Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Brikama Ba?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Estaciones de Autobús en Brikama Ba

2 estaciones de autobús en Brikama Ba

Estaciones de Autobús en Brikama Ba
Transporte en Gambia
(1)
Hablar del transporte en Gambia es una de las cosas más apasionantes, ya que no tiene nada, pero absolutamente nada que ver, con lo que conocemos, eso sí, siempre que te separes un poco de los resorts y quieras conocer la realidad del país. Lo primero que hay que comentar son las carreteras, que nadie se imagine algo asfaltado porque se equivocará. Todas las carreteras son de tierra, se diferencian de los caminos porque son más anchas y de vez en cuando (pocas veces) aparecen señales de tráfico, como stops. Al ser de tierra en el momento en el que llueve se vuelven intransitables y se convierten en auténicos lodazales. En las carreteras siempre hay policías, en algunos lugares llegar a haber control policial cada 500 metros. A los blanquitos les piden todo tipo de documentos con el fin de conseguir dinero en el momento en el que incumplan la más mínima regla, mientras que a los autóctonos se les permite casi todo, pueden ir más de diez personas en un turismo pequeño con las ruedas medio reventadas que da igual, sólo en el caso de que piensen que pueden sacar algo pararán. Es realmente increíble. En cuanto a la velocidad, no importa demasiado que hay límites, porque como os podéis imaginar es imposible ir muy deprisa en esas carreteras y con esos vehículos. Pero quiero hablar sobre todo del transporte público. Es impresionante. casi todo el mundo se mueve de un lugar a otro en autobús. Son autobuses que proceden de occidente, allí son demasiado viejos para circular o están completamente reventados. Al verlos por fuera te quedas impresionado pensando en cómo puede andar, pero cuando te metes dentro ya te quedas sin palabras. Es raro que tengan todos los asientos, lo habitual es que tengan unos pocos y totalemnte desguazados, además la mayoría están quemados por dentro y como os podéis imaginar no los limpian todos los días ni mucho menos. Hay que esperar a que el autobús esté lleno para circular, así que puedes pasarte horas y ohras dentro de uno hasta que arranca, porque lleno no es que los asientos estén ocupados, sino que no quepa ni un alfiler. Como ejemplo os diré que en uno de los viajes nuestro dos "guías" fueron agarrados a no sé donde por güera del autobús y nosotros estuvimos con el alma en vilo todo el tiempo por si perdíamos a alguno de ellos. En cuanto a los taxis, hay "algo" más de comodidad. Es la otra forma de transporte más frecuente y hay bastantes, aunque también están todos completamente destrozados y sobre todo viejos. Pero la diferencia es que los taxistas cuidan muchísimo más su vehículo puesto que es la única forma de vida que tienen y porque lo han comprado invirtiendo los ahorros de toda su vida. Es una de las experiencias más recomendables de Gambia, en serio, aquí es donde conoces realmente su cultura y sus costumbres, porque cuando viajas en un autobús tienes pegado a ti a muchos autóctonos y compartes con ellos todo durante el trayecto. Eso sí, para vivir esta aventura hay que salirse de la zona de los resorts, porque allí no permiten ni siquiera a los taxis acercarse. Pero hacedme caso, si vais no dejéis de vivir esta experiencia porque merece la pena.
Estaciones de Autobús en Brikama Ba
Estación de autobúses de Serekunda
(1)
Como podréis imaginar el transporte en Gambia no tiene nada que ver con el transporte europeo. Las distancias son muchísimo más grandes y cuatro kilómetros se pueden convertir en un auténtico calvario en este país africano. En Gambia es muy raro ver a gente con vehículo propio, los únicos que tienen este privilegio son los taxistas y sus coches tampoco es que sean una auténtica maravilla. El resto de las población se mueve en autobuses, pero no como los que imaginamos. Los autobuses de Gambia tienen como mínimo 20 años y al verlos lo primero que piensa una persona es cómo son capaces de funcionar todavía. Tanto el exterior como el interior de los vehículos está completamente destrozado. A mi personalmente me recordaban a los autobuses que aparecen en televisión cuando han sufrido un ataque terrorista, porque es bastante habitual que tengan partes calcinadas o que incluso no dispongan de asientos. Algunos seguro que están pensando que también tiene que haber autobuses nuevos, que son los que con el paso del tiempo se convertirán en las reliquias de las que hablo, pero siento decir que no. Los autobuses de Gambia proceden de Europa. Cuando un vehículo se ha convertido en algo totalmente inutilizable en nuestro país, lo bajan a África y allí pueden servir otros diez años perfectamente. La estación de autobuses de Serekunda se ha convertido con los años en el centro neurálgico del transporte público de Gambia. Para desplazarnos de un lugar a otro hay que ir primero a Serekunda y desde allí coger el autobús que nos transporte hasta el destino deseado, por eso, en la estación de esta ciudad siempre hay decenas de autobuses y el tráfico es increíble. Es muy curioso y recomendable acercarse a este lugar ya que siempre está plagado de viajeros y de vendedores ambulantes que hacen todo lo posible para que les compres algo. Aquí podemos encontrar cientos de vendedores de frutas y sobre todo, cientos de niños que venden bolsitas de agua para saciar la sed. Desgraciadamente no es nada recomendable para los turistas tomar nada de esto, por muy buena pinta que tenga, ya que nuestro organismo no está adaptado al agua de Gambia y podemos cogernos parásitos y diarreas. Otra de las cosas curiosas que tiene este lugar es que sin quererlo podemos pasarnos toda la mañana en él, ya que la frecuencia de los autobuses es muy dispar. En Gambia ningún autobús arranca hasta que está completamente lleno, y con esto no me refiero a que estén todos los asientos ocupados, sino a que no quepa dentro (ni fuera en algunos casos) ni un alfiler. Por lo tanto, podemos pasarnos perfectamente cuatro horas esperando hasta que se llena un autobús, e incluso, si es un destino poco transitado, puede que estemos esperando y al final el autobús no parta hacia su destino por falta de viajeros.