¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Anakao?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿Dónde quieres ir?

Hoteles en Anakao

webs+30
    Buscar
    Habitación Huéspedes
    Noche precio por noche
    Filtrar ()
    ordenar
    huéspedes
    mapa
    Ordenar
    Listo
    OFF ON
    Ver precio total

    4 alojamientos donde dormir en Anakao

    Hoteles en Anakao
    (4)
    Bungalows en Anakao
    (1)
    Albergues en Anakao
    Hotel Peter Pan
    Tanto la ubicación como los bungalows de Peter Pan están bien calidad/precio. Sin embargo, si algo destaca de este hotel, son sus propietarios y el bar-biblioteca-discoteca, donde gira todo lo que pasa en el hotel y quizá, la mayoría de las cosas divertidas que pasan en Anakao. Los lugares tienen energía y al entrar a este bar, un chute positivo te entra en el cuerpo. El wifi funciona muy bien y en el negocio de al lado, también de un italiano, puedes alquilar todo tipo de juguetes para hacer deportes en el mar. Surf, kite, snorkel, kayac...
    Hoteles en Anakao
    Hotel Chez Diego (L'Altra Faccia Della Luna)
    Estamos en el sur de Madagascar, entre Anakao y el Parque Nacional Tsimanampetsotsa. Saliendo unos kilómetros de la pista principal, encontrarás con gran esfuerzo un lugar único, escondido entre unas dunas, mimetizado con el entorno. Estamos a las puertas del Gran Sur, la zona más salvaje y con paisajes más espectaculares de Madagascar. Por la costa corre la quinta barrera de coral del mundo, dejando un mar calmo y de color turquesa, protegido de tiburones y grandes oleajes. En época de lluvias brotan pequeños árboles y arbustos que crecen sobre fina y blanca, formando bosques entre dunas. Escondido entre unas dunas se encuentra este hotel, justo frente a una pequeña isla a la que se puede llegar nadando, incluso a pie un par de veces al año, cuando la marea es especialmente baja. Es un hotel de lujo con clase, las habitaciones son enormes y se ubican en bungalows independientes, todos diferentes, repletos de detalles pensados para la felicidad del cliente pero sin olvidar la decoración, completamente integrada en el ambiente. Paredes de ladrillo enfoscadas y pintadas en color arena, grandes techos de paja que ocultan la construcción y enormes ventanales, con vistas al mar y por donde corre el aire que refrigera de una forma natural. La electricidad es solar y la iluminación por la noche es mayoritariamente con velas, lo que te transporta a un lugar fascinante. Pero no estamos ante un hotel normal, donde poder reservar y pasar uno o dos días sin integrarte en el entorno. El mínimo que acepta Diego, italiano propietario y creador del lugar, son tres días de estancia. El espíritu del lugar es conocerse entre unos y otros, tener tiempo para descansar, hacer deporte o descansar, pero también para charlar. La cena se hace en una misma mesa todos jutnos, donde las conversaciones se extienden hasta altas horas de la madrugada, siempre y cuando la química haya funcionado. Es casi esencial hablar francés o italiano, de lo contrario la fórmula no funciona. Desconozco si hay wifi pero no lo creo. Yo no lo eché de menos.
    Inspírate con las mejores listas de la comunidad