MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Delta Amacuro?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Delta Amacuro

10 colaboradores
Los destinos más populares

5 cosas que hacer en Delta Amacuro

Reservas Naturales en Tucupita
Delta del Orinocco
(3)
Partiendo de Maiquetía (Caracas) hay que trasladarse a Maturín, la puerta al Delta del Orinoco. De Maturín al puerto fluvial de San José de Buja uno de los accesos a la selva y al Delta. En Maturín y por medio de lanchas tipo curiara con motor fuera borda y tras unas horas de navegación se llega a los campamentos. Estuve en el Orinoco Eco Camp, aunque hay varios extendidos a lo largo y ancho del Delta, todos son por el mismo estilo. Los campamentos son rústicos, compuestos por un comedor común con tejado de palma y diferentes chocitas independientes que hacen a las veces de dormitorio, en ellas hay colgada una hamaca con mosquitera para dormir . No hay luz, el teléfono no tiene cobertura y por supuesto no hay internet, así que hay que olvidarse de todo y disponerse a vivir una aventura, aventura apasionante y a la vez plácida y relajante puesto que todas las excursiones se hacen con embarcación por el rio y parten del mismo campamento. Hay distintas salidas, una de las más atractivas es la salida de la noche en busca de cocodrilos, éstos son deslumbrados por los focos instalados en la lacha, los guías nativos los cogen con las manos (el cocodrilo del Orinoco es más bien de reducido tamaño), una vez realizada la fotografía son devueltos al rio. Esta excusión tiene un valor añadido, te permite contemplar el nítido cielo de noche, sin contaminación lumínica, una luna espectacular y el cielo tachado de rutilantes estrellas. Las lanchas paran sus motores durante un determinado tiempo, el silencio es total, solo se oye el rumor del agua y el canto de los grillos, una sensación única. El Delta del Orinoco está formado por un laberinto de canales. Uno de los atractivos del Delta son los palafitos, construcciones lacustres de los indígenas Warao, la etnia del Orinoco, viven en sus casas flotantes. Una vida sencilla en torno al rio, viven de la pesca, de la caza y de las artesanías que elaboran. Viven en perfecta comunidad. Los indígenas Warao no pagan impuestos y gozan de una serie de privilegios toda vez son los dueños del Delta. La fauna es muy rica, gran variedad de monos, aves de todas la especies, tucanes, loros, etc. Lo más destacable es la vegetación, bosques, manglares tan tupidos que impiden el paso, flores, orquídeas, algunas de muy exóticas y curiosas. Una baya alargada como una algarroba y tirando de un extremo se abre una espectacular flor. Ver el atardecer desde el rio, la puesta de sol en la selva del Orinoco es tan bella que es una fantasía, un sueño. www.rodamons.net
De interés turístico en Tucupita
Caño Manamo
El Manamo, es un curso de agua con vida propia, alrededor de él se ciñe la agricultura, la pesca, la ganadería y el establecimiento de pequeños centros poblados. A medida que se avanza y se acerca a su desembocadura, las comodidades desaparecen, la fauna y la flora resaltan (como es el caso de la Palma de Moriche); y las comunidades Warao comienzan a recibirte entre saludos y sonrisas, sin importar si te conocen o no. En su curso, podrás observar ruinas del pasado comercial, de esos barcos pesqueros. Ciertamente, es un museo vivo, de nuestras raíces, costumbres y actividades de subsistencia. Sigue disfrutando con nosotros de este paseo maravilloso que disfrutemos gracias a la Fudación de Historia Ecoturismo y Ambiente (Fundhea). Link al primer artículo (aquí)
De interés turístico en Tucupita
Morichal
Después de nuestra llegada a Tucupita, viajar por Caño Manamo hacia nuestra posada, partimos al día siguiente rumbo a la comunidad de Morichal. Warao (Gente de las embarcaciones), son una comunidad indígena que habita en los caños del Delta, y cuya forma de subsistencia "actual" es el turismo, la casa, la pesca, la recolección y la artesanía. Uno creería que, en su totalidad, se trata de personas totalmente diferentes a nosotros (primitivas), pero de verdad tienen mucho que enseñarnos. Algunos tienen la posibilidad -por cercanía- a los centros poblados o a las comunidades más numerosas, de recibir educación. Otros reciben formación técnica y hay quienes han abandonado su tierra, para migrar a las grandes capitales y formarse profesionalmente. Hoy en día, estas comunidades merecen de nuestra atención, su arte, su gentileza, su gastronomía es inmensamente rica. En esta comunidad, gracias nuestra intérprete Aracelis, pudimos disfrutar de todo esto, navegar en curiara y aprender un poco sobre la recolección de los frutos. Apreciamos fauna local (como el pequeño cunaguaro) y descubrimos que podemos colaborar con ellos, valorando su trabajo hecho a mano, para nosotros, para ustedes. Así que, ¿qué esperan? Los invito a conocer esta región de Venezuela!!!
De interés cultural en Tucupita
Wakajarita 1
De un corte de la Palma e Moriche, la mujer Warao comienza a conseguir la fibra necesaria para la fabricación de cestas, collares, pulseras, carteras. De la madera se tallan pequeñas figuras alusivas al lugar y con la reutilización de bolsas de plástico, dotan de color cada accesorio elaborado, bajo la firma Warao. Así es esta comunidad, que nos brindó un atardecer maravilloso a orillas del caño y permitió, entre cantos y bailes, conocer un poco más de las comunidades del Delta.
Islas en Pedernales
Isla de plata... Venezuela
Una isla de descanso, excelente atención, buena comida....