MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Dordoña y Perigord?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Dordoña y Perigord

656 colaboradores
  • Monumentos
    83 rincones
  • Museos
    12 rincones
  • Aire Libre
    31 rincones
  • Paseos
    23 rincones
  • Entretenimiento
    6 rincones

243 cosas que hacer en Dordoña y Perigord

Monumentos Históricos en Sarlat-la-Canéda
Sarlat-la-Canéda
(10)
Capital del Perigord negro, es considerada como una de las ciudades más bellas de Europa. En lo que al patrimonio se refiere, se ha ganado el título de ser la primera ciudad europea por la gran cantidad de edificios clasificados por metro cuadrado. Además también puede presumir de haber conseguido tres estrellas Michelín. Su fundación ha llegado a ser atribuída a Pipino el Breve, padre de Carlomagno. Fue construída alrededor de la abadía benedictina más importante de la región. Durante la Guerra de los Cien Años, perteneció a los ingleses pero llegó a ser liberada 10 años más tarde por Du Guesclin. No hay nada como dejarse pasear por sus calles, y admirar cada uno de sus rincones. De hecho, son muchos los cineastas que la han hecho partícipe de sus películas. ¡Tiene tanto encanto! En verano encontrar alojamiento es prácticamente imposible. Por algo más de un millón y medio de visitantes anuales, la eligen como destino. En verano es muy habitual encontrarse todo tipo de espectáculos por la calle. Además de su encanto, está muy bien situada para conocer la zona. A tan solo 60 kms a la redonda hay infinidad de lugares preciosos por descubrir: La Roque Gageac, Domme, castillos, jardines, cuevas... La oferta turística es muy variada, a parte de la animación que se organiza, se pueden realizar paseos en globo, calesa, caballo, descenso en canoa, senderismo, rutas en BTT... Es una de las zonas más bonitas de Francia, ¡y a dos pasos de la frontera! No tengo fotos de calidad, ¡pero espero ir en breve!
De interés turístico en Sarlat-la-Canéda
Un paseo por Sarlat
(6)
En el corazón del Perigord-noir y a pocos kilómetros del río Dordogne, la ciudad de Sarlat posee un casco antiguo maravilloso, con edificios medievales y renacentistas y uno de los más amplios y mejor conservados de Francia. La ciudad nació entorno a una abadía Benedictina en el siglo IX, pero luego sufrió mucho a raíz de la guerra de los 100 años y de una epidemia de peste, entre los siglos XIV y XV. Es a partir del siglo XV que se reconstruye Sarlat y se construyen nuevos edificios, dándole su aspecto actual. En verano es una ciudad muy turística y lo adecuado, es dejar el coche en un aparcamiento exterior y penetrar andando para ir descubriendo los rincones de esta maravilloso lugar. Todos los edificios son de un color dorado, casi miel y todo el entorno parece sacado de una película. La Place de la Liberté es el corazón de Sarlat y está repleto de restaurantes y tiendas de souvenirs y gastronomía. Desde la plaza se divisa el campanario de la catedral, de estilo románico, aunque la mayor parte del edificio es de estilo gótico. En el otro extremo de la plaza se levanta la iglesia gótica de Santa María que sufrió una curiosa reforma y fue transformada en un mercado, una parte de esta reforma fue la construcción de una gran puerta que cierra la nave central. Nos dijeron que los miércoles por la mañana había un mercado en torno a la iglesia y la plaza, así que no podíamos dejar de ir a visitarlo, Me llamó muchísimo la atención como la enorme puerta de la iglesia estaba abierta y dentro había un mercado tradicional, pues nunca se me había ocurrido pensar que pudiese haber un mercado dentro de una iglesia. Pero lo más sorprendente era el mercado callejero en la plaza y en las calles de alrededor. Casi como en la Edad Media había decenas de puestos que vendían productos locales, por supuesto no faltaban los puestos de foie-gras que es una de las joyas de la comarca, a los que se unían puestos de vinos, quesos, embutidos, mermeladas, sin faltar los de frutas y verduras con un aspecto fantástico y colorido.
Pueblos en Beynac-et-Cazenac
Beynac-et-Cazenac
(9)
Beynac-et-Cazeac es sin duda el pueblo más bonito y con más encanto del Perigord Negro y está incluido dentro de los denominados “pueblos más bellos de Francia”( Les plus beaux villages de France). Beynac-et-Cazeac está a 10 minutos en coche de Sarlat la Caneda y se sitúa en lo alto de un acantilado que bordea el río Dordoña. La creación de Beynac-et-Cazeac data de la edad de bronce (2000 a.C.) y los vestigios de sus inicios se pueden descubrir en el parque arqueológico. Estos dos pueblos se anexionaron en el 1827 tras un mandato real. El castillo que corona el pueblo es un bastión que aguantó estoicamente durante la guerra de los cien años. Y es un bello ejemplo de arquitectura medieval. En el castillo en el que se han rodado películas históricas como Juana de Arco de Luc Besson, la hija de D’Artagnan y los visitantes. El pueblo de piedra está muy cuidado y da una atmósfera muy romántica para recorrerlo tranquilamente perdiéndose por sus empinadas y estrechas callejuelas con tu pareja. En este a parte de visitar el castillo, se puede hacer un paseo por el río Dordoña en gabarra, el parque arqueológico y la iglesia de Cazeac.
De interés cultural en Sarlat-la-Canéda
El Perigord
(5)
El Périgord, con más de 1.000 castillos, es una de las zonas más envaucadoras de Francia. Está dividido en 4 regiones: - El Périgord verde, con abundante vegetación y ríos. De aquí destacan Brantôme y St Jean de Cole - El Périgord negro, donde se encuentran numerosos yacimientos paleolíticos, pueblos enclavados al borde de las rocas (como La Roque Gageac), castillos como el de Beynac, el pueblo de Domme y la joya de toda la región SARLAT-LA-CANÉDA. Toda ella es un monumento - El Périgord blanco, donde destaca la piedra blanca de sus edificios. Aquí se encuentra Périgueux, capital del departamento y declarada "Ville d' Art et Histoire" (ciudad de arte e historia) - El Périgord púrpura, repleta de viñedos y bastidas. De aquí es muy conocido Bergerac (cuna del famoso personaje Cyrano de Bergerac), aunque son muy interesantes las visitas a Monpazier, Eymet... Cada una con su encanto, aunque yo me declino por el Périgord negro. Son numerosas las películas históricas que han sido rodadas en esta región, ocupando el tercer lugar, después de París y Niza. Conocida mundialmente por su gastronomía, donde no falta el foie-gras, las trufas, las setas, las castañas, los vinos de Bergerac... Partiendo de Sarlat-la-Canéda, en tan sólo unos 60 kms a la redonda hay infinidad de sitios para visitar: Castillos, pueblos declarados como los más bonitos de Francia, jardines, cuevas espectaculares como la de Rouffinac... Se organizan paseos a caballo, en calesa, en globo, en avioneta, en gabarras, descenso en canoa... Los senderos tampoco faltan, unos 1.100 kms recorren la región, que incluyen parte del Camino de Santiago. A través de la web oficial, se pueden hacer reservas de casas, y encontrar auténticos chollos por unos 200€/semana (como la casa que encontramos en el mes de junio) Lo mejor es buscar una lo más cerca posible de Sarlat, que es la ciudad más turística, y luego ir visitando los alrededores: Beynac, La Roque Gageac, Domme...
Pueblos en La Roque-Gageac
Roque Gageac
(1)
La Roque-Gageac es un curiosísimo pueblo incrustado en un acantilado a orillas del río Dordogne. Gracias a su fantástica situación este lugar estuvo ocupado por el hombre desde la época prehistórica. Se conserva un pozo y restos de una villa de la época galo-romana. Pero la ocupación actual se remonta a la edad media, cuando hacia el año 850 de nuestra era los habitantes de la zona se refugiaron en estos acantilados y cuevas para protegerse de los vikingos (que en sus drakkars subieron el río Dordogne). Actualmente el pueblo es una auténtica monada, con sus casas medievales casi mimetizadas en el acantilado, una hilera de casitas del color del acantilado a orillas del río y un castillo en un promontorio elevado. Por el río circulan las antiguas gabarras. La gabarra es una embarcación tradicional del Dordogne, con bodega plana y calado reducido. En otros tiempos era una embarcación de transporte de mercancías, pero en la actualidad se utiliza para el turismo.
De interés cultural en Domme
Domme
La villa de Domme, catalogada como una de las villas más bellas de Francia se encuentra sobre un promontorio, asomándose sobre el valle del río Dordogne. Pertenece al grupo de villas denominadas en francés “Bastides”, es decir villas fortificadas, construidas alrededor de una gran plaza central. La villa conserva sus murallas y tres de sus puertas. Para visitarla se deja el coche en un aparcamiento exterior y penetramos andando por una de las puertas de las muralla flanqueada por dos grandes torreones. Entramos en un espacio muy amplio y a la derecha subimos por la calle principal hasta la plaza. Toda la calle es impecable, los edificios son antiguos con tejados muy inclinados a dos aguas y chimenea, y en los bajos se han instalado numerosas tiendas de alimentación o souvenirs y restaurantes. En la plaza se encuentra la oficina de turismo y la iglesia y en el centro un edificio en madera, con las ventanas adornadas con flores que es el mercado. Desde la plaza se accede a un jardín que constituye un mirador natural sobre el río. La vista que se contempla es impresionante, algunos torreones de la muralla, a nuestros pies el río Dordogne y su amplio valle, muy verde, y en la lejanía algunos castillos. Luego seguimos paseando por las callecitas de Domme, disfrutando de esta villa que parecía parada en el tiempo.
Museos en Perigueux
Museo Galo-Romano - Périgueux
(3)
En pleno corazón del casco antiguo de Périgueux se situa Vesunna, museo diseñado por el gran arquitecto Jean Nouvel, que protege los vestigios de una casa galo-romana decorada y pintada. La vida cotidiana y la antigua ciudad de presentan mediante colecciones arqueológicas que datan del 1er al3er siglo de nuestar era.
De interés cultural en Bergerac
Bergerac
(2)
Ciudad enclavada en el Perygord francés a unos 100 kilómetros al este de Burdeos. El casco antiguo es muy bonito con la famosa estatua de Cyrano y su nariz. Pudes comer bien, comprar buenios vinos y patés. Si te mueves por la zona podrás visitar bodegas (allí el que tiene un poco de tierra con cepas ya llama a sus vinos Chateau de...) y ver magníficos castillos. La pena, el tiempo, siempre me ha tocado frío y con lluvia aunque supongo que también existe el sol.
Castillos en Monbazillac
Castillo de Monbazillac
(2)
A pocos kilómetros al sur de Bergerac, el castillo es propiedad de la bodega de Monbazillac desde 1960 Al finalLas cocinas del Château, instaladas en estos muros, conservan todavía todos los utensilios que requiere la célebre gastronomía del sudoeste francés.Al final de la visita se ofrece a cada visitante una degustación de Monbazillac.
Catedrales en Perigueux
Catedral de Périgueux
(3)
La catedral de Périgueux, denominada "Cathédral Saint-Front", es la atracción principal de la ciudad, pues ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad como parte del Camino de Santiago. Católica y construida durante el siglo XVII en estilo Romano-Bizantino, en piedra blanca sobre montículo, resulta espectacular sobre todo por las noches, cuando la iluminación artificial resalta su existencia llamando la atención de todos los que circulan por la zona. Desde hace muchos años es la sede del Obispo de Périgueux y Sardat, teniendo en cuenta la importancia y prestancia de este edificio. Su construcción fue dedicada a San Esteban, patrón de la ciudad. A nosotros nos enmudeció, tan diferente como majestuosa, teniendo en cuenta que llegamos a Périgueux por mera casualidad, jamás imaginamos (sin información previa) encontrar una catedral de esas características. De los más recomendado si estamos por esa zona de Francia.
Castillos en Castelnaud-la-Chapelle
Chateau de Castelnaud
El Castillo de Castelnaud sobre su roca de 160 metros de altura les ofrece una magnífica vista del valle de Dordoña y de los castillos de Beynac y Marqueyssac. Desde 1985 el Castillo de Castelnaud alberga el museo sobre el tema de la guerra en la Edad Media. Su colleción, rica en 250 armas, armaduras piezas de artillería y reproduciones de máquinas de asedio en tamaño natural (trebuchet, mangonneau, pedrero, bricole, bombarda), les permite entender el arte de la guerra en la Edad Media. También la restitución del jardín de inspiración medieval, la cocina y el torreón amueblado les hayan descubrir algunos aspectos de la vida de los señores de Castelnaud. Para facilitar esta visita libre un folleto es dispopnible en la entrada del castillo. (10 idiomas, dos de las cuales son español y catalán) Como complenento a la visita libre, la visita guiada en español por el exterior profundiza los temas de la arquitectura militar y las técnicas medieval de guerra (con reserva previa todo el año, excepto julio y agosto). En verano, se programan visitas guiadas en francés, inglés y holandés. Información aditional y animaciones : www.castelnaud.com
Castillos en Beynac-et-Cazenac
Castillo de Beynac
(1)
Un poco de historia: Ricardo I, llamado "Ricardo corazón de león" capturó el castillo en 1197 y se trasladó después a la torre central. Además el origen de la capilla es de los siglos duodécimo y decimotercero. Un paraje que no debemos perdernos por su historia y también por el entorno, que es muy agradable.
