MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Burkina Faso?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Burkina Faso

79 colaboradores

36 cosas que hacer en Burkina Faso

De interés cultural en Gaoua
Los reyes Gan
(1)
En Burkina Faso puedes encontrar realidades extrañas, casi paralelas, al orden vigente. Un buen ejemplo es el pueblo Gan, que aún se rige por su propia dinastía real. El rey Gan actual, cuando visité aquel pueblo en el 2008, tenía 32 años y llevaba en su mandato desde el año 2004. La tradición le obliga a heredar y hacerse cargo de todas las mujeres e hijos de los anteriores reyes y reinas, a los que, una vez fallecidos, se les erige una estatua en un pequeño poblado paralelo al de los vivos. Las estatuas, de barro, se hallan cobijadas en réplicas de las chozas de los vivos. Dicho rey tenía a fecha de Agosto del 2008: 14 mujeres y 71 hijos!!! no sé si la cuenta habrá aumentado, supongo que a partir de ahí dependía de él :-). El caso es que no es ninguna bicoca esta herencia, como podéis imaginar. Este hombre, que había estudiado en la capital del país y ya tenía una vida más urbana, de la noche a la mañana tuvo que volver y hacerse cargo de esta grandísima familia (mujeres que le doblan la edad, hijos que tienen la suya o más...), además del resto de súbditos. Y hacerse cargo implica asegurar que tienen comida, vestido, salud, etc. Por cierto, nos recibió amablemente y después de un ratito de charla nos permitió hacerle algunas fotografías, hasta que decidió que había llegado la hora de despedirnos. Por supuesto, es un rey!!
Cataratas en Banfora
Las cascadas de Karfiguéla
KARFIGUELA Cerca de la ciudad de Banfora y atravesando enormes campos de caña de azúcar, llegamos a las Cascades o Chutes de Karfiguela, uno de nuestros lugares favoritos para ir de excursión y hacer un buen picnic, tomar el sol y darnos un bañito. El paseo empieza en una gran poza a los pies de las cascadas y tras una escaladita de 15 minutos llegamos a la cima. La subida no es complicada porque hay escalones excavados en la roca y es lo bastante fácil como para ir cargados con una buena merienda! El premio es una vista espectacular de la meseta y un spa natural lleno de frescos chorros de agua y pequeños jacuzzis. A partir de aquí se puede seguir subiendo un poco, chapoteando por la orilla del río hasta encontrar el lugar ideal para instalarse. En la estación de lluvias las cascadas son más espectaculares. Siempre merece la pena hacerles una visita!!
Ciudades en Ouagadougou
Burkina Faso
(1)
Sorprendente, quizás, por ser mi primer viaje a África, pero altamente gratificante. Imágenes imborrables e inolvidables que hacen que sientas su sonrisa, sus colores, su alegría, sus ganas de vivir, sus valores. Es volver a la esencia humana, esa inocencia que viene del corazón y que siempre sonríe. Volveré seguro.
De interés cultural en Bobo Dioulasso
Koro, un pueblo en las alturas
KORO, un pueblo en las alturas Koro es el único pueblo elevado de Burkina Faso. Cuentan que su primer habitante fue un hombre que, harto de las guerras entre tribus, subió a esta montaña para vivir en paz, poco a poco le fueron siguiendo los demás y al final se establecieron allí definitivamente. En este pueblo la vida transcurre tranquila como si el tiempo allí no pasara y se divide en tres quartiers, el de los alfareros, el de los herreros y el de los agricultores. En cada plaza hay un fetiche que les protege de los peligros y ahuyenta la mala suerte. El más curioso es el de los gemelos. En Burkina Faso se cree que los gemelos traen muy buena suerte y además un escorpión no les picarán jamás! (Yo doy fe, soy gemela y no me han picado, jeje!) Una sencilla escalada por los enormes bloques de granito nos recompensa con unas vistas espectaculares, sobre todo hacia el lado de la falla de Banfora. Os lo recomiendo para pasar una tarde agradable y acabar con una puesta de sol increíble, el cielo se convierte en fuego!
Sitios insólitos en Gaoua
Pais Lobi
Los cultos a la muerte siempre me han atraído, porque es uno de los puntos de contraste y relativismo más intensos, frente a nuestra forma de ver la vida (y la muerte). Para nosotros la muerte es fuente de respeto, pero también es un tabú al que no queremos acercarnos demasiado. En otras culturas no es así, es parte del día a día. En el País Lobi, región de creencias animistas, los muertos "conviven" con los vivos. Son enterrados frente a la casa, a escasos metros de la puerta principal, y para que a nadie les pase inadvertidos, erigen unas estatuas de barro que marcan su presencia. Son toscas, como un montón de arena en la plaza con cierta forma humana, pero dotadas de expresión con piedras o conchas que hacen de ojos, ramitas que hacen de bocas... Además, estas estatuas están rodeadas siempre de vasijas, para que no les falte de nada, allí donde estén. En realidad, es una manera de protegerse de los malos espíritus, de los geniecillos que por la noche pueden entrar en las casas y hacer de las suyas, de todo lo que amenaza su razón y su equilibrio. Resultan inquietantes y me suscitan mucho respeto, aunque ellos (los vivos) se sientan sin problemas sobre sus antepasados -más o menos recientes-, mientras descansan o te observan.
De interés cultural en Gaoua
Bani, la ciudad de las 9 mezquitas
(1)
Bani, la ciudad de las 9 mezquitas, está en Burkina, en la ruta hacia Gao desde Ouagadougou, en el este del país. ¿Qué tiene de especial este pueblecito lleno de mezquitas de adobe? Estas mezquitas han sido construidas por un "iluminado", o eso nos contaron! El señor que hoy es el imam del pueblo, empezó a soñar cómo Dios le indicaba que tenía que construir una gran mezquita, y así lo hizo. Sólo con la ayuda de las gentes del pueblo, sin conocimientos arquitectónicos, sin planos, por pura intuición y según los sueños que iba teniendo... Poco a poco levantó la Gran Mezquita, con fuertes pilares y una gran terraza.... Después continuó construyendo mezquitas, hasta 9.... Todas las demás están orientadas a su Gran Mezquita, en vez de estar orientadas a La Meca, esta es también otra peculiaridad. Hoy es un atractivo para los poquísimos turistas que van por esa ruta y que se detienen allí a admirar estas curiosas construcciones, inspiradas en las grandes mezquitas de la región, pero con sus propias originalidades. Por ejemplo, en la fachada de la Gran mezquita se aprecian unas figuras. Unas con los brazos hacia arriba, otras hacia abajo... Representan las posiciones de los fieles musulmanes al rezar, arrodillados.
Sitios insólitos en Gaoua
Asociación de Mujeres de Gaoua
Hoy, 6 de febrero, es el Día contra la Mutilación Genital Femenina. según Unicef, más de 6.000 comunidades africanas han abandonado esta práctica. Esto me ha recordado que durante el viaje por Burkina Faso, visitamos la Asociación por la promoción femenina de Gaoua, en el país Lobi, un ejemplo de que las mujeres no están quietas, ni solas, y que las acciones locales están ahí y bien valen la pena. Estas mujeres están asociadas y se dedican a varias actividades para financiarse: fabrican jabón y crema de karité, cerveza de mijo... Y lo más importante: se desplazan por las aldeas de la región dando charlas informativas sobre la Multilación Genital Femenina. Se acompañan de una especie de maniquí de la parte genital femenina, donde muestran cómo son las consecuencias de esta terrible práctica. Una labor visual, sencilla y efectiva. Este es un pequeño ejemplo, aunque también pudimos ver, por ejemplo en Bobo Dioulaso y en Ougagadogou, la cantidad de carteles y mensajes radiados en contra de estas prácticas, incluso en la discoteca! junto con los mensajes de prevención del SIDA. Desde aquí les aplaudo y espero que poco a poco se den cuenta de lo inútil y absurdo que es la ablación en cualquiera de sus formas.
De interés cultural en Gaoua
Ruinas de Loropeni
(1)
LOROPENI Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008, son unas de las pocas ruinas que sobreviven en África del Oeste, de las más antiguas y mejor conservadas. Su tamaño es lo más impresionante... Los muros miden hasta 7m de alto y 1,5 de ancho en su base acotando un espacio de 40x50m. Los ladrillos son de piedra, un material nada habitual y que es el motivo su buen estado de conservación. Lo más divertido del asunto es que nadie se ponen de acuerdo sobre su fecha de construcción, algunos historiadores aseguran que fue en el sXVI y otros que en el sXVIII... Nadie parece saber qué hace esta misteriosa construcción en medio del bosque! Y tampoco se sabe quién lo construyó, algunos dicen que fueron los fenicios o los egipcios, otros que fueron los esclavos, incluso hay quien se lo atribuye a los portugueses o marroquíes… Y por qué usaron piedra en vez de adobe que es lo que se había utilizado durante siglos? Tampoco hay acuerdo. Una teoría dice que los comerciantes de la etnia Diolua lo construyeron como punto estratégico entre las minas de oro de Djenné en la actual Malí y Ghana . Otros dicen que se usaba para el comercio de esclavos… En fin, parece que estos ladrillos de piedra se niegan a desvelar su historia y permanecen implacables elevándose sobre el silencioso bosque.
Senderismo en Banfora
Picos de Sindou
(1)
En pleno país Senoufo, al Oeste de Burkina Faso… Se encuentran estas formas rocosas que son el resultado de los antiguos movimientos de los océanos y la erosión del viento y la lluvia durante muchos años. Tienen un aire mágico, estas torres de arenisca se elevan recortando el cielo como si fueran estalactitas de roca derretida. Es como viajar a otro planeta! Una escalada sencilla nos recompensa con una impresonante vista de la llanura, ideal para una puesta de sol. Este escenario es tan romántico que muchos directores de cine africanos lo han elegido para sus rodajes. Los picos más altos de 50 a 80 m son perfectos para escaladores experimentados y aventureros, eso si, aprovechando los huecos naturales, porque está prohibido instalar equipos de escalada. También es una buena idea merendar en un lago cercano.
Ciudades en Ouagadougou
Ouagadougou
(6)
5 de agosto de 2008, aterrizamos en Ouagadougou. Es noche cerrada, hemos sobrevolado el Sahara y me siento extraña y expectante. Es la primera vez que visito el Africa subsahariana. El avión comienza a bajar hacia lo que se supone que es la capital de Burkina. No hay prácticamente luces, ni debajo, ni en el horizonte... me viene a la cabeza "el continente oscuro". El trayecto hasta el hotel también me resulta extraño. No hay asfalto en las calles, sólo arena, y las casas son más similares a chabolas y chozas, y que a edificios de ciudad. A la luz del día el panorama no cambia demasiado. Vamos al centro, a la calle donde está la mezquita, para cambiar dinero. Es día festivo, y de todas formas no logro ver un banco por ningún sitio. Vamos a la tienda de un libanés, comerciantes que se asentaron aquí hace ya varias décadas, huyendo de sus guerras, y que manejan todo un emporio, incluyendo la compra-venta de divisas. En la calle, se nos acercan hombres a vendernos todo tipo de artesanías, a entablar un poquito de conversación, a enterarse de quiénes somos y cuándo hemos llegado... Uno de ellos, un hombre mayor, me dice que estuvo en Lanzarote, viajó desde El Aaiún en una barca. Después, me pide que le ayude, quiere volver a emigrar. Su cara es de desesperación, y se me encoge el estómago. Nos vamos. Esta "entrada" en Africa occidental me sorprendió y me inquietó. Realmente estaba alucinada con la precariedad que discurría ante mis ojos... las calles, la gente, los escasos edificios... ¿esto es una ciudad?!!! Visitamos la Catedral de la Inmaculada Concepción, construida entre 1934 y 1936. Un edificio de ladrillo rojo, en un recinto bastante vacío a esa hora, un remanso de paz y tranquilidad... Poco más, empezamos el viaje hacia el Sahel. Nos esperaban más de 20 días de trayectos en 4x4, calor, paisajes y gentes alucinantes, mezquitas maravillosas... y al final, volveríamos a esta "capital". Y cuando volvimos, ay! mi visión era otra completamente distinta!. Reconocimos sitios, calles y plazas en las que habíamos estado el primera día. La precariedad era casi abundancia, al lado de Tombuctú, Gao, Djenné, Mopti, etc. La gente viste más "moderna", hay motos por todas partes, ruido... Sí, es una ciudad, partiendo de parámetros muy distintos a los nuestros, partiendo de sus parámetros. Anduvimos por sus calles con otra actitud, incluso nos encontramos con algún personaje del primer día, y te embarga una sensación de familiaridad y casi "cariño" que no tenía nada que ver con la llegada. Me dio pena no poder quedarme algún día más (en realidad, me quería quedar mucho más :-)). Puede ser un paso obligado en vuestro viaje a Burkina, pero no está mal quedarse varios días, aclimatarse, y comprenderla un poco. Suele pasar con las ciudades supuestamente "anodinas", que también tienen su personalidad y cuando la descubres, gusta. Por cierto, es una de las ciudades más seguras de Africa y su centro se maneja bien andando (aunque el calor pueda hacer algunos paseos más largos).
De interés cultural en Bobo Dioulasso
La Gran Mezquita
(2)
Cruzando la calle desde Dioulassoba, el barrio más antiguo de la ciudad de Bobo Dioulasso se encuentra la mayor mezquita de Burkina Faso. Fue construida en 1890, fabricada en adobe, y es un ejemplo único de arquitectura sudanesa africana. Es el resultado una fina mezcla de devoción religiosa y el arte político del Rey de Sya. Amenazado por el Rey de Kenedougou,el monarca de Sya pidió ayuda al Almamy Sidiki Sanou, un líder musulmán que le ofreció su ejército a cambio de la construcción de la mezquita. El Rey derrotado fue condenado a trabajar en la obra. El fresco interior de la mezquita es una burbuja de paz y silencio en medio de la bulliciosa ciudad y una invitación al recogimiento. En el año 2000, durante el Rally Paris-Dakar, hubo muchos viajeros atraídos por el evento que entraron a visitar la mezquita sin quitarse sus sucias botazas que estaban llenas de barro. Entonces se prohibió la entrada a los turistas durante varios años, aunque últimamente se han vuelto a abrir sus puertas y ya se puede visitar de nuevo! Y en la puerta siempre hay algún joven dispuesto a guardarte los zapatos a cambio de una propina…
Mezquitas en Bobo Dioulasso
La Vieille Mosqueé
(1)
Tras despedirnos del Níger , que nos ha acompañado prácticamente hasta ahora , regresamos a " Burkina Faso " esta mucho mas cristianizada que Mali , atravesamos la Sabana y la franja del Sahel , una de las zonas del " cinturón de la hambruna " para llegar a " Bobo - Dioulasso " Sera la belleza de su " Mezquita Diulassoba " en el casco antiguo la que nos atrape nada mas verla , edificada en 1.880 por Almani Sidiki , de estilo saheliana - sudanesa , sencilla en arcilla o banco , donde este ! se mezcla también con paja y algún aglutinante mas ¡ tipo estiércol . En toda ella sobresalen las vigas , que ofreceran la posibilidad a ¡ modo de andamios las posibles restauraciones tras la época de lluvia . Tiene una muralla dentada que la custodia entera prácticamente , con dos minaretes tal vez ¡ de estilo cilindricos preciosos de gran altura . ¡ Sinuosos pinaculos irregulares , llenos de vigas o estacas cortas que le dan un aspecto , especial apesar de su sencillez ! Afuera , estaba el señor que la cuidaba , la verdad no recuerdo si pagamos entrada o donativo . Pero al atravesar su puerta la encuentras amplia y dividida en secciones para la oracion , unos para los hombres y mas pequeño el de las mujeres . Dentro estaba el " Imam " donde leía los textos o suras del Coran , no se inmuto . Luego discretamente me llegue donde había un montocito de libros abiertos , siempre me ha encantado , por su caligrafia , sus dibujos me parecen muy bellos como textos . Otra joya que encontramos ¡ según continuamos nuestra ruta ! tal vez mas sencilla , pero con encanto .
De interés cultural en Bobo Dioulasso
Dioulassoba
(1)
DIOULASSOBA Este particular barrio está apiñado en los abruptos márgenes del río que atraviesa Bobo-Dioulasso. Los siglos se deslizan a lo largo de sus muros de adobe y las raras escaleras hechas con troncos típicas de las casas de Bobo. Antiguamente esta parte de la ciudad se conocía como Sya y hoy en día es el hogar de miles de personas. Es habitual que nos inviten a probar un té o la cerveza local de mijo en el patio de alguna casa o que acabemos ofreciendo un sacrificio a los peces sagrados que habitan el río. Por los rincones del barrio podemos encontrar varios lugares “fetiche” con restos de plumas de pollo alrededor y distritos para los griots o los herreros a los que encontraremos en pleno trabajo. Y en medio de todo esto existe una asociación con un nombre muy curioso “Los comedores de cacahuetes” que tratan de cambiar algunas de las antiguas tradiciones y supersticiones aún vigentes en la sociedad tradicional africana. Luchan contra la ablación, la transmisión del VIH, los matrimonios forzosos y el trabajo infantil. En sus muros,esta leyenda:“ Si no sabes a dónde vas, vuelve a la casa de los comedores de cacahuete para saber de dónde vienes”. Una visita al barrio antiguo de la moderna ciudad de Bobo es obligatoria!
Ciudades en Bobo Dioulasso
Bobo Dioulasso
(1)
Bobo, como la llaman los burkinabeses, es la ciudad de la música, allí nacen y se crían una buena parte de los artistas de este país, al igual que Bamako en Malí ... Me encantó, no puedo decir más. Es la segunda ciudad en importancia de Burkina, y de hecho fue capital del desaparecido Alto Volta hasta el año 1960, cuando se proclamó la Independencia de la colonia. Realmente, cuando uno pasea por el barrio viejo, se encuentra con músicos que tocan la percusión de maravilla, y la gente tiene un ritmo especial...Otra buenísima experiencia ir a una discoteca por la noche, a bailar con los jóvenes y tomar unas cervecitas... Y, antes de eso, hacia media mañana, también en el barrio viejo (distrito Kibidwe), puedes acercarte a algunos de los saraos que montan alrededor de la cerveza de mijo. Sencillamente, la gente viene y va entre las 11 y las 14 h o más tarde (hasta que se acaba la cerveza, básicamente), a beber y escuchar música, y por supuesto bailar... La cerveza de mijo es una especie de sidra asturiana, templada tirando a caliente, pero con ése sabor acidillo de la sidra... A mí me gustó, aunque no me atreví a beber mucho!! Te dan una calabaza vacía y te la van llenando, y a cambio pagas unas monedas, y por supuesto se acercan los locales a darte conversación, y si pueden algunos, a tratar de ligarse a las occidentales para venirse para acá con papeles. Si además os gustan las emociones fuertes, todo esto se puede acompañar de un bocata de orugas fritas... Ahí yo no llegué, el aceite estaba demasiado negro :-) Por otro lado, la Gran Mezquita es un buen ejemplo de arquitectura sudanesa, similar a las de Malí pero con sus propias peculiaridades... Lo mejor es preguntar directamente al imán si se puede visitar. En el año 2000 pasó por allí el rally París-Dakar y ni se quitaron los zapatos para entrar, lo que ha provocado mucho más celo hacia el visitante, lógicamente!! Desde la mezquita, uno se adentra en el barrio viejo ya comentado, y además de las orugas fritas, las cervecerías y los músicos, es el barrio de los artesanos (cerámica, instrumentos musicales...). Una ciudad para no perderse, y sí para perder un par de días, o más si se tienen!
