Escribe aquí tu destino
Compartir
¿Te gusta Isla Holbox?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Tiburon Ballena en Holbox

4 opiniones sobre Tiburon Ballena en Holbox

Nadar con el tiburon Ballena

Al norte de la península del Yucatán (México) existe una pequeña isla llamada Holbox, aislada del mundo por la laguna de Yalahau, donde el tiempo pasa lenta y pausadamente, como nuestro amigo Domino.
Domino, es como llaman cariñosamente los lugareños al Tiburón Ballena (Rhincodon typus) por los tonos de su piel que se asemejan a lo puntos de las fichas del famoso juego de mesa.
El tiburón ballena, es el pez más grande del mundo, pudiendo llegar a los 20 m de longitud y 12 toneladas de peso, obviamente estos son valores máximos, lo habitual es ver ejemplares de entre 8 y 12 metros.
Este fantástico animal, pese a su enorme tamaño, es un ser dócil se alimenta de plancton, pequeños peces y calamares, dado a su enorme tamaño y su dieta, la presencia de personas nadando o buceando alrededor no le despierta ningún tipo de interés y cuando nos lo encontramos el simplemente sigue su curso esquivándonos si nos hallamos en su camino y sin alterarse lo mas mínimo ni distraerse de la verdadera intención que no es otra que devorar plancton.

Leer más
+3

Tortura de viaje y mucho estres para el animal

Estamos en la isla de Holbox, sabíamos lo del tour del tiburón-ballena y habíamos barajado la posibilidad de hacerlo pero tras recopilar información, decidimos no hacerlo por varios motivos, el primero de ellos es el respeto por el mundo animal, al igual que cuando estamos comiendo o plácidamente tumbados en una playa no nos gusta que nadie nadie nos moleste, entendimos que para los pobres tiburones que se encuentran a kilómetros y kilómetros de las costas alimentándose, debía ser estresante que aparezcan los humanos a "molestarlos", el otro motivo era el tiempo que ello lleva, de 7 a 8 horas dentro de un barco y el tercer motivo el tipo de embarcación... de lo peor, no caben mas de 10 personas, antiguas y muy pequeñas.Pues bien el otro día desayunando un Holxbense nos convenció a mi marido y a mi de que el tour era maravilloso, muy "lindo" que el día anterior habían visto cientos de "tiburoncitos", que luego nos llevaban a hacer snorkel a los arrecifes con "lindos pesesitos de colores" y luego a ver "los lindos flamingos rosas".

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos