MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Atlanta?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Salas de Conciertos en Atlanta

2 salas de conciertos en Atlanta

Salas de Conciertos en Atlanta
Cobb Energy Performing Arts Centre
El Cobb Energy Performing Arts Centre (Dios, qué nombre tan largo) es el principal centro de eventos culturales de Marietta, Georgia. Cuando llegué a Atlanta en el 2010, en una misma semana se estaba presentando Tom Jones, un musical navideño y un congreso de coros de gospel de iglesias evangélicas del sur de Georgia. El Cobb Energy Perf... el teatro sobresale por su estructura moderna de naves que asemeja (muy a lo lejos, claro está) al teatro de la Ópera de Sydney. Cuando entras, sus paredes de vidrio, columnas de mármol, escaleras de alfombra, te dicen que estás en lugar correcto para disfrutar de un buen espectáculo. El precio de las entradas a los espectáculos puede variar desde $12 hasta $55. Yo pagué por Cindy Lauper y Dr. John $45 por dos sillas en el piso de arriba, desde donde se veía un poco lejano, sin embargo la acústica era tan buena que compensaba la distancia. Datos importantes: en el piso de abajo tienen venta de cervezas, vinos y demás licores. Es caro, prepárate a desembolsar tu cartera. Y el estacionamiento cuesta $8 desde que entras hasta que sales, sin importar la duración.
Salas de Conciertos en Atlanta
Variety Playhouse
Otro lugar imperdible en Little Five Points, Atlanta. El Variety Playhouse es un lugar de conciertos histórico. Se inauguró en 1940 y ponernos a nombrar la lista de artistas que han pasado por ahí es extensa, porque cualquier nombre que te imagines seguro ya pisó su tarima. Pero la última vez que revisé estaban presentando la gira de Living Colour, Trombone Shorty y The Breeders... en la misma semana. Las entradas cuestan casi siempre $20 salvo casos excepcionales. No tiene estacionamiento así que debes dejar tu carro parado en la calle, o pagar más de $15 por un puesto en un sitio privado. Lo importante del Variety Playhouse, además de ser un teatro "vintage" que los hipster adoran, es que se vanaglorian de mantener su espíritu "independiente", y en lugar de ellos tener que pelear por contratar artistas, son los artistas los que se pelean por tocar en él. Una joya del Litlle Five Points.