Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Nanchang?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Mercadillos en Nanchang

2 mercadillos en Nanchang

Mercadillos en Nanchang
Puesto de escorpiones y tarantulas
Muchas veces nos comentan que en estos países se come esto y que en otros países se como lo otro. Aquí tenemos una prueba inequívoca de que de verdad se comen los escorpiones, las tarántulas (con pelo y todo), los cienpies y diversos insectos de lo mas repugnante. Yo que soy comilón y no tengo miedos ni ascos a las comidad de todos los lugares en los que he estado os diré que por más que me invitaron a comerlos siempre decliné. Muchos dicen que están buenos, como patatas fritas de bolsas, otros piensan que están deliciosos... Pues muy bien, tampoco me gustan los caracoles que tanto se comen en España y Francia, así que esto junto con las ratas de campo a la brasa que ví comerse en Laos fué de lo mas asqueroso que nunca ví en la boca de ún humano. Que os aproveche !!
Mercadillos en Nanchang
Mercadillo de comida en Nanchang
Esta ciudad, a la que los chinos llaman Chang Na y los europeos denominamos Nanchang, esta vez y honradamente no digo como otras muchas veces el nombre mal,( de hecho uno de los camioneros chinos con los que pasé varios días era natural de esta ciudad ) me sorprendió una mañanita con esta super-mercadillo donde pasé un día divertidísimo. Todavía y pese a la cercanía del este del país, que suele ser lo más visitado por los turistas, los paisanos se sorprendían al verme a mí y a mi cámara; pero al contrario que en otras zonas aquí las gentes eran muy simpáticas y alegres, además aprovechando la festividad todos estaban de muy buen humor. En esta ciudad me tiré 3 días descansando después de un viaje en tren de mil kilómetros y otra semana de bicicleta cruzando las regiones de Guangxi y Guizhou y la cuenca del Yangzi, hasta coger otro tren que me llevase a Shangai. No tengo imágenes de estos días anteriores ya que la cámara se me rompió en un trastazo que le dí con la bicicleta. Gracias a Dios me la repararon en esta ciudad y pude volver a gravar...