Cuauhtémoc
Experiencias de los viajeros en Museo Mural de Diego Rivera

Museo Mural de Diego Rivera

Cómo llegar
Teléfono
Guardar Añadir tu experiencia
Martin Susel

El hecho de ir a México, no puede sin...

El hecho de ir a México, no puede sino obligarle a uno a conocer los frescos de éste buen hombre. Su mujer también tenía lo suyo, y ni que decirlo, pero por ahora solo me ocuparé de él y de ella, lo haré al momento de hablar de la casa de Frida.
Tomé unas cuantas fotos de su obra, creo que comentarlas está demás, a buen entendedor pocas palabras, y a quien sabe apreciar lo bueno, aún mas. He tenido la suerte de recorrer un par de lugares, me pude parar frente a obras dignas de admiración tanto a lo largo de América como en Europa, pero las cosas que hizo este buen hombre de Rivera, son para sacarse el sombrero. Espero que quien no ha tenido la suerte de ir a México DF, pueda siquiera imaginarse la magnitud de estos frescos mirando las fotografías.
Lamaga

Este pequeño museo, que pasa casi...

Este pequeño museo, que pasa casi inadvertido entre el gran movimiento cultural de Distrito Federal, alberga uno de los murales más famosos e interesantes de este genial pintor mexicano. En 1947, Diego Rivera retrató la Colonia, la Independencia y la Revolución mexicana en 74 metros cuadrados de mural. Es el Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.
Tela que ha sido objeto de numerosas críticas y también alabanzas, para mi supone el resumen de la historia mexicana en un único lienzo. Merece la pena contratar -o quizás encontrar casualmente- alguno de los numerosos entusiastas y estudiosos que acuden cada tarde a contemplar esta obra críptica que es fuente de inagotables interpretaciones y estudios. Nosotros tuvimos la suerte de encontrarnos con uno de estos enamorados de Diego Rivera -y de la historia mexicana- y entender un poco más la veneración que los méxicanos tienen a la Muerte, la conciencia de su pasado colonial, su independencia tormentosa y su afición por soñar -o dormitar, según se mire-. El lienzo se halla ambientado en la Alameda Central un parque contiguo en el que, aún hoy, multitud de personas dormitan en sus bancos. Rivera quiso ver en ellos una metáfora del pueblo mexicano: siempre soñando un futuro mejor pero quizás con pocas ganas de despertar y de levantarse de sus bancos...
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Museo Mural de Diego Rivera ayudarán a otros.
GUARDADO EN