El Arbós
Experiencias de los viajeros en La Giralda

La Giralda

Cómo llegar
Teléfono
Web
Guardar Añadir tu experiencia
Turiscapadas

No, no es la de Sevilla, si no la de ...

No, no es la de Sevilla, si no la de l' Arboç (Tarragona). A pesar de parecer un legado de los musulmanes, esta edificación no tiene más que cien años.

Fue construída como residencia por Joan Roquer i Marí, tercer hijo de una familia de farmacéuticos de l’ Arboç, quién partió a Barcelona a realizar estudios de segunda enseñanza. Allí adquirió nociones de arquitectura, dibujo y fotografía, que en un futuro le ayudaró para construir esta preciosa casa.

Se casó con Candelaria Negrevernis, quien heredó una gran fortuna de un familiar suyo de América, lo que les permitió ser partícipes y accionistas del Teatro Romea de Barcelona, así como del Teatro Arbosense.

Realizaron su viaje de novios en Andalucía, quedando impresionados con la belleza de sus monumentos, lo que les llevó a “transportarlos” a su tierra, creando La Giralda de l’ Arboç: Una torre de 52 metros de altura réplica de la Giralda de Sevilla, un patio central que reproduce el Patio de los Leones de la Alhambra de Granada , y una cúpula bizantina forrada de láminas de papel de oro como si fuera el Salón de los Embajadores de los Reales Alcázares de Sevilla.

En la planta alta, hay un excelente mirador a la montaña de Montserrat.

Tuvo mucha suerte de no ser bombardeada, ya que numerosas casas del pueblo quedaron totalmente destruídas.

Al cabo de los años, el dueño se arruinó y la tuvo que poner a la venta. Su segundo propietario también la vendió y actualmente pertenece a Manuel Camino Martínez. Tras diferentes restauraciones, y tras permanecer durante unos años cerrada, hoy en día tiene categoría de Bien Cultural, y podemos disfrutar tanto de su belleza interior como exterior.

Cuenta la leyenda que un vecino indiano rico de l' Arboç, fue a Andalucía a trabajar donde conoció a una joven sevillana con la que se casó. Viviendo en Cataluña, la mujer fue perdiendo poco a poco la alegría y cayó en una profunda tristeza. Al marido se le ocurrió llevarla a Andalucía de viaje, donde comprobó que la mujer volvió a revivir y quedaba maravillada ante la Alhambra, la Mezquita y la Giralda. A lo que al hombre se le ocurrió hacerle el mejor de los regalos, llevarle estos bellos monumentos al Arboç, frente a las montañas de Montserrat. Allí compró el terreno y mandó construir el mejor de los palacios, basado en estos monumentos. Y la mujer volvió a recuperar la alegría.

Es necesario hacer reserva para visitarla. También se celebran bodas, reuniones, conciertos...
Activar el traductor borracho

Traduce al español las experiencias en otros idiomas

ON
OFF
Izka
ESP
FRA
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre La Giralda ayudarán a otros.
4,00 sobre 5 (2 votos)
MUY BUENO