Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Cidade Velha?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés cultural en Cidade Velha

2 de interés cultural en Cidade Velha

De interés cultural en Cidade Velha
Fortaleza de Felipe II
En 1533, Ribeira Grande era el centro incontestable del poder militar y religioso del archipiélago. Sin embargo esta prosperidad y riqueza acumulada en la ciudad provocaron que pronto se convirtiese en diana de repetidos ataques de navíos piratas. Como consecuencia fue construida en 1593 la Real Fortaleza de San Felipe para la defensa de la ciudad así como un sistema de fortificaciones que cubría toda la bahía. Poco antes se habían instalado numerosas órdenes religiosas que construyeron un gran número de edificios de gran valor artístico. Esta Fortaleza fue mandada construir por el Rey Felipe II de España, el inició de las obras comienza en 1587, motivada por dos violentos ataques realizados a la ciudad por el corsario inglés Francis Drake en 1578 y 1585. Pese a todo, y pese a que la fortaleza tenía un muro de “480 palmos” de altura que la cerraba y la protegía, fue tomada en 1712 por un asalto del corsario francés Jacques Cassard, que posteriormente saquearía la ciudad. En el año 1999 interviene cooperación española conjuntamente con el ministerio de Cultura del Gobierno de Cabo Verde para su restauración actual.
De interés cultural en Cidade Velha
La Catedral de Cidade Velha
Las ruinas de la única Catedral de Cabo Verde marcan indeleblemente la memoria colectiva de los caboverdianos. Según los datos del Episcopado de Don Frey Francisco da Cruz, responsable de la edificación de varios edificios religiosos como el palacio episcopal hoy desaparecido, el inicio de la construcción de la Catedral se presume hacia 1556. Hoy, tras los trabajos de consolidación emprendidos por Cooperación Portuguesa, sus ruinas se exponen a cielo abierto, pudiéndose apreciar sus dimensiones colosales. Iniciada en 1556, tanto su localización en zona periférica y poco protegida, como sus dimensiones excesivas suscitaron serias objeciones. Se cree que las obras fueron suspendidas en torno al año 1592, permaneciendo paradas por un deterioro de cerca de 150 años. La Catedral sólo estuvo terminada (y quizás no definitivamente) en torno del año 1700. Desgraciadamente, en 1712 fue saqueada por los piratas franceses de Jacques Cassard, que dejaron la Catedral bastante dañada y robaron parte de su interior, incluidas las campanas.