MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Pathein?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Pathein

11 colaboradores

4 cosas que hacer en Pathein

Playas en Pathein
Playa de Chuangtha
Esta playa es la más concurrida por una clase media birmana cada vez mayor, sobre todo de habitantes de Yangon, que acuden aquí a pasar unos días de playa, ofreciendo una visión playera del país mucho más auténtica y autóctona. Abundan así los vendedores ambulantes de marisco por la playa, los paseos en caballo por la arena, el aluiler de flotadores, etc. Además, los hoteles son muchos más baratos que en Ngwe Suang o Ngapali y tiene, en general, un ambiente mucho más festivo y local.
Ríos en Pathein
Río Pathein
Pathein es una importante ciudad portuaria y el punto de enlace hacia las dos playas más populares entre los habitantes de Yangon: Ngwe Saung y Chaung Tha. La cuarta ciudad de Myanmar y uno de los puertoas más importantes del delta del Ayeyarwady. En la orilla este del río Pathein, que también se llama Ngawan, se ven trajinar los botes a motor y los de remo. Se paga 50 kyat por persona para cruzar el río al otro lado. Una enorme barcaza de hierro donde suben las motos. Patehin es una gran ciudad de pequeño tamaño con una enorme pagoda dorada en medio de la ciudad. Barcas de madera a remo compiten con enormes embarcaciones de hierro a motor. El rugido del motor y el negro aliento.
Playas en Pathein
Playa de Ngwe Saung
Una gozada de playa muy cerca de Yangon. Más económica que Ngapali, pero más cara que la cercana Chaungtha, a donde acude una mayoría de turistas birmanos, mientras que aquí lo que abunda es el turista extranjero. La playa es una pasada, los hoteles increíbles, en próximos rincones dejaré caer unos cuantos, en especial un hotel de bungalows que parece sacado de un cuento de H.P. Lovercraft. Porque abundan los hoteles fantasmas (el turismo en Myanmar no está muy desarrollado) y si te hospedas tú solo en uno, la sensación de aislamiento y angustia tipo Robinson Crusoe no es moco de pavo. Destino muy recomendable, por curioso, porque es una gozada de playa y porque guarda misterios que iré desentrañando de a poquito en los próximos rincones.
Zoos en Pathein
Campamento de elefantes Ngwe Saung
A 30 minutos de Ngwe Saung, atravesando la devastación de paisaje de camino a Pathein (la vegetación al salir de Ngwe Suange está muerta, brutalmente asesinada a manos de las "joint ventures" -solo Satán en su infinita maldad conoce la verdadera traducción de estas nefandas palabras-), hay un cartel donde se anuncia “Elephant Camp”. Entrada al campamento 5$ por persona.Montar en elefante 5 $. Este dinero sí que está bien gastado. Y aquí quizás radica el verdadero interés de este lugar. Porque a la entrada hay un colegio. Hay que venir y aportar de alguna manera aunque sea ridículamente, para ayudar a aliviar las penurias de esta gente. Visitar el campamento de elefantes puede llegar a resultar deprimente, pero ayudar a los niños de este colegio y conocer de cerca una de las muchas y tristes realidades del país, (la pobreza y el difícl acceso a la educación) sí es importante. En este caso se trata de los hijos de las familias madereras, desplazados por insaciables intereses comerciales como los del caucho y una lista terriblemente larga. Los hijos de estas familias comienzana a trabajar en el campamento de elefantes a los 9, 10 u 11 años. Son muy pobres y tienen muchos hijos. La profesora de la escuelita, Khim San Tint, lleva 5 años dando clase aquí. Tiene 32 alumnos de entre 5 y 14 años. "En la selva no hay escuelas", dice en un inglés muy básico, "y en el campamento aprenden inglés, matemáticas, birmano y ciencias". "¡La escuela necesita ayuda", repite con pena Khim San int, "porque a la selva no llega la ayuda de las ONGs!"