Sitios insólitos en Djibo
Campamento Kel Tamashek
Burkina Fasso creo que se conoce más por el sur del país, verde en el monzón, con junglas y tribus animistas... Pero también tiene parte de Sahel, esa franja de territorios áridos, despoblados, y sin embargo llenos de pájaros de vivos colores, y pequeña fauna... En el camino hacia Gao, atravesando estas regiones, pasamos la noche en un campamento de Kel Tamashek. ¿Quiénes son? Son tuareg, que aún mantienen su estructura tradicional de señores y sirvientes, y siguen siendo nómadas... Van de aquí a allí con sus rebaños de cabras y algunos camellos, algunos burros. Al llegar, tratamos de hablar con el jefe del campamento, pero no está. Su hijo mayor (16 años?), nos recibe y acepta que acampemos, en el lugar que ellos nos indican, y después nos lleva a dar un corto paseo, para sentarnos en la reciente hierba (éste es un buen año de lluvias), a recibir nuestras preguntas y a dar sus explicaciones sobre tradiciones, cultura y forma de pensar. La noche se hace corta... Preparamos algo de cena y enseguida se acercan los niños del campamento. Cuando nos queremos dar cuenta, también han venido algunas chicas, y se monta una especie de fiesta en la que ellos y ellas cantan, marcando el ritmo con una vieja lata. Nosotros también les "amenizamos" con algún cántico popular de los nuestros. Una voz masculina grita desde la distancia, las chicas se revolucionan, se ponen serias y se van a dormir. Creo que las han llamado al orden. Los peques también se van, y nosotros hacemos lo propio. El rebaño de cabras no para de balar, casi de berrear, y no sabemos si es porque hemos usurpado su sitio habitual, o porque (lo descubrimos al día siguiente) se acerca una tormenta de arena. Al día siguiente sí nos permiten acercanos a las tiendas... Cada familia planta la suya donde le parece, pero dejando una distancia prudencial con respecto a las demás. Supongo que así preservan la intimidad. Bajo las tiendas, con los faldones levantados para que haya corriente, están las "señoras" tuareg. Se nota que no trabajan, están más gorditas y tienen una expresión de placidez que no tienen las otras mujeres, las que hacen mantequilla agitando la leche en el odre de piel de cabra, las que traen la leña, hacen el pan, el té, etc., etc. Una sociedad medieval, que sin embargo me sigue atrayendo y sigo encontrándola envuelta en un aura de romanticismo.
De interés cultural en Po
Tiebele - Pinturas del país Kassena
(1)
Esta pequeña ciudad está situada al Este de Po, junto a la frontera de Gahna y es la mejor para visitar casas Kassena bien conservadas. La sociedad Kassena se organiza alrededor del jefe y la familia real que es muy numerosa y viven en estas preciosas casitas en recinto cerrado. Las casas 
están decoradas con bonitos motivos geométricos que se repiten a lo largo de los muros y su varía según el estatus social de sus habitantes. Los hombres se encargan de construir las casas con adobe, las casas rectangulares (mangolo) son para las parejas recién casadas,las redondas (draa) son para los jovencitos mayores de 15 años las que tienen forma de ocho (dinian) son para los abuelos y los nietos. Las encargadas de decorarlasson las mujeres y cada motivo tiene su significado: La calabaza, las alas del halcón, el murciélago, la boa, la tortuga, las cruces, la pipa o el lagarto son los más populares y sirven para mantener lejos la mala suerte. Es una buena señal que , cuando una casa se está construyendo, los lagartos se paseen por sus muros, de hecho, si no lo hacen se considera que la casa no debe ser habitada y la tirarán abajo para construir una nueva. Las boas también tienen su historia, se cree que son abuelas reencarnadas, que vienen a visitar y proteger a sus nietos. Matarlas es casi un sacrilegio y muchos las alimentan y cuidan para que se queden con ellos más tiempo…
Los habitantes del país Kassena, que en el pasado sufrieron ataques por todos los lados, han heredado una mentalidad defensiva y sus casas están diseñadas como verdaderas fortalezas. Se construyen en adobe,un poco hundidas en el suelo y sin ventanas. Al entrar desde el soleado exterior cuesta adaptar la vista a la oscuridad, dando a los habitantes unos segundos vitales para defenderse. 
Además las entradas están bloqueadas con muros interiores y son diminutas, para evitar que entren flechas y obligar al visitante a entrar en cuclillas y con la cabeza por delante, así tienen la oportunidad de aplastarle la cabeza según entra!
 Pero no os preocupéis a nosotros nos recibieron con los brazos abiertos y encantados de que fuéramos hasta allí para conocer un poquito su cultura. El mejor momento para ir? Febrero, es el final de la cosecha (faa can dia ) y se celebra con un Festival de arte y cultura, Fescat, con música, pintura, djogo (danza local)…
Safari en Gaoua
Ranch Nazinga
(2)
Este parque natural no es muy grande, pero en él viven 800 elefantes, así que la aventura está asegurada! Sobre todo en la estación seca, cuando el agua escasea, simplemente hay que acercarse al observatorio del lago para disfrutar del espectáculo de ver cómo se bañan los animales más grandes de África. Desde allí podréis observar las grietas del barro seco sobre sus lomos, la capa de pelo corto que cubre sus trompas y casi sentir su respiración… Habitualmente los elefantes se pasean por el campamento buscando hojas frescas, así que si sales a merodear de noche, llévate una linterna para no chocarte con uno! Pero en Nazinga no solo hay elefantes, sus 94.000ha albergan más de 20.000 animales, incluidas 39 especies de mamíferos y alrededor de 275 especies de aves. Hay más de 500 búfalos, miles de antílopes , 5000 jabalíes verrugosos, cocodrilos, más de 10.000 primates y hienas. Nadie ha visto leones, pero sí sus rastros… Este rancho fue creado en 1979 por Clark Lungren, un canadiense que creció en Burkina. La caza furtiva había acabado con la mayoría de los animales de esta zona y los supervivientes no tenían muchas ganas de volver por allí, a pesar de que en este área se concentra el agua en la estación seca. Junto a su mujer Carol y su hermano Bob comenzaron un proyecto de conservación para animar a la población local a cuidar de los animales y su entorno. Con trabajadores y materiales locales construyeron una presa y un campamento y dibujaron 600 Km de caminos. Contrataron a los cazadores furtivos y los convirtieron en guías y guardas. Cuando este proyecto fue una realidad Lungren cedió el Rancho al gobierno de Burkina Faso.
Safari en Bobo Dioulasso
Mar de los hipopótamos de Bala
EL MAR DE LOS HIPOPÓTAMOS DE BALA (Mare aux hippopotames) Bala es un pequeño pueblo que está a 60 Km al noreste de Bobo Dioulasso en la carretera hacia Dedougou a la altura de Satiri. Cerca de Bala, en un lugar escondido en el bosque, la corriente del río Mouhoun se hace tan lenta que el agua fluye en ambas direcciones, y se crea un remanso que les encanta a los hipos. Según nos comentaron los guías los hipos están sumergidos durante las horas más calurosas del día y a veces solo se les ve la punta de las orejas y el hocico! Es más fácil verlos al amanecer, cuando hace fresquito y en la estación seca, cuando hay poca agua. Durante la estación de lluvias es más difícil porque la extensión del algo se multiplica. Y esto es lo que nos pasó a nosotros, que nos fuimos sin verlos, pero desde luego el paseo en canoa disfrutando del paisaje y la fauna y flora de este lago espectacular valió la pena! Y los guías nos dejaron hasta llevar la canoa un ratito!