Pueblos en Brantôme
(2)
Ríos en La Roque-Gageac
Crucero por el Dordoña
(1)
El río Dordoña se encuentra en la región de Aquitania, al suroeste de Francia, comienza en la zona del macizo central de este país y es navegable a través de 117 millas aproximadamente hasta que finalmente desemboca en el Océano Atlántico. Los "barges" son embarcaciones planas construidas en madera de roble, para navegar por el río Dordoña y sirven para transportar gente de un pequeño pueblo a otro. Durante el viaje se puede admirar el increíble paisaje, las cabañas de piedra con sus ventanas cubiertas de flores, sus calles empinadas y la fantástica tranquilidad. Si usted tiene la suerte y el tiempo suficiente para hacer un tour en estas embarcaciones, láncese a descubrir los pueblos de la Francia medieval, la verdad es que son demasiado bonitos. Al otro lado del valle hay 557 municipios. Ésta región fue habitada por primera vez, hace 45.000 años. En este área, se construyeron viviendas en lugares altos ya que, a menudo, cuando llueve, esta zona se inunda. El valle es maravilloso, sus pueblos son encantadores y las casas de piedra dan a la zona un aspecto totalmente diferente.
Museos en Vézac
Compañía General de Minerales y Bisutería
(3)
Este museo-tienda, consta de 500m2 y se encuentra situado entre los castillos de Marqueyssac, de Castelnaud y de Beynac. La entrada es gratuita y su interior podemos encontrar todo tipo de piedras preciosas que las venden a peso. ¡un auténtico regalo para la vista! Horario: 10.30-12.30 y 15.00-18.30 En julio y agosto: 10.00-19.30 sin interrupción
Pueblos en Perigueux
Périgueux (ciudad)
(2)
En nuestros desplazamientos entre España y el Reino Unido, con nuestro propio vehículo, en el paso por Francia, descubrimos esta ciudad con aróma de pueblo y con claros aires medievales ... Para nosotros con mucho encanto. De hecho casi siempre nos detenemos allí cuando subimos de vuelta. Exactamente este rincón se encuentra en la región de Aquitania y en el departamento de la Dordoña, una zona realmente bonita. Desde la distancia se divisa la impresionante y vistosa catedral, que sin duda marca el centro de la parte histórica del lugar. Calles estrechas, balcones peculiares, mercados callejeros (donde podemos degustar exquisitos croissants, patés y quesos) y otros elementos similares hacen de este pueblo un lugar especial. La zona nueva, como en casi todos los lugares no aporta demasiado. La comida de la región hace justa la fama internacional de la gastronomía francesa. Su fundación data de la época Celta, posteriormente heredados por los Romanos, lograría su importancia histórica al formar de forma oficial parte y parada del Camino de Santiago (Francés).
Monumentos Históricos en Tursac
Maison forte de Reignac
Infinitamente más grande de lo que se pueder suponer vista desde el exterior, su fachada oculta unas salas subterráneas y aéreas, una gran sala de honor, una sala de armas, una cocina, varias habitaciones, una capilla, un calabozo, unas mazmorras , una bodega, buharda, buhedera, bocas de fuego, aspilleras. De un gran interés histórico , esta todo con muebles y utensilios de la época prehistorica, viendo esto te das cuenta de las comodidades que ahora tenemos.
Jardines en Vézac
Jardines de Marqueyssac
(2)
Sobre un promontorio rocoso, los jardines de Marqueyssac constituyen un lugar muy agradable para pasear y admirar la variedad de esculturas vegetales, hechas con setos y boj con formas caprichosas, verdaderamente insospechadas. Además, por su posición elevada constituyen un mirador natural sobre el río Dordogne, su valle y algunos de los hermosos pueblos y castillos del entorno. El palacio es del siglo XVIII y pertenece a una misma familia desde entonces. El diseño de los jardines se inició a finales del siglo XIX, cuando Julián de Cerval decidió embellecerlos a raíz de un viaje a Italia. En este delicioso paisaje no puede faltar un restaurante, salón de té, actividades de verano y en la salida hay una tienda de souvenirs.