MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Mbour?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Mbour

26 colaboradores

10 cosas que hacer en Mbour

Zoos en Mbour
Reserva natural de Bandia
(4)
Un parque natural en la costa de Senegal, muy fácil de acceso desde Dakar, se hacen un par de horas de coche para llegar más o menos, solo hay 65 kilómetros, pero siempre se tarda más cuando la carretera no está buena y que todos conducen como si fueran los únicos ahí. Llegamos a la entrada del parque bastante temprano en la mañana, es mejor para ver los animales porque con el calor del día prefieren ponerse tranquilamente a la sombra y esconderse de la luz. Subimos en un gran vehículo elevado para 10 personas, con un chófer guía que sabe donde están los animales, las jirafas, los pájaros, en medio de los baobabs, en un espacio natural protegido de 3500 hectáreas. Algunos animales son de Senegal, otros los han traído de África del Este, pero están bien con el clima, que es bastante similar al de la otra costa africana. Vemos antílopes, hipopótamos, jirafas, avestruces, cocodrilos … Desde Saly y Mbour, los principales centros de vacaciones para los europeos, las agencias de viaje ofrecen agrupar a las personas para hacer un grupo de 10 y alquilar un vehículo. A la salida, podrás descansar en un lindo restaurante decorado con artesanías africanas.
Playas en Mbour
Playas de Mbour
(2)
Las puestas de sol son alucinantes y es cuando hay mas gente en la playa por que la gente va a hacer deporte: fútbol , entrenamiento para la lucha senegalesa, que tienen mucha afición y deporte en general.
De interés cultural en Mbour
Vida cotidiana en Senegal
(1)
Otro destino imprescindible en Senegal es Mbour. Ciudad con todos los servicios necesarios pero, sobre todo conocida, por la llegada de los pescadores a la caída del sol (a partir de las 17:00h.). La playa se llena de cayucos pintados de colores alegres, ninguno igual a otro, cargados de pescado. Las mujeres esperan en la playa, para la venta al por menor. Los hombres de la playa arrastran con cuerdas los cayucos para que los pescadores descarguen las cajas. Y comienza una carrera con el pescado a cuestas: quién más pescado descargue, más vende a la factoría que en barracones, a modo de lonja, espera para ser congelado y transportado al interior del país y a otros países, siendo el pescado, una fuente de riqueza nacional. Un consejo: nunca tirar fotos a los pescadores, ya que no les gusta nada, a diferencia del resto de personas del país, que están deseando ser fotografiadas sin pedir nada a cambio. A diferencia de Mbour (de la que dejo más fotos), se destaca la actividad de las salinas del el Lago Rosa, cuyo nombre le hace justicia. Tiene la peculiaridad de que su alto porcentaje salino, te hace flotar en sus aguas, siendo realmente difícil conseguir la verticalidad (doy fe). La sal es explotada de manera artesanal: en barca, se extrae del fondo y se deposita en pequeños montones junto a la orilla con un letrero que indica el nombre del propietario, mientras se seca al sol para, posteriormente, ser trasladada en sacos y carro a la ciudad para su venta y, a veces, trueque.
De interés cultural en Mbour
Saly Vélingara
(1)
Saly Vélingara es un pequeño pueblo de artistas situado entre Mbour y Saly Portudal. Su gente es hospitalaria, sonriente, solidaria. Pobre en recursos, pero muy rica de espíritu. Medio pueblo se dedica a la música y la danza tradicional africana, es un lugar perfecto para vivir unos meses y aprender alguna de sus artes.
Carreteras en Mbour
Carreteras de Senegal
(2)
No está mal conocer un poco de las carreteras de Senegal en el caso de que uno se atreva a alquilar un coche y a adentrarse por sus caminos. Es fácil alquilar un coche por un precio bastante barato, otra cosa es que no te de problemas, que los dan. El otro problema que tenemos son las carreteras. Por lo general, sólo son buenas en las cercanías de las ciudades grandes, el resto, es una aventura. Por las partes más urbanizadas están algo mejor asfaltadas, con pocos baches y toda la carretera parcheada. Hay un carril para cada sentido y en algunos tramos uno más. El arcén ni existe y lo que haya al lado de la carretera, ahí está, moleste o no. Problema 1: Si hay accidente y se cruza el coche en un carril sin poder moverse, la carretera se para, literalmente. Y la gente baja de sus coches y se pone a vender todo aquello que iba a vender en la ciudad, bebidas, ropa, comida.... Es increíble y parece una locura, pero lo hacen y la gente compra. Y no veáis lo que se agradece un refresco y un bollo en medio de un atasco con el calor de Senegal. Pero la cosa cambia una vez nos hemos alejado de las ciudades. Aquí las carreteras están porque tienen que estar y te das cuenta de ello porque un día tuvo que haber. No son carreteras con baches, son baches con algo de carretera que has de ir esquivando si no quieres que la tartana que has alquilado se parta. Por el camino entre ciudad y ciudad no hay nada, sólo, eso sí, un paisaje salvaje increíble. Así que es recomendable llevar una garrafa de gasolina y una rueda (dos si es posible) de repuesto. Apenas encontraréis gasolineras, aunque sí, en medio de la nada, algún que otro pueblito puesto ahí como por arte de magia, sin nada alrededor, sin electricidad apenas y con lo justo. Y allí vive la gente. Viven de los que paran a comprar algo de camino por la carretera y de lo que les das cuando te ven y no hacen más que pedirte. Son pueblecitos en los que por la noche sólo se ve la luz de las velas y ya. Y aquí el problema 2: la noche. Yo no recomendaría, a menos que sea muy necesario, conducir de noche. Las carreteras no están iluminadas, los reflectantes ni existen y no se ve absolutamente nada. Es bastante peligroso. De día ya de por sí son peligrosas, aunque con cuidado se puede ir bastante bien, siendo a veces hasta más peligroso el coche que la propia carretera. Pero esta última tiene tramos de auténtico pavor en los que el coche, literalmente, bota o se queda parado porque la rueda se te ha enganchado en un bache, que pasa. Así que todo el que tenga valor, que lo haga pero con cuidado. Eso sí, es muy recomendable, pues llegas a sitios donde un autobús no para y puedes descansar cuando quieras. Eso sí, tened en cuenta las horas de anochecer y donde queréis dormir para que no os pille la noche en la carretera.
Reservas Naturales en Mbour
Parque de animales de Bandía
(2)
Este es un parque natural en la costa de Senegal, de fácil acceso desde Dakar, a sólo dos horas (65 kilómetros, pero por caminos mal asfaltados). Llegamos al parque a primera hora de la mañana porque es mejor para ver los animales, ya que con el calor del día, prefieren la sombra y se ocultan de la luz. Subimos en un gran 4x4 para 10 personas con un conductor guía que conoce la forma de encontrar los animales: zebus, jirafas, entre los árboles baobab en un área natural protegida de 3500 hectáreas. Algunos animales estaban aquí y otros fueron traídos gracias al clima, no tan diferente de África oriental. También vimos jirafas, antílopes, hipopótamos, cocodrilos y avestruces. A la salida, usted puede relajarse en el bar restaurante con bella decoración Africana.
Playas en Mbour
La playa de Somone
(1)
De un día para otro decidí que ya estaba bien, que estaba harta de este mundo occidental y sus empresas explotadoras y sus personas insolidarias,en cuestión de una semana, me busque el billete de avión, las vacunas, la mochila, y todo lo necesario,el mejor estrés que he vivido en mi vida. Tenia por delante 1 mes por delante sola a la aventura, no necesitaba trasladar solo mi cuerpo geográficamente, necesitaba un viaje de verdad. En cuestión de unas horas ya estaba en otro mundo, Pero de verdad¡¡¡.
Pueblos en Mbour
Mercados en Mbour
(1)
Sitios insólitos en Mbour