Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Rotorua?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Lagos en Rotorua

3 lagos en Rotorua

Lagos en Rotorua
El lago Azul y el lago Verde
No se cual de los nombre prefiero, si el pakeha (Blue y Green) o el maorí (Tikitapu y Rotokakahi). Lo que si tengo claro, es que la posibilidad geográficamente mágica de poderlos ver al mismo tiempo desde el modesto mirador en lo alto de una loma, es una experiencia imperdible. Pero las diferencias son abismales. El lago azul es el ideal para nadar, practicar esquí acuático, navegar en motora, vela o kayak, caminar por los innumerables senderos de sus orillas o recorrerlos en bici e incluso pescar sabrosos peces de agua dulce que tienen, según dicen un sabor especial. Su origen y forma es el de un cráter volcánico que las lluvias y los incontables arroyos se han encargado de llenar a lo largo de siglos, con una profundidad de unos 27 metros y un fondo de piedra pómez y riolita que refleja el sol y le da un color azulado a sus límpidas aguas. Por otro lado, el lago Verde se encuentra extrañamente a 21 metros por debajo del lago Azul y su color es debido al fondo arenoso y la colonia de algas que aprovechan su menor profundidad y por ello un agua más caliente para medrar en la vida. El agua caliente y el hecho de que toda actividad en las aguas del lago está prohibida, ya que es un lago sagrado, propiedad de la tribu maorí Te Arawa, que tiene en una isla en el centro del lago su lugar de enterramiento para los numerosos antepasados de la tribu. Vale la pena detenerse unos minutos y disfrutar de una panorámica de estos dos lagos que estando tan juntos son tan diferentes.
Lagos en Rotorua
Lago Tarawera
El lago Tarawera no suele estar dentro de los planes de visita de quien recala en la isla norte, ni siquiera estaba en los nuestros. Pero para nosotros sería el primer intento de probar las hot pools o piscinas calientes que salpican la geografía de las islas de Zelanda. Llegamos pues al lago con la intención de hacer la caminata que nos llevaría hasta ellas. La gran masa de agua es conocida entre los neozelandeses por la quietud de sus aguas, que permiten practicar todo tipo de deportes acuáticos, y bien avanzado el verano incluso bañarse, pero menos conocida es su actividad geotérmica, que calienta una playa aislada en el borde del mismo. Hasta hace poco el lugar sólo era accesible en barco, pero ahora se puede acceder por el recién inaugurado sendero de Tarawera. Aguas termales que fluyen por el lecho del lago y calientan una pequeña playa se presentaban como el lugar perfecto para terminar una jornada de exploración y relajarnos tras los centenares de kilómetros que habíamos recorrido durante el día. Desgraciadamente, un error en la página web consultada, dio al traste con nuestras esperanzas, y los veinte minutos que se supone que tardaríamos en hacer el sendero hacia el idílico lugar se transformaron una vez allí en tres horas. Imposible hacerlo con la noche tan próxima a nosotros. Así que no quedó más remedio que transformar el relax termal en otro no menos atractivo, el visual, y quedarnos en la orilla del lago disfrutando de los patos dormidos, el aire puro y el color único y transparente del lago Tarawera. Quizá para una próxima ocasión...
Lagos en Rotorua