Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Lappland?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Lappland

103 colaboradores
Lo más reservado en Lappland y cerca
Civitatis
36
Civitatis
17
Civitatis
(2)
70
Civitatis
55
Civitatis
105
Civitatis
132
Civitatis
105
Civitatis
84
Civitatis
61
Civitatis
50
Civitatis
110
Civitatis
182
Civitatis
110

45 cosas que hacer en Lappland

Reservas Naturales en Rovaniemi
Napapiiri
(10)
Napapiiri es el nombre que dan los finlandeses al Círculo Polar Ártico y esta línea imaginaria pasa por La ciudad de la Navidad, visitada por muchos turistas por ver en ella al "auténtico" Papá Noel (Joulupukki para los finlandeses). Hay autobuses que te llevan a Napapiiri desde la estación de tren de Rovaniemi. No me acuerdo del precio pero lo pondrá en la página web y los horarios vienen también. Es bastante divertido. Si quieres te puedes sacar una foto con él que aunque te la dan muy bien presentada, cuesta bastante cara (25 €). Incluso puedes llevarte un vídeo de tu visita pero eso sí que es caro (175€). La foto te la acabas llevando porque quieres un recuerdo... Por supuesto visitarle es gratuíto. Joulupukki es un tío muy carismático, gigantesco y que sabe hablar español, aunque se supone que debe hablar todos los idiomas no?? :P No, en serio, es muy carismático y sabe hablar hasta japonés... Merece la pena la visita. Lo suyo es ir en Navidad supongo, pero está realmente lleno de gente de todo el mundo. En las paredes de la casa de Joulupukki se pueden ver fotos con muchos famosos. Además cerca de allí se pueden conducir motos de nieve, trineos de perros o renos que en algunas ocasiones son visitas guiadas y te llevan por el bosque a casitas en las que te sirven té o sopas mientras te cuentan historias... Otra cosa que podéis hacer es ir directamente a la granja de renos que está cerca... También en la época de invierno, donde la noche es mucho más cerrada y en días despejados se puede ver con más facilidad en Laponia la aurora boreal y también organizan excursiones al bosque para ir a verla. Yo no tuve tanto tiempo de hacer todas las cosas que os recomiendo pero ahora la verdad q escribiendolo me entran ganas de conducir un trineo de perros! Sobre Todo con el calorazo que tengo en Madrid. Estuve a principios de Marzo y creo que no subió por encima de -15ºC. Mucho frío!
Ciudades en Rovaniemi
Rovaniemi
(6)
Capital de Laponia finlandesa, situada en el Círculo Polar Ártico, que en cada época del año ofrece experiencias inolvidables. Hace dos veranos viví la experiencia del sol de medianoche y tenía muy claro que también queria vivir la magia de la aurora boreal, luces del norte, guirnalda del cielo nordico..... como más os guste.... Que es una aurora boreal ? Os invito a quedaros con la explicación que más os convezca 1- Según una vieja leyenda el origen de la aurora boreal, es la cola del zorro que corría por los montes lapones, al golpearla contra el monte nevado y las chispas que salían de los golpes se reflejaban en el cielo ..... 2- Fenómeno visiblemente cerca de los polos ,se forma cuando particulas cargadas electricamente son lanzadas dentro del campo magnético de la tierra.Dichas particulas si son de oxígeno el colorido será de los colores primarios de la aurora verde/amarillo, si son rojos los produce el nitrógeno,el helio es el responsable del rojo/púrpura. - Fue una maravilla poder vivir este espectáculo que el cielo nos brindó la última noche. Después de pasar ocho noches en laponia, primero en Salla y seguido en Rovaniemi, me daba mucha rabia pensar, que me iba a ir sin verla....., aunque se hizo derrogar al final salió. Verla te deja sin palabras.
Ciudades en Inari
Inari
(1)
Continuando nuestra estancia en Akäslompolo una noche decidimos que el día siguiente visitáramos INARI. La ruta recomendada por Michelín y consultada antes del comienzo del viaje, seria llegar hasta Rovaniemi y por la E-75 atravesar Ivalo y llegar a nuestro destino Inari. Pero el GPS (tomtom) que es muy listo nos llevó por el camino más corto y quizás el más salvaje que hemos efectuado pero a su vez el más hermoso. Desde Akäslompolo nos llevó hasta Sirka muy cerca de la estación invernal de Levi, para que desde allí y a través de una pista forestal, muy ancha y mas o menos sin baches, durante más de 80 kms. Sin más compañía que la los renos y escasas granjas llegásemos a la E-75. La soledad experimentada ha sido la más inmensa del mundo. Si pensáis en hacerlo os aconsejo que el coche vaya repleto de combustible y rezar para que no suceda ninguna avería. A pesar de todo si vuelvo, que lo intentaré por todos los medios, lo vuelvo hacer pues la experiencia es extraordinaria. El recorrido es de unos 350 kms. Aproximadamente entre ida y vuelta. Inari es la capital cultural y principal núcleo urbano de los SAMI. Está situado a orillas del lago que lleva su nombre y que es por su extensión el mayor de Laponia, segundo de Finlandia y sexto de Europa. En su interior alberga más de tres mil islas, aunque la más conocida es la llamada UNKOKIVI, lugar donde se producían los antiguos sacrificios Samis. El lago en cuestión se puede recorrer en barco o en uno de los hidroaviones existentes, cosa que por desgracia nosotros no hicimos. Visita obligada aparte del lago es el museo SILDA. Dedicado a la cultura SAMI se encuentra dividido en dos partes. Una situada en la parte interior o cubierta que contiene fotografías antiguas, útiles de limpieza y caza etc. Y otra exterior donde se contempla una réplica de un antiguo poblado Sami. Un recorrido que te invita a retroceder en el tiempo. Bastante bueno y merecedor de una visita.
Sitios insólitos en Rovaniemi
En Busca de papa Noel (Laponia finlandesa)
(5)
Pasar una semana en esta maravillosa parte del mundo que muy poca gente sabe como es. Por eso en mi opinión hasta que no llegue allí no me creía que estaba allí. Mas de uno lo denomina el medio de la nada porque si vas a disfrutar de esta gran aventura en medio del bosque disfrutaras de su fauna y flora y los paisajes maravillosos que puedes contemplar, es todo lo contrario a una ciudad o pueblo. No hay ni contaminación, ni ruido alguno solo de animales disfrutando de su medio natural. Una experiencia inolvidable la cual me encantaría repetir un millón de veces.
De interés turístico en Kolari
Akäslompolo
(2)
Después de 4.400 kms. Y de haber pernoctado en Orleans, Hamburgo, Estocolmo (dos noches) y Umea, por fin nos encontrábamos en uno de los rincones más bellos de Europa. Es uno de los lugares que siempre tendré en mi corazón. Aquella soledad y tranquilidad, solo rota por la aparición del algunos renos y ardillas, hacen que el corazón y el espíritu se encuentren contigo mismo. Estuvimos por intercambio del tiempo compartido en una cabaña del complejo HOLYDAY CLUB YLLÄS, sinceramente genial. La estancia fue del 12 al 23 de agosto del año 2006. En los primeros días el sol se ponía alrededor de la una de la madrugada para volver aparecer a las cinco, aunque la claridad aunque fuese poca no se quitaba nunca. A tan solo cien metros teníamos un pequeño pero hermoso lago, unos de los miles que existen en Finlandia. Por su orillas paseamos en diversas ocasiones pero sobre todo al atardecer, el ocaso del sol y el silencio te invitaban a la meditación más profunda, realmente apasionante. El pueblo en si, distante de la cabaña a unos tres kilómetros estaba formado por otras diseminadas por el campo por lo que la sensación de amplitud es enorme. ¡Que gran diferencia con Madrid!. Por aquel entonces sólo existía un bar-restaurante donde todas las tardes íbamos a tomar una cerveza, un supermercado bastante bien surtido y una minitienda que tenía un pequeño bar al lado, poca cosa pero lo suficiente para vivir. Lo primero que sorprende es la cantidad de renos y ardillas que hay. Los primeros con su peculiar manera de caminar que es lenta y monótoma, van completamente a su aire sacándote alguna veces de quicio pues se plantan en medio de la carretera y no se apartan hasta que no lo consideran oportuno. Con las ardillas es otra cosa, su agilidad y destreza son únicas. ¿Os imagináis a una de ellas comiéndose una galleta redonda?. Sencillamente genial. Ver como la cogen y la dan vueltas con sus manos para roerla por todas las parte por igual es una experiencia digna de vivir. Durante el día las teníamos constantemente en los alrededores y en la terraza de la cabaña esperando a que las diésemos de comer, las era igual una galleta, pan, sandía o pistachos los que pelaban con una destreza sublime. Durante aquellos días tuvimos la ocasión de visitar Kitila, Kolar, Inari, Rovaniemi, Sodankylä y Muonio que ya iré subiendo poco a poco a mis rincones. Durante nuestra estancia, una tarde estando tomando una cerveza observamos la llegada de un coche con matrícula filandesa. Se bajaron dos matrimonios y se acercaron a nuestro vehículo para ver la matrícula. La sensación de extrañeza y asombro al ver que era un coche de España se transmitió rápidamente en sus rostros. El resultado fue que eran también españoles pero que habían volado hasta Helsinki y allí habían alquilado un coche. No entendían el porque en lugar de hacer como ellos que seguramente sea lo más cómodo, nos hubiésemos atrevido a hacer tantos kilómetros para llegar hasta allí. Tratamos de explicarles que las experiencias vividas durante el trayecto te reconfortan mucho más que la comodidad, pero seguían sin entenderlo. Lo que no sabían era que aún nos quedaban otros 9.000 kilómetros para regresar a casa. Aunque la estancia era hasta el día 15, ya habíamos reservado el camping en el Cabo Norte para el día 13 por lo que en la mañana de este día partimos para el que en verdad era nuestro objetivo.
De interés cultural en Kittila
Levi
(1)
El viaje que hicimos a Levi ha sido una de las experiencias más interesantes que he vivido nunca. Levi en sí mismo, el pueblo, no es gran cosa, pero la cantidad de nieve y los paisajes que forman hace que cualquier lugar sea grandioso y espectacular, sobre todo para la gente que estamos acostumbrados a sol y playa. Lo mejor de este viaje ha sido, sin duda, participar en actividades relacionadas con el deporte que allí suelen practicar los lugareños: Viajes sin fin en motos de nieve, trineos tirados por huskies y esquiar. Lo único que lamentamos es no haber podido ver la Aurora Boreal, que dicen que es algo espectacular. Finlandia es un país bastante desconocido por los españoles y creo que ha llegado el momento de que empecemos a incluirlo en nuestros planes vacacionales. Es cierto que no es barato venir aquí pero compensa cuando compruebas que es todo lo contrario a lo que estamos acostumbrados a ver y merece la pena sólo por vivir experiencias que en nuestro país serían inimaginables.
Castillos en Kemi
Lumilinna (Castillo de Hielo)
(5)
El Castillo de hielo de Kemi es una de las mayores atracciones de Laponia en invierno. Está situado en el Golfo de Bothnia. Se construye todos los años a finales de Enero y permanace en pie hasta Abril (si el tiempo lo permite). Dentro se pueden encontrar un hotel, un restaurante e incluso una capilla, todo hecho en hielo. Puedes reservarte una habitación y disfrutar de una experiencia inolvidable. Pero si no te lo puedes permitir, simplemente puedes visitar su interior por 8 euros (niños por 4).
Iglesias en Kemi
Iglesia de Kemi
Esta iglesia es bastante moderna, pero me llamó la atención por el color que sobre todo cuando yo estuve en invierno destacaba bastante. Fui a ver el castillo de Hielo Lumilinna que se construye todos los años en invierno, pero también me gustó mucho su iglesia. Es una iglesia evangélica luterana diseñada por el arquitecto Josef Stenbäck y fue completada en 1902. Fue remodelada en 2003.
Reservas Naturales en Rovaniemi
Vikaköngäs
Después de estar en la Casa de Santa Claus (Joulupukin Pajakylän osuuskunta) donde se encuentra la línea que marca por dónde pasa el Círculo Polar Ártico (66º 33' 45 '' Norte) , empezamos a descender hacia el Zoo de Ranua, conocido por tener una familia de osos polares. Paramos en un área de servicio, que invitaba a caminar por un gran puente que atravesaba el río Raudanjoki. Merece la pena perderse por este pequeño trekking, deleitarse con el paisaje, subir a un mirador que hay a medio camino y maravillarse con la belleza de Finlandia. Si vais, no olvidéis firmar en los libros que encontraréis en diferentes puntos del camino.
Museos en Muonio
Muonio
Una de las mañanas de nuestra estancia en Akäslompolo no dirigimos a Muonio situado a unos 55 kms. Más al norte. El objeto era comprar algo en algún supermercado que hubiera y una botella de Whisky en una tienda de las llamadas ALCOHOL. A este recto conviene saber que en todos los países escandinavos en los supermercados o tiendas normales sólo venden bebidas alcohólicas hasta una cierta graduación que es bastante baja. Si se quiere comprar cerveza o licores se tiene que hacer en unas tiendas especiales y controladas por los gobiernos que se llaman ALCOHOL con unos precios altísimos. Por ejemplo aquí en España una botella de JB por ejemplo suelo costar del orden de los 13 euros y allí se va a cerca de los 23 ó 25. Estas tiendas no están en muchos de los pueblos. Después de hacer las correspondientes compras nos dirigimos a visitar el KIELA NATURIUM en la que se puede ver algo de la vida de samis y asistir a una proyección en 3D donde te van enseñando diversas formaciones de auroras boreales. Para los que no hemos tenido la oportunidad de observarlas en vivo y en directo, este documental es bastante digno de ver. El precio de la entrada en el año 2006 era de 10 euros para adultos y 6 para niños.
Lagos en Kolari
Atardecer en Akäslompolo
Quizás uno de mis recuerdos más gratos de nuestra estancia en Akäslompolo fue los varios días que pasamos viendo las puestas de sol en el lago del mismo nombre. El silencio y la soledad eran totales lo que te proporcionaba una tranquilidad de espíritu que quizás hasta daba un poco de respeto. Lo que voy a mostrar, es una selección de lo que capte con la cámara durante muchas horas que transcurrieron desde mas o menos las 12 de la noche a las 2 de la madrugada cuando el sol casi se ocultaba para volver a aparecer a la hora y pico.
Iglesias en Sodankyla
Sondankylä
De vuelta de las minas de Lampivaara nos dirigimos a visitar y sobre todo para hacer una comida, merienda-cena porque estábamos desfallecidos. En la calle principal de Sondankylä que es donde se ubican casi la totalidad de comercios de la ciudad, nos metimos en una pizzeria que a mi en particular no me agradan, pero que a la vista de la escasa oferta fue inevitable. Amparo y Rodrigo se pidieron dos pizzas y yo un kebab. La sorpresa nos la llevamos cuando nos lo sirvieron. Las pizzas tenían alrededor de un metro de diámetro cada una y el kabab no había quien lo cogiese del tamaño que tenia y por eso venía en una especie de inmenso cuenco. A la vista de esto fue cuando nos explicamos el porqué tenían colgados de la pared rollos de papel de aluminio y porque coincidimos con un padre y su hijo que como no pudieron terminárselo, lo que les sobro lo envolvieron en este papel y se lo llevaron para su casa. Se trata de una curiosa costumbre que hasta la fecha no he visto en España. Sondankylä en cuestión tiene poco que ofrecer turísticamente hablando, tan solo es digno de ver la Iglesia más antigua de Laponia. Construida en madera en 1689 reposan bajo su suelo los cuerpos momificados de antiguos párrocos y sus familias. Empezaba a llover y el camino de vuelta hasta Akäslompolo era largo y difícil y si encima tenías que soportar agua, aún todavía más por lo que decimos dejar rápidamente esta visita.
Monumentos Históricos en Kemi
Faro de Bengtskär
(2)
Estamos en el lugar habitado más al sur de toda Finlandia, en el faro de Bengtskär, todo un símbolo del país y, sobre todo de la zona, con una historia cargada de episodios trágicos pero también de momentos únicos. Ha sido un lugar muy disputado desde que en 1906 se construyó y ha sufrido conquistas y ataques de todo tipo, a los que ha sobrevivido. Su situación lo convirtieron durante las guerras mundiales en un enclave importantísimo de paso principalmente hacia Rusia y para el control de la zona, por lo que fue muy codiciado. Sus 52 metros sobre el nivel del mar (con sus 252 escalones) se levantaron en menos de un año y su luz podía verse desde unos 40 kilómetros, convirtiendo esta escarpada zona rodeada de pequeños islotes en un lugar más seguro para los buques que por allí transitaban. Pero llegó la Primera Guerra Mundial y en 1914 fue bombardeado, aunque previamente el farero y su familia fueron evacuados. Tras la guerra hubo un periodo de paz, hasta que en 1941 las tropas rusas trataron de invadirlo para destruirlo, ataque que fue repelido por apenas 41 finlandeses entre los que se encontraban los trabajadores del faro. Tras esta época de guerras y ataques, comenzó un tiempo más tranquilo para el faro y con él su restauración y modernización, que se completaron en 1995, fecha en la que se abrió al turismo como un monumento histórico. Y, realmente, merece mucho la pena visitarlo, simplemente por lo impresionante de la construcción y lo trágico y épico de su historia. Hoy en día se puede llegar desde Hanko (a unos 25 km en barco) o desde Kasnäs, quizás la forma más recomendable, pues desde aquí parte un ferry que, previamente, para en la isla de Rosala y su centro vikingo. El viaje de Kasnäs al faro dura una hora y cuarto más o menos, aunque a la ida se hace la parada en Rosala para comer. A la vuelta es directo. El precio desde Käsnas, con parada y comida, es de unos 55 euros. Incluso el faro tiene unas pocas habitaciones en las que quedarse y disfrutar (a partir de unos 70 euros) de un alojamiento completamente distinto a cualquier otro. La visita (con guía en inglés o finlandés) cuesta 7 euros adultos y 3 niños.
De interés turístico en Sodankyla
Minas de amatista en Lampivaara
Ubicadas en una colina a 5 Kms. De Luosto, 43 de Sondakylä y 180 de Akäslompolo nuestra residencia, se encuentran estas minas de amatista única de su clase en Europa que está en activo. Después de conducir alrededor de cuatro horas por unas carreteras en bastante mal estado y con obras por fin llegamos a Luosto, estación invernal de bastante renombre en Finlandia. La cuestión ahora era como encontrar el acceso a esta minas. Por las calles del pueblos no había nadie y después de dar varias vueltas para arriba y abajo por la carretera, por fin vimos que una pequeña tienda abría sus puertas. Entramos y una bena señora muy amable nos medio indico como llegar hasta ellas. Después de conducir otros dos kilómetros, por fin vimos un pequeño letrero a nuestra derecha que indicaba la dirección. Me tocó conducir otra vez por una pista forestal hasta llegar a una explanada en medio del bosque que hacia las veces de aparcamiento. Esta vez la señal estaba colocada de un abedul e indicaba una distancia hasta la entrada de la mina de 2,5 kms. Que transcurrieron por una senda que aunque no era muy inclinada al final se hacia notar. Por fin nos encontrábamos a la entrada alrededor de las dos de la tarde y sin comer absolutamente nada desde el desayuno. Un pequeña cabaña que hacía de bar y tienda de regalos era donde se expedían las entradas. El precio era de 11 euros por adulto y 6 por niño, indicándonos que aún faltaba media hora para que comenzase la visita guiada. Visto esto nos decidimos pedir unas coco-colas y unos bollos que estaban realmente malos para comer tan siquiera algo. El precio fue desorbitante y nos quedamos igual que estábamos. Llegada la hora de la visita, una chiquita bastante joven que no era si no la hija de la señora de la tienda, nos hizo subir al reducido grupo de personas por unas escalera de madera interminables. Según se ascendía se podían apreciar los guijarros que habían desechado los mineros, que en total y en la actualidad eran cinco. En la cima nos enseñaron dos cabañas con útiles para la extracción totalmente manual de las amatistas como picos y palas, así como los habitáculos y servicios de los mineros n estado realmente lamentable. Al final de la visita y después de pasar por un túnel practicado para obtener las piedras, nos dieron una especie de azada pequeña al objeto de picar un poco la superficie de la loma y encontrar pequeñas amatistas, claro está que no poseían algún valor pues eran tiradas por ellos mismos para los turistas. Nosotros encontramos cinco o seis de ellas pero al llegar a la salida únicamente podías llevarte como recuerdo una o dos, las demás las esparcían de nuevo. Al terminar la experiencia nos hartamos de reír al pensar que encima que es un timo, nos habían hecho trabajar. La verdad es que esta excursión no fue de las mejores pero si quizás la más curiosa.
Museos en Rovaniemi
Museo Arktikum
(2)
Una visita interesante y obligada si se va a pasar por Rovaniemi. Se puede aprender mucho de la cultura ártica así como ver y comprender la cantidad de fenómenos naturales que se producen en esta región, como por ejemplo el kaamos(cuando no el sol no sale en todo el día...) .Auroras Boreales, trajes típicos, animales, costumbres..... En resumen, merece la pena visitarlo aunque no esperéis el mejor de los museos. Por fuera también es muy bonito. La entrada cuesta 8€
Lagos en Rovaniemi
(4)
Zoos en Ranua
Zoológico de Ranua
(1)
Información que he encontrado en internet interesante :)
Iglesias en Inari