Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

12 lugares históricos del Berlín de la Guerra Fría

  • Minube Must-Sees
Tours y visitas guiadas
Free tour por Berlín en español
(5381)
Gratis
Tour gratis
Excursiones
Excursión a Potsdam desde Berlín
(2371)
14
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por Berlín
(4542)
11
Con descuento
Tours y visitas guiadas
Paseo histórico por el Berlín del nazismo
(565)
11
Con descuento
Ver todos
12 lugares históricos del Berlín de la Guerra Fría

Durante la Guerra Fría, Berlín simbolizó la división que separó al mundo en dos grandes bloques enfrentados: uno liderado por EE.UU y otro por la URSS. A continuación te mostramos algunos de los rincones más famosos del Berlín comunista para que entiendas cómo eran las duras condiciones de vida en la parte de la ciudad que formaba parte de la RDA.

 

Tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue dividida en cuatro partes, tres administradas respectivamente por EE.UU., Francia e Inglaterra (que acabaron uniéndose en una sola) y otra por la URSS que acabó convirtiéndose en la República Democrática Alemana en 1949. Berlín estaba dentro del territorio de la RDA, pero fue dividida a su vez en una mitad controlada por Alemania occidental y otra por la RDA, en la que el día a día de sus habitantes bajo el férreo régimen comunista estaban condicionadas por una constante vigilancia, temor y ausencia de todo tipo de libertades.

 

El principal símbolo de esta época es el Muro de Berlín, cuyos restos se han transformado en grandes atracciones turísticas y culturales. Por ejemplo, la East Side Gallery es un tramo del muro de más de un kilómetro repleto de increíbles graffitis de artistas de todo el mundo. También puedes acercarte hasta Bernauer Straße para conocer el Memorial del Muro, situado junto al último fragmento íntegro de la antigua frontera y donde podrás aprender sobre su historia con exposiciones y materiales audiovisuales. Otros de los rincones más visitados de lo que queda del muro son los pasos fronterizos militarizados que despertaban el terror de muchos ciudadanos, como el Checkpoint Charlie, el más famosos de todos, o Tranenpalast, un antiguo paso fronterizo ferroviario. En ambos hay museos o exposiciones con documentos de todo tipo con los que podrás profundizar en esta gris etapa de la historia alemana.

 

Si quieres conocer un poco mejor la historia de la Alemania comunista y sus duras condiciones de vida, hay varios rincones berlineses que merece mucho la pena visitar. En el Museo de la DDR, situado frente a la catedral de Berlín, encontrarás interesantes exposiciones con objetos de sus habitantes y contenidos multimedia como antiguos informativos de televisión. Otros rincones de Berlín donde podrás conocer las contradicciones de la época son las estaciones fantasma, estaciones de Berlín este por las que circulaban los trenes del Berlín occidental. Las autoridades del este prohibieron el paso a las estaciones por las que pasaban los trenes “enemigos” para evitar así cualquier contacto o tentación de huida de los ciudadanos del este. Visita algunas como Nordbahnhof donde podrás ver una interesante exposición sobre el tema.

 

Por otro lado, la Stasi, el servicio secreto de la RDA, fue una terrible protagonista de la época. En el Museo de la Stasi, donde se encontraba el Ministerio de Seguridad del Estado, podrás conocer las salas en las que se llevaban a cabo labores de espionaje y vigilancia, mientras que en la prisión de Hohenschoenhausen, podrás conocer las lúgubres celdas en las que se detenía y torturaba a cualquier berlinés sospechoso de oponerse al régimen. 

 

Y es que la Guerra Fría fue una época de espías, conspiraciones, represión y una inacabable tensión política y militar. Si te acercas hasta la colina de Teufelsberg, en el Berlín occidental, podrás ver lo que fue una antigua estación de escucha de Estados Unidos, con sus grandes antenas parabólicas para intentar interceptar comunicaciones enemigas. Otro punto digno de las películas de espías es el Puente Glienicke (de hecho apareció en muchos libros y largometrajes de Hollywood), un puente que justo hacía frontera entre los dos grandes bloques de la Guerra Fría y era usado por ambos bandos para intercambiar espías que habían sido sorprendidos tras las líneas enemigas.

...Leer