Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta La Rioja?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en La Rioja

42 colaboradores

20 cosas que hacer en La Rioja

Reservas Naturales en La Rioja
Parque natural de Talampaya
(13)
El parque nacional Talampaya esta ubicado en la provincia de La Rioja, Argentina. El lugar es hermosísimo, majestuoso, la paz y tranquilidad que envuelven al paisaje logra desenchufarnos de la rutina diaria y el bullicio de la vida en la ciudad. Con un clima de una gran amplitud térmica, conviene llevar puestas diferentes prendas que podamos ir retirando o poniendo, ya que la temperatura cambia radicalmente, haciendo mucho calor durante el día y mucho frío por la tarde-noche. Es un lugar imponente, donde paredones de coloración rojiza se alzan frente a nosotros descubriendo un paisaje que parece tallado por un artista. El cañón de Talampaya es el atractivo mas importante que tiene el parque, y en él se pueden ver algunas geoformas, como el monje y la torre. El monje particularmente es el que mas me gusta. Recomiendo la visita al parque casi como una parada obligada para todos los turistas que visiten la Rioja.
Ciudades en La Rioja
La Rioja
(3)
Es un lugar con una suave brisa, fresca y para visitar todo el año , en donde se puede hacer todo tipo de deportes y también pesca. Rodeado por cerros que le dan un marco deslumbrante, el Dique Los Sauces embalsa las aguas del río homónimo formando un hermoso lago artificial. Apto para el camping, la pesca deportiva y las actividades náuticas, constituye un destino inevitable para todo aquel que llega a La Rioja deseoso de disfrutar de sus pintorescos paisajes y su naturaleza característica. Durante el verano, el Dique Los Sauces presenta un balneario habilitado que hace al deleite de lugareños y turistas con sus refrescantes aguas y la sombra que lo bordea. En sus cercanías se extiende el novísimo túnel que comunica a la ciudad de La Rioja con Villa Sanagasta. El Dique Los Sauces se encuentra a 15Kms. de la capital riojana por RN 75.
Reservas Naturales en La Rioja
Cuesta de Miranda
(4)
La Cuesta de Miranda es otra de esas pequeñas maravillas naturales que se encuentran dispersas en Argentina. Es el recorrido espectacular de un camino de cornisa, en paralelo a la Precordillera. Pero dejó en mis retinas el recuerdo de un paisaje incomparable que se fue sucediendo a medida que el auto avanzaba y desafiaba las curvas que el terreno nos proponía. La Cuesta de Miranda se encuentra entre las localidades de Nonogasta, Villa Unión y Chilecito. Forma parte del corredor de la mítica Ruta 40, en efecto, la más extensa de mi país, la que recorre algunos de los lugares más pintorescos. El camino es fascinante. Hay que atreverse a hacerlo, con tiempo suficiente y una buena dosis de prudencia. Pero vaya si vale la pena. La Cuesta de Miranda revela un panorama de la naturaleza que se adueña de una paleta y juega con colores maravillosos. Los que dominan son el ocre y el rojo. Es claro. Recuerdo que estoy a poca distancia del Cañón del Talampaya, en donde me enamoré del espectáculo de las enormes paredes rojizas. Como una aventurera alenté a mis compañeros de viaje a hacer este recorrido. Agradezco mi pasión por la fotografía que me ayuda a describir cuando no me alcanzan las palabras. El trayecto me conmovió. Mientras ascendía, cada porción del paisaje se revelaba después de