Bremen
Experiencias de los viajeros en Mercado de Navidad de Bremen

Mercado de Navidad de Bremen

Cómo llegar
Teléfono
Web
Guardar Añadir tu experiencia
Fernando

Mercado de Navidad de Bremen

He tenido la gran suerte de poder visto el Mercado Navideño de Bremen hace casi un mes y es realmente impresionante. Lastima del frio que hacia y si no estas acostumbrado te cuesta poder visitar parada por parada y poder degustar las especialidades alemanas como las salchichas y presenciar in situ como las hacen. Ademas el Mercado es en el mismo centro neuralgico de Bremen, en la misma plaza donde se encuentra el ayuntamiento y la catedral. Repito impresionante el Mercado Navideño de Bremen, el unico handicap es el frio....,Cuestion de abrigarse y ya esta.
Lonifasiko

De los más importantes de Alemania

Sabía de oídas la importancia y la tradición que tienen en general en toda Alemania los Mercados de Navidad, pero realmente el Christmas Market de Bremen me ha impresionado sobremanera. No es de extrañar, porque por lo que leo, está considerado como uno de los mejores y más importantes mercados navideños del país, y numerosos alemanes de otras regiones y turistas, sobre todo nórdicos, se acercan todos los años, algo era.

El mercado se sitúa en el corazón y centro histórico de Bremen, en la típica plaza frente al precioso ayuntamiento y la altiva catedral, también en las calles aledañas, son alrededor de 170 puestos, decorados y engalanados con esmero, con multitud de luces, puesto de todo tipo: artesanía, joyería, juguetes y peluches, barracas, puestos de comida...creo que no falta de nada. El mercado se celebra desde el 24 de Noviembre hasta el 23 de Diciembre, y sinceramente, se ve que la ciudad cobra un ambiente diferente, jovial, festivo. En otra partes de Alemania, a partir de las 18 horas de la tarde no queda ni Críspulo por las calles, pues bien, he de decir que en el Mercado de Navidad de Bremen, hasta las 20 horas había mucha gente, familias y amigos dando una vuelta por la feria y degustando comida y bebida en los puesto de la calle, y ojo, hablo de un martes normal y corriente, me quedé gratamente sorprendido, parecía que estábamos en España y todo ;-).

Es típico visitar todos y cada uno de los puestos para echar un vistazo por si algo nos interesa o llama la atención, hay mucha gente que aprovecha para comprar algún detallito o regalito de Navidad, ya que las fechas navideñas se van acercando. También está muy bien para los niños, que como vean las increíbles luces de la zona de las barracas, detrás del ayuntamiento, sobre todo de una noria que había, alucinarán y será difícil sacarlos del mercado.

Eso sí, si tengo que destacar algo, y en parte creo que es lo que más ambiente confiere al mercado, esos son los puestos de comida, alrededor de los cuales se junta numerosa gente para charlar mientras se degusta comida recién salida de la plancha. Algunos de estos puestos, están decorados y ambientados como tabernas de estilo medieval, también los camareros. A nivel de comida, la carne a la brasa se lleva la palma, pero sobre todo, las salchichas, auténtica especialidad germana que brilla con luz propia en Bremen. Reina la salchicha tipo Bratwurst, pero las hay de muchos tipos y regiones de Alemania, es un auténtico espectáculo ver cómo las ponen a la plancha, menudo color y olor, y qué os voy a contar, de sabor están de muerte. Es muy típico echarles un poco de salsa de mostaza, lo hacía todo el mundo, así como otras salsas pelín raras que suele haber allí en los mostradores.

Quizás eché en falta, o al menos yo no vi muchos, puestos en los que servían bebida, un poco raro...¡qué menos que comerte una salchicha con una buena cerveza alemana! Eso sí, otro atractivo muy típico de este mercado es el puesto en el que sirven el vino tinto caliente, sí, caliente o_O. Hay que pagar 5 eurazos, y a cambio te dan un vaso de barro lleno hasta los topes, con un vino humenate que está hirviendo a más no poder. El vasito, qué menos, te lo puedes llevar de recordatorio del Mercado de Navidad de ese año, pero creo que si lo devuelves, te devuelven algo de pasta. Sinceramente, este invento del vino caliente no me gustó mucho, al menos los primeros tragos fueron un horror, eso sí, hay que decir que los último tragos, quizás por la rasca cercana a los 0 grados que hacía, me supieron mejor. Resumiendo, no está muy bueno pero viene de cine para combatir el frío de esta zona de Alemania del Norte :D.

Nada más, simplemente terminar diciendo que si vas a Bremen en las citadas fechas, antes de Navidad, es obligatorio darse una vuelta por su Mercado de Navidad, el ambientillo pre-Navideño está más que asegurado; y recomendable cenar en alguno o varios puestos de comida del mercado, algo carillos, pero con una carne y salchichas de excelente calidad, es una auténtica gastroexperiencia germana callejera que hay que vivir.
Sandra

Navidad en Alemania

He vivido en Alemania, en Munich y efectivamente, los mercados navideños son toda una tradición. No he estado nunca en Bremen pero una amiga mía es de allí y ya me había hablado de aquel mercado. Espero visitarlo algún día. Suelo viajar a principios de diciembre a Bavaria porque respiras Navidad, y no esta relacionado solo con compras y centros comerciales como aquí en España.

En estos mercados callejeros hay puestos que venden artículos navideños para el árbol y también para montar un Belen ( el sur de Alemania es católico), recetas y utensilios navideños, etc. Y para combatir el frío lo hacen con vino caliente aliñado con canela, clavo y anís. También puedes encontrar puestos con castañas asadas y almendras garrapiñadas ( quien lo diría !!! )
Luis Márquez

Exlente para toda la familia

En esta feria encontraran muchos puestos de comida, atracciones para los niños, tiendas de recuerdos en general es un excelente sitio para pasar una bonita tarde con tu familia o tu pareja y disfrutar de la navidad alemana.
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Mercado de Navidad de Bremen ayudarán a otros.