Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Ribeira Grande?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Ribeira Grande

3 iglesias en Ribeira Grande

Iglesias en Ribeira Grande
Iglesia Parroquial del Espírito Santo
(1)
¡¡En pleno centro de la Ribeira Grande!! La iglesia parroquial del Espírito Santo, se encuentra ubicada en pleno centro de la Ribeira Grande justo enfrente del jardín municipal de Ribiera Grande, con vistas al océano Atlántico. Justo debajo de la iglesia se encuentra la oficina de turismo de Ribeira Grande. Esta iglesia data del siglo XVII y junto con su fachada son de estilo barroco y con claras influencias manuelinas. Lo que más resalta son la mezcla de colores con el blanco y el negro, y su esbelta torre con el reloj, que acaba en una balaustrada. Una de las pequeñas joyas que esconde el archipiélago de las Islas Azores.
Iglesias en Ribeira Grande
Nossa Senhora da Estrela
(1)
La Iglesia de Nossa Senhora da Estrela se encuentra situada en la Localidad de Ribeira Grande muy cerca de la Cámara Municipal. Construida en el siglo XVI esta iglesia a soportado durante el paso del tiempo grandes terremotos y hoy día sigue en pie gracias a las posteriores reconstrucciones realizadas por los habitantes de la localidad. La Iglesia de Nossa Senhora da Estrela es considerada también un museo de arte sacro por su gran contenido de obras de arte de la época. El interior está formado por tres naves con trípticos pertenecientes a la pintura flamenca. Por todo ello es considerada "Bien de Interés Turístico" siendo una de las visitas preferidas por los turistas que se acercan hasta la localidad. En general, según entendidos, es una de las construcciones religiosas mas valoradas de la Isla de Sao Miguel.
Iglesias en Ribeira Grande
Iglesia del Espíritu Santo
Tiene la particularidad de estar su fachada, decorada en estilo barroco portugués. Es una de las iglesias más decoradas de las islas, características todas por su austeridad. Su interior no sigue la tónica, su simplicidad queda alterada por el retablo barroco de madera dorada.