cada curva. La Cuesta de Miranda es famosa por los accidentes caprichosos de la tierra y sus colores. Me sorprendí con el corte de las sierras que deja al descubierto las estratificaciones rojizas tan características, las mismas que había visto en el Talampaya. La tierra parece árida, sin embargo, descubría a los costados del camino el algarrobo omnipresente y los cactus. Éstos adoptan formas antojadizas, como si fueran personajes antiguos que custodiaran la naturaleza de la visita de estos rosarinos advenedizos. Un pastor cruzó con sus cabras mansas, ignorándonos, hombre y animales, por completo. Ni bien encontramos lugar para estacionar el auto, bajamos a explorar el sendero. Descendimos hasta llegar a una parte de valle atravesado por un brazo del arroyo Miranda, custodiado por la vegetación estéril, por los cardones solitarios y rocas. El paisaje es de una gran belleza. Nos sentimos dueños de lo que abarcaba nuestra mirada. Era menester seguir con cuidado el trayecto por el camino que, a esa altura, ya se había vuelto de ripio. La sucesión de subidas y bajadas por desfiladeros y quebradas merecía la mayor de nuestras atenciones. La ruta de la Cuesta de Miranda cambiaba constantemente y no es apta para quienes sufran de vértigo. La observación de las colinas y los cerros nos proponía un desafío a la imaginación. Según la hora del día, hay quienes adivinan formas allá donde termina la quebrada color arcilla. El camino escarpado conduce hacia un murallón donde es posible atreverse a detener el auto y tomar unas preciosas fotografías panorámicas. El punto más elevado de la cuesta está ubicado a 2.020 metros sobre el nivel del mar, y se lo conoce como Bordo Atravesado. En ese lugar es imprescindible detenerse en el mirador para abarcar el paisaje hacia los cuatro puntos. Divisé a lo lejos el Parque Nacional del Cañón del Talampaya, como así también todo el terreno escarpado que habíamos dejado atrás. En momentos como éste, nos sentimos dueños del mundo. Cuando nos acercábamos a Chilecito fue que el cerro Famatina se presentó y acaparó toda nuestra atención. El paisaje de sus nieves eternas era hipnótico. El sol que nos había acompañado durante el camino se ocultó, tal vez intimidado por la presencia. Las nubes se confundían con la nieve allá en lo alto. Aquélla era una postal increíble. Un buen almuerzo nos esperaba en Chilecito. Fue la oportunidad de descansar, recuperar fuerzas después de la aventura, e ir acumulando los mejores recuerdos de otra de las maravillas de Argentina.
Museos en La Rioja
Museo Ferreyra Cordoba
(1)
naa la verdad fue re genial.. el museo esta espectacular.. fusiona arquitectura art noveau y arq del siglo XXI estar ahí es una experiencia extraordinaria realmente siento propio el espacio,. y me genera distintas sensaciones.. las cuales cuando son acompañadas con alguna canción te transporta.. ej.. escuchar el solo de the man who sold the world de nirvana en ese lugar es como si me trasportara a un lugar de paz y tranquilidad... y de éxtasis total
Zonas Recreativas en La Rioja
Dique Los Sauces
(7)
La Ruta 75, cerca de la salida de La Rioja, llega al Dique Los Sauces. Un lago muy bonito, donde hay hoteles y posadas para pasar un fin de semana, club de pesca, club náutico y camping municipal. En verano se puede practicar windsurf y nadar en las orillas. Está rodeado de preciosas montañas y es un lugar ideal para descansar.
Lagos en La Rioja
Laguna Brava
(7)
Tiene un recorrido muy divertido viendo muchas geoformas de montañas como La Pirámide, El rinoceronte, El anfiteatro, La isla y El calendario mapuche. Los refugios para los ganaderos que cruzan el ganado a Chile. El camino es intrincado y muy divertido recomendable con vehículos 4x4. Recogimos al guía en Alto Jagüe último pueblo muy pequeño y peculiar en el camino hacia la laguna. La historia del avión que creyó que una salina e intentó aterrizar en ella es muy importante
Valles en La Rioja
Vallecito Encantado
(1)
El Vallecito Encantado, es un pequeño valle de La Rioja cuyos colores lo han convertido en una de las maravillas naturales de Argentina. Este vallecito y sus alrededores escarpados son curiosamente menos conocidos que la Colina de los Siete Colores de Jujuy, y sin embargo, tiene una belleza incomparable. Ubicado en un lugar que considero mágico, el pequeño valle tiene el encanto de no ser demasiado conocido. Es menos concurrido, tanto mejor! Lo descubrí cuando viajé a San Juan y La Rioja a visitar los Parques Nacionales de Ischigualasto y Talampaya. Ambos se ubican muy cerca del vallecito lleno de colores suaves. Estaba parando en Villa Unión, en La Rioja, la pequeña ciudad considerada el punto de partida hacia los parques de la región. Me dirigí a la oficina de turismo en la plaza central y fui por más. Me había acostumbrado a descubrir bellezas sin igual por los alrededores. Y pregunté por alguna otra excursión disponible. Sin dudarlo, me enviaron al Vallecito Encantado. Situado cerca de Guandacol, sobre la famosa ruta 40, el Vallecito Encantado es todavía una especie de secreto. Ese misterio vuelve aún más grande la sorpresa cuando descubro montañas que asemejan la tela de un pintor, pintadas de colores suaves, distribuidos en estratos. Estuve a la tarde, y el correr de los minutos producía cambios de luz que se reflejaban en las laderas. Los senderos que conducen hacia el fondo del valle son escarpados. No pensaba quedarme allá arriba, por lo que busqué y encontré una gruesa rama e improvisé un bastón. Lentamente, con mucho cuidado bajé y me encontré con un terreno habitado por formaciones geológicas sorprendentes. Vi una especie de balón y la formación de una copa rota. El valle comparte los procesos de corrosión milenaria por el viento de la región, tal y como había visto en el Valle de la Luna. Caminé de a ratos y permanecí después un momento rodeada del paisaje extraordinario. El Vallecito Encantado me regalaba el panorama de un cielo inmenso y colores cambiantes. Les gusta el rosa? Ahí lo encuentran. Prefieren el verde pastel? Lo encontrarán en grandes cantidades… el oro también! El Vallecito Encantado en Argentina, una obra mágica de la naturaleza, que vale la pena visitar.
Valles en La Rioja
Cañón Arco Iris
(1)
A pesar de que el nombre de la barranca es Arco Iris, te garantizo que podrás ver más que siete colores en este maravilloso cañón. Está ubicado a pocos kilómetros al sur de la entrada principal del Parque Nacional Talampaya y es mantenido por una cooperativa. La entrada se paga en la puerta y de allí te vas con la camioneta en la propia Cooperativa del parque. Hay dos tours disponibles: Uno del Canyon del arco iris y el de Lost City. Por el momento sólo nos fuimos en del Cañón del Arco Iris. La furgoneta nos deja en toda la entrada del lecho de un río que se encuentra vacío y el resto del recorrido se realiza a pie. El viaje tiene una duración total de aproximadamente 3 horas para llegar al destino.
De interés cultural en La Rioja
Cablecarril
(3)
La provincia de La Rioja, está al noroeste de la República Argentina. Allí se encuentra una mina de oro que en su momento era muy productiva: la Mina "La Mexicana". Tal era su producción, que necesitaban transportar las casi doce mil toneladas mensuales de oro hacia la localidad de Chilecito -la segunda ciudad más importante de la provincia, después de su capital La Rioja- y de ahí embarcarse hacia Europa. Así que, con capital inglés, se construyó en 1905 una de las obras más monumentales de su época: el "Cablecarril Chilecito La Mexicana", que ahora es parte del patrimonio histórico de Argentina. Se extiende a lo largo de casi 35 kilómetros atravesando montañas y valles, cruzando abismos e internándose en los más maravillosos paisajes de La Rioja argentina. Estuvo funcionando entre 1904 y 1929; es el cablecarril más largo de América y el segundo del mundo. Cuenta con 9 estaciones, 650 vagonetas y 262 torres a lo largo de sus 35 kilómetros de recorrido. En la primera estación hay un museo donde se explica perfectamente las partes del cablecarril, su construcción y su funcionamiento. El recorrido vale mucho la pena, se hacen también actividades como trekking o safaris fotográficos para llevarse a casa las imágenes de este increíble Monumento Nacional.
De interés turístico en La Rioja
Estrelas Diaguitas de Vinchina
(1)
Hecha por aborígenes locales (indios), aún no está muy clara la función de estas 6 estrellas. Se cree que es una especie de calendario local para ofrecer ofrendas a los dioses. Está en los bordes de la carretera que conduce a la Laguna Brava (otra hermosa atracción del lugar) y no es necesario pagar para entrar. Hoy sólo 3 de 6 estrellas se pueden ver. Lo más interesante son los colores que se utilizan para hacer las esculturas: piedras blancas, rojas y azules. En los alrededores del lugar sólo hay piedras rojas... Ellos creen que las piedras blancas y azules fueron traídos de lejos... Vale la pena echarle un vistazo!
Reservas Naturales en Villa Unión
Parque Nacional Talampaya
(1)
En Talampaya se encuentra guardada una gran parte de la historia de la Tierra. Los sedimentos triásicos y terciarios que durante millones de años quedaron acumulados en la profundidad del planeta emergieron y quedaron al descubierto cuando se elevó la cordillera de los Andes. La gran variedad de materiales que conforma el suelo de Talampaya matiza su paisaje con diferentes colores y texturas, mientras que los granos de arena que en el tiempo son arrastrados por el viento y el agua, moldean continuamente las rocas y así surgen algunas geoformas identificadas con el nombre de El Monje, La Chimenea, La Catedral, etc. El Parque Nacional Talampaya junto con el Parque Provincial Ischigualasto forman en conjunto desde el año 2000 el Sitio de Patrimonio Mundial, ese reconocimiento se fundamentó en el valor excepcional y universal de presentar una sucesión completa del período Triásico, dándole esta particularidad el carácter de "único en el mundo". Sin dudas un sitio para disfrutar del silencio y los colores! Tengan en cuenta que solo es posible recorrerlo acompañados por Guías habilitados.
De interés turístico en Chilecito
Cristo del Portezuelo
(1)
Chilecito es el nombre de una ciudad que se encuentra en la provincia de La Rioja, específicamente en el Valle Antinaco, rodeada por la Sierra de Velasco, en el noroeste de la República Argentina. Se fundó el 19 de febrero de 1715 por Domingo de Castro y Bazán. Al principio se llamaba Villa Santa Rica, posteriormente se le cambió el nombre a Villa Argentina, hasta que por fin se le quedó el nombre de Chilecito. Es una ciudad muy importante de la provincia de La Rioja, que con su "Cristo del Portezuelo" parece que te recibe con los brazos abiertos (allí hay un espléndido mirador). Chilecito tuvo un importante esplendor minero a finales del siglo XIX, en especial de oro. Actualmente se puede visitar la Mina La Mejicana, con su espectacular cablecarril que hace parada en nueve estaciones. En sus alrededores se pueden practicar deportes de riesgo como escalada o rappel. También podés visitar el que dicen que es el jardín más bonito de la Argentina: el Jardín Botánico Chirau Mita. O si estás interesado en la cultura prehispánica, visitá Tamberías del Inca, que es un antiguo asentamiento de esta avanzada cultura. Chilecito también es para admirar la hermosa naturaleza que le rodea.
Valles en La Rioja
Gran Crater Corona del Linca - Monte Pissis
(2)
No hay palabras que alcanse para decir que se siente estar ante semejante belleza a 5600 msnm.
De interés turístico en Villa Unión
Quebrada Arco Iris
(1)
Es uno de los paseos menos conocidos de la zona del Parque Nacional Talampaya. Tomamos una excursión que te lleva en 4x4 por el lecho de un río hasta una quebrada donde se inicia el teeeking. Los colores de las paredes del Río pasan de los verdes a los ocres, rosas, bordo en franjas verticales gracias al avance de las placas tectónicas que dejan a la vista siglos de historia de vida de la Tierra. Eso si hay que hacerlo con guía local Y en temporada seca.
Pueblos en La Rioja
La Rioja
(1)
Tunas, tierras áridas pero productivas, con acequias por doquier y arroyitos que son una maravilla. Viñedos, olivos y esas monumentales cumbres que asoman a sus costados le dan una magia especial a esta tierra del oeste argentino.
Pueblos en La Rioja
San Pedro
Un lugar enclavado a faldas de la Sierras del Velazco (la costa riojana). Lugar de paz y tranquilidad. Olivos centenarios. Nogales. Vides, Frutales. Álamos y Terebintos. Fincas regadas por canales, enmarcadas en granito todo envuelto en aire puro y agua de vertiente mineral. San Pedro y su plaza, su Iglesia de piedra y sus calles de tierra. Podes visitar la Bodega La Riojanita de Don PURICAN Díaz, la Bodega Delgado o desgutes unas aceitunas de Don Juan o unos dulces de duraznos y membrillos regionales del "El Divino Niño" y el mejor aceite de oliva de Almazara Huaynú de Eugenia y Juan.
De interés turístico en Chilecito
Apicola Santa Emilia
Nos recibieron amablemente en la Apícola Santa Emilia y nos hicieron una pregunta muy clara y precisa, ¿Quién quiere ir a ver las abejas en las colmenas?, algunos más reticentes se quedaron disfrutando de algunos productos para degustar que tenia servidos para nosotros, otros nos pusimos el traje de apicultor completo, parecíamos verdaderos astronautas, las capuchas son gigantes y nos dirigimos a las colmenas. En primera instancia las abejas estaban bastante tranquilas, la dueña, Ulda Pasten, comenzó a abrir las cajas y a sacar los marcos llenos de abejas que estaban construyendo los panales, da nervios ver tantos insectos juntos moviéndose, luego comenzó a ahumar los cajones para ayuntar y calmar a las abejas y poder retirar los marcos solo con la cera y la miel, buscó una reina para mostrarnos como eran, pero no andábamos de suerte, no pudimos verla. En algunos cajones, había unas cajitas con malla, que recolectaban el polen que los insectos traen en sus patitas, este es un buen suplemento alimenticio para nosotros y así se extrae, nos explicaron. Llevábamos un buen rato mirando y moviendo los marcos con abejas, creo que estas se estaban comenzando a enojar, porque empezaron a volar sobre nosotros muy cerca, así que las dejamos tranquilas y nos dirigimos a la bodega para quitarnos los trajes y desplazarnos a conocer la sala de producción. Esta es muy limpia y ordenada, nos contaron que antiguamente era un proceso muy lento la extracción de la miel ya que se hacía manualmente. Finalmente lo más esperado, poder llevarse algún producto proveniente de las abejas, puesto que fuimos valientes para conocerlas mejor, ahora probaremos su trabajo, una exquisita miel de flores de temporada, ¡ah¡ otro dato, la miel toma su color según las flores que usen las abejas para hacerla, por esta razón hay mieles muy oscuras y otras muy claras, y también por eso tienen sabores diferentes aunque sean de la misma apicultura. Fue una agradable experiencia, los invito a vivirla, es fantástica.
Plazas en Chilecito
Plaza Caudillos Federales
Chilecito es una ciudad de la provincia de La Rioja, en el noroeste de la República Argentina. Es la segunda ciudad más importante de esta provincia. No está claro el origen de su nombre, algunos creen que viene la palabra "Chileoito" que significa "tierra roja" en la lengua que hablaban los indios que habitaban la zona. Otra versión dice que se llama así, porque en la época de la colonia vinieron muchos mineros chilenos a trabajar en las minas de oro del Cerro Famatina. Si vos te encontrás en la ciudad de Chilecito, podés ir a la Plaza de los Caudillos Federales a dar un paseo tranquilo y reconfortante, rodeado de árboles y verde. Es un lugar donde la gente se suele reunir por las tardes o en los fines de semana para pasarla bien en familia. También se hacen reuniones y distintas actividades sociales con otros fines, por ejemplo, a principios del mes de junio de 2015 hubo una reunión con el tema de la campaña "Ni una menos" que es una campaña internacional en contra de la violencia de género.