moderna y la zona colonial de Nuwara Eliya se encuentra este gran parque. Para acceder a su interior hay que pagar entrada, y vale solamente para una vez. Dentro grandes y cuidadas praderas, flores tropicales y hasta una jardín japonés. También hay una pequeña casa colonial que se puede visitar y en cuyas paredes cuelgan fotos en blanco y negro del pasado colonial de la ciudad.
De interés turístico en Nuwara Eliya
Single Tree
Dejando atrás las casas coloniales de Nuwara Eliya hay una ruta corta que lleva hasta un lugar conocido como Single Tree. El camino lleva a través de campos de té hasta lo alto de una colina de las muchas que rodean esta ciudad. Allí un solitario árbol espera al viajero y le recompensa la fatigosa subida con una geniales vistas del paisaje incluido el Lago Gregory
De interés turístico en Nuwara Eliya
Oficina de correos
Paseando por Nuwara Eliya se pueden ver muchas residencias de aspecto claramente colonial, entre ellas sin duda la oficina de correos de la ciudad es una de las más llamativas tanto por su color como por su ubicación, un poco por encima del nivel de la calle. Fuera, un buzón rojo que sin duda recuerdan a los ingleses.
De interés cultural en Nuwara Eliya
Oficina de correos de Nuwara Eliya
Vas andando por la pequeña Nuwara Eliya y ¡oh! ¿qué es este edificio? ¿de dónde ha salido? ¡si parece inglés! Efectivamente, la ciudad fue fundada por un señor inglés, Sir Samuel Baker, y pronto se convirtió en un lugar de retiro para funcionarios ingleses que echaban de menos el clima de su país. Las vistas hacia la montaña más grande de Sri Lanka, Pidurutalagala, ayudan a dar ese aire británico, que los edificios de la época colonial que todavía perduran terminan de redondear. Uno de esos edificios es la oficina de correos, que se encuentra localizada frente a la estación de autobuses. Los ladrillos rojos, su torre puntiaguda con un reloj que nos recuerda ligeramente al Big Ben y su jardín bien merecen una visita. Dentro hay una pequeña tienda en la que comprar postales en las que se ven los preciosos campos de té de los alrededores, ¿por qué no enviar a tu mejor amigo una de ellas desde este lugar tan especial? Más información en mi blog: http://soloida.com/2014/10/15/kandy-y-nuwara-eliya/
Cementerios en Nuwara Eliya
Cementerio católico de Nuwara Eliya
Rodeando la iglesia de la Trinidad se puede ver este antiguo cementerio con tumbas en las que descansan los colonos que habitaron en esta ciudad cingalesa. Llama la atención sin duda las edades tempranas a las que morían muchos de ellos. A pesar de estar muy cerca del centro de Nuwara Eliya aquí se respira un poco de calma.
De interés turístico en Nuwara Eliya
Reservas Naturales en Nuwara Eliya
Ingestre
Sentir esas sonrisas, esas miradas, esa calidez. Fundirte con el aroma del té recién cogido, con la naturaleza al andar descalzo. Tomarte una taza de té junto a las familias en sus casas. Charlar con ellos y conocer sus historias. Sin duda una experiencia que no te puedes perder si viajas a Sri Lanka. En las montañas altas es donde cultivan y recogen el té los lugareños que viven en humildes aldeas. Ir y sentir.
Iglesias en Nuwara Eliya
Holy Trinity Church
Un poco apartada del ruido de la ciudad está esta iglesia que te hace creer que de repente has viajado a algún lugar de la lejana Europa. Está rodeada de un tranquilo cementerio por el que pasar curioseando las tumbas y viendo lo poco que vivían los extranjeros que vivían aquí hace un siglo.