MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Muang Ngoi?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Pueblos en Muang Ngoi

8 pueblos en Muang Ngoi

Pueblos en Muang Ngoi
Muang Ngoi
Muang Ngoi es un pueblito del norte de Laos, un poco más lejos que Niong Khiaw todavía, generalmente se visita después, porque requiere una llegada en barco desde Niong Khiaw. Es un pueblo perdido, donde no podrás llegar por carretera, nada más por el río. El generador de electricidad para a las 9 de la noche, el alojamiento y la comida que obtendrás serán muy básicos, pero tiene unos paisajes excepcionales, y pasear por el río Nam Ou es una delicia. Si vas a quedarte unos días, trae una linterna para poder ver de noche, pero el pueblo no es nada grande y te ubicarás fácilmente una vez la luz cortada. Unas Guest House alquilan lanchas, canoas, ofrecen paseos por los senderos vecinos. Podrás seguir un poco más el río hasta el pueblo de Muang Khua, que tiene carretera para poder cruzar a China, Vietnam, o volver a bajar a Luang Prabang en bus. Algo que tienes que tener claro es que no hay internet, pocos hostales ofrecen agua caliente, y para salir del pueblo, solo se hace en barco, por lo cual depende del tiempo, y si tienes una agenda justa puede ser que no te convenga esperar un par de días para poder salir. Si te ha gustado Niong Khiaw, Muang Ngoi es aún más tranquilo, tradicional y remoto, y te gustará mucho!
Pueblos en Muang Ngoi
Poblado Ngoy Nua
El poblado de Ngoy Nua, como no, tiene su encanto; lástima que los turistas lo descubrimos hace unos años, ya que ahora, es un pueblo como si dijéramos, mal pintado, de diversos colores y sin forma auténtica. Aunque al llegar aquí tenemos la sensación de que estamos en la selva lo cierto es que para cierto tipo de viajeros el pueblo tiene demasiadas "comodidades", tales como tiendas, hostales, excursiones organizadas a pie y en barca y algunas actividades deportivas, eso sí, muy divertidas. Esto es algo que es válido para un grán número de turistas, los cuales son igual o mas respetados por mí; pero mi sensación fué de que yo había hecho muchos kilómetros, me había arriesgado demasiado, sufrido más y recorrido unos cuantos países como para sentarme en la terracita de un hostal bien "mono" construido con lo mejor que se puede encontrar por aquí y que me sirvieran un café en una bandeja. Al que busque eso, aquí lo tiene y por un precio irrisorio, al que no, al que quiera respirar lo que se respira en la selva de Laos, que siga camino hasta Banna( el paraíso de las mariposas), poblado del cual os dejo, creo yo, la bastante información en los rincones abiertos en "minube" como para llegar hasta ahí sin problemas....
Pueblos en Muang Ngoi
Llegada a Banna ó "el paraiso de las mariposas"
Durante las casi dos horas de marcha que andamos para llegar desde Ngoy Nua hasta aquí, Clara, mi amiga parisina me iba contando las maravillas de este poblado. No podía yo imaginar que todo lo que me decía se quedaría corto, cortísimo, al lado de la realidad. Todo lo que rodea a este pequeño-gran poblado es algo imposible de calificar para mi pobre vocabulario, que se queda lejísimos de acercarse ni tan siquiera a lo que sentí en el momento de llegar. Con mis casi 15 kilos a cuestas, con los pies pesados, mojados, llenos de barro, con todo lo que habíamos sufrido en la barcaza que nos trajo hasta Ngoy Nua.., madre mía que duro fué llegar hasta aquí!!..Y con el viento pegándonos de costado, no pude nada más que explotar y gritar de alegría cuando llegamos a las cercanías. La adrenalina es algo que producimos sin darnos cuenta cuando algo nos excita en demasía, esta es un aprueba de que uno ni la controla ni la maneja a su antojo, después de casi todo un día de odisea entre la selva....Tenía fuerzas hasta para jugar un partido de fútbol de 90 minutos ó como hice minutos después de instalarme irme a pescar al arroyo más cercano con el hijo del dueño del hostal-bungalow... Jejeje, que maravilla!!!
Pueblos en Muang Ngoi
Llegada poblado Ngoy Nua
LLegar hasta este poblado es bien sencillo y original; solo hay que coger una barcaza, típicas del páis, y remontar el río Mekong que aunque manso en esta época todavía te puede dar un susto ya que no te dan chalecos salva-vidas: Esto parece una pequeñez cuando se dice después de haber pasado esta experiencia, pero lo cierto es que en un río, sea cual sea el caudal, nunca sabes lo que te puede sorprender, un remolino de agua, un tronco flotando o una simple piedra que no has visto pueden dejarte para siempre en sus profundidades. Por lo demás solo diré que después de casi dos horas de barca, desde Muang Noy, llegamos sanos y salvos después de haber disfrutado de unas vistas increíbles, solo imaginables cuando uno se encuentra en medio de la selva navegando por un río imponente. Llegar a Ngoy Nua fué sencillamente precioso, otra de esas experiencias de las que estoy orgulloso de haber tenido..
Pueblos en Muang Ngoi
Banna,-ala este-
Aunque este poblado, Banna ó "el paraíso de las mariposa", era y es muy pequeño, solo puedo decir que está lleno, a rebosar, de rinconcitos maravillosos que parecen sacado de "El libro de la selva". Sus casitas en alto, construidas así por la abundante lluvia, sus gallinas y sus patos sueltos, sus acequias bien encauzadas, y su espesa vegetación me hicieron sentir un privilegiado por poder estar ahí. De un lado a otro del pueblo paseaba sin parar con una sonrisa tan grande que no me cabía en la cara. Solo si uno llega a este pequeño paraíso puede experimentar la felicidad que yo experimenté.. Así que sin nada más que decir, solo espero que algún día muchos de vosotros podáis disfrutar algún día de Banna (el paraíso de las mariposas).
Pueblos en Muang Ngoi
Nakasan
Nakasan, en sí mismo no tiene gran interés para el viajero. Su importancia le viene dada porque el puerto de esta pequeña población, es el que comunica "tierra firme" con cualquier isla de la zona llamada "4000 Islas" al sur de Laos. El poblado está a orilla de un gran ensanche del río Mekong, donde se forman estas islas. Hasta aquí, el viajero suele llegar desde Pakse o Champasak. Yo llegué en autobús local, que son camioncillos adaptados, desde Pakse. El bus me costó 40.000 Kips, (3'50€ más o menos). Son casi cuatro horas de viaje, pero a mi, aunque incómodas, me resultaron muy entretenidas, por los paisajes y por la oportunidad de contemplar la vida más rural del país. Si no tenemos la excursión contratada, en la misma estación se puede preguntar por el embarcadero, aunque es fácil, solo hay que seguir por la misma calle por la que circulaba el bus antes de parar. Y desde allí podemos partir hacia la isla elegida. También es el lugar de partida, una vez en tierra, bien hacia el norte (Pakse, Champasak) o hacia el sur, para cruzar la frontera y entrar en Camboya. Lo que más me llamó la atención fue la "gasolinera" que os dejo en la foto, y que es el sitio donde probé por primera vez los saltamontes fritos, esperando mi autobús para ir hacia el sur, en una peluquería donde los lugareños estaban tomando el "aperitivo".
Pueblos en Muang Ngoi
Ban Na
Resulta imposible contener un suspiro al recordar esta zona de Laos. Ban Na es un mini aldea situada a unos cuantos kilómetros de Muang Ngoi Neua. El camino es fácil y entretenido. Hay cuevas que visitar por el camino, otras pequeñas aldeas que también merecen una visita, pero sobre todo, los paisajes son espectaculares. Si tuviéramos una lista de sitios para volver, seguro que Ban Ha estaría entre los 10 primeros.
Pueblos en Muang Ngoi
Poblado "Oeibo"
Desde Banna y en tán solo media hora de distancia llegamos a otro poblado típico de la selva de Laos. Casas hechas de palma y de bambú, construidas en alto la gran mayoría para resguardarse de la humedad y de las trompas de agua que algunas veces al año lo inundan todo por la selva. Se llega de un poblado al otro por un sendero pequeño pero bien notorio, lleno de barro y charcos y zonas resbaladizas que, como a mí, te tirarán al suelo sino llevas cuidado. El poblado no tiene nada en particular pero..., tiene todo lo que necesita, zona de recreo para niños, zona de baño para.., todos, zona deportiva, zona para los animales y hasta zona para ir a lavar o coger agua para beber. A primera vista no lo parece pero después de comer en una chabola-restaurante que hay al fondo del poblado ya me dí cuenta a través de la charla que tuve con la camarera de que había de todo en Oeibo, un poblado mágico, tranquilo y en donde no me importó, a ellos tampoco, venir un par de veces a saludar a los que conocí y a tomerme un delicioso café, una de las grandes delicias de Laos, su café, el que yo acompañaba como buen valenciano, con leche condensada..
Destinos cercanos más populares