Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Bo Rai?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Bo Rai

8 colaboradores

3 lugares donde comer en Bo Rai

Cafeterías en Bo Rai
Café del mar
El puerto de Bang Bao, situado en la isla de Koh Chang, está repleto de lugares con encanto en los que se puede comer y beber, pero hay uno que posee una magia especial, por lo menos para mi. Se trata de un bar de copas que está situado en la calle central del puerto y se llama "café del mar". El nombre ya significó mucho para nosotros, ya que llevábamos un mes fuera de España y nos hizo mucha ilusión encontrar un establecimiento que llevaba el nombre en castellano, pero es que, además, el lugar es maravilloso. El establecimiento es todo de madera, en lugar de puerta, lo que tiene es una especie de puente decorado y cuando entras, te olvidas de todo por completo y te quedas invadido por el ambiente tan mágico que existe. Se trata de un lugar al aire libre que posee lonas de colores para protegerlo de la lluvia y del tiempo. Las mesas son bajas y en lugar de sillas hay cojines enormes o hamacas. La iluminación es a base de velas de todo tipo y de fondo siempre se escucha música chil-out. Por si fuera poco, el lugar está regentado por una mujer encantadora (europea) que se desvive por atender a los clientes y, los empleados que tiene también son encantadores. Para colmo, el precio tanto de los platos que ofrecen (son todos para picar) como de las bebidas son muy baratos, así que no se puede pedir nada más. Os recomiendo que os coloquéis en una de las mesas que dan al mar, porque desde ellas se pueden ver los barcos llegando al puerto e incluso unas puestas de sol espectaculares.
Restaurantes en Bo Rai
Restaurantes de Bang Bao
En la isla de Koh Chang hay cientos de lugares para poder comer y además, hay una gran variedad gastronómica, se puede elegir entre comida tailandesa, italiana, europea, china, etc. Además, también hay una gran variedad de precios, así que tenemos todo tipo de opciones a nuestra disposición. Pero, sin duda, uno de los lugares de la isla más románticos para cenar es el puerto de Bang Bao, ya que además de las preciosos paisajes que posee, la traquilidad que ofrece y la calma que existen hace que sea un sitio mágico. El puerto de Bang Bao consiste sobre todo en una especie de calle estrecha y larguísima donde hay numerosos restaurantes y bares para tomar copas. Todos los restaurantes de esta zona tienen como especialidad los pescados y, os recomiendo que los probéis, porque son exquisitos. Todos los restaurantes de Bang Bao son bastante parecidos, cambian sobre todo en el tamaño, pero todos tienen mesitas con vistas al mar que suelen decorarse por la noche con velas, creando una intimidad mágica. El resto del establecimiento suele ser muy normalito. A la hora de elegir uno en concreto no sabría que deciros, porque la verdad es que estuvimos en tres de ellos y en los tres nos encontramos muy a gusto. A parte del pescado, también es excelente la comida tailandesa, sobre todo los nuddles. ¡Ah!, una recomendación, nunca pidáis vino. Nosotros lo hicimos y te enseñan una carta en el que los más baratos cuestan más de 20 euros, algo muy caro para los precios de este país, pero si hubiera estado bueno no habría problema, lo malo es que no entienden de vinos y los que tienen suelen llevar allí bastante tiempo y están expuestos a las temperaturas ambiente del lugar, con eso digo todo...
Restaurantes en Bo Rai
Restaurante de Salak Phet
La parte sur de la isla de Koh Chang está muy poco habitada y es bastante complicado encontrar un lugar para comer en todo Salak Phet. Cuando vas por la carretera lo único que hay es vegetación y humildes casas de los lugareños, parece imposible encontrar un restuarante hasta que de repente llegas al final de la carretera (aunaque parezca increíble llega un punto en el que la carretera desaparece para siempre) y ves un letrero que anuncia un restaurante. Para llegar hasta él hay que caminar por una especie de puente de madera durante unos metros. El restaurante es una casa particular que da al mar y en cuyo porche hay instaladas cuatro mesitas con sillas. Este lugar está regentado por una señora mayor que habla muy poquito inglés pero intenta comunicarse con los turistas a través de gestos y siempre tiene una sonrisa en la boca. Nunca suele haber mucha gente y se respira una tranquilidad y una paz impresionantes. Además, es un lugar mágico porque por mucho calor que haga en la isla, aquí siempre corre la brisa del mar y se está de maravilla. La comida, como os podéis imaginar, es muy sencilla y tailandesa. Suele haber tres primeros a elegir (arroz con pollo, arroz con pescado o nuddles) y de segundo pescado o carne. Este fue uno de los lugares en los que me encontré más a gusto de toda la isla, te olvidas por un rato de todo y lo único que tienes es una paz impresionante.