MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Poipu?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Poipu

8 colaboradores

4 cosas que hacer en Poipu

Playas en Poipu
APoipu Beach
Ser una zona de grandes complejos hoteleros de muchas estrellas y playas privadas, con horarios de apertura y cierre, hacen que Poipu no destaque justamente, por ser una zona vírgen. Aún así, no puedes perderte ir hasta la playa del Hotel Sheraton, para ver el sol esconderse en el horizonte; sentados sobre la fina arena, filosofando y bebiendo (si es alcohol, no olviden tapar con la típica bolsa marrón de papel, ya que está prohibido beberlo sin ningún camuflaje en la playa) equipados con sus cámaras, capturando los increíbles tonos cálidos del atardecer, sobre el azul turquesa del sur del Pacífico.
De interés turístico en Poipu
Leyenda del gran Mo’o (Spouting Horn)
Junto a la turística área de Poipu y pasando el spot de surf conocido como PK’s, continuas camino en dirección al National Tropical Botanical Garden, para encontrarte con una fábula y una maravilla natural. Cuentan las leyendas hawaiianas, que la costa estaba protegida por un gran lagarto – Mo’o-, que se comía a cualquiera que osara pescar o nadar en estas aguas. Hasta que un buen día, un hombre llamado Liko, entró decididamente al mar y al ver al lagarto, escapó por el tubo de lava; por lo que Mo’o, intentándo arremeter contra él, nadó rápidamente al acecho, atascándose allí para nunca más poder salir. El tubo de lava donde quedó atrapado el lagarto, hoy escupe agua del mar hacia la superficie, acompañado por el gemido de hambre y dolor del Mo’o, aún atascado entre sus piedras.
Senderismo en Poipu
Sendero a Mahaulepu, Heiau sagrado
(1)
Sendero para disfrutar de los acantilados de la costa de Kauai y su merecida apelativo de Isla Verde, a través de la parte más meridional de ella. Caminata golosina de geólogos por su fascinante historia de formaciones, erosiones y piedra caliza. Para los vagos que pasan de excursiones al aire libre, pueden llegar a la idílica playa del final del trayecto, en coche, siguiendo hasta el final de Poipu Road y enfrentarse a horarios de cierre y apertura en un puesto de control. Yo considero que… WALK . KEEP IT REAL . Odisea del Mahaulepu Aquella mañana abrimos los ojos bastante tarde y por desgracia, estaba lloviendo desde temprano, algo habitual desde nuestra llegada a la isla verde. Fuimos directo al ABC Store de Kapaa Town para desayunar café americano french vanilla, que se convirtió más que en una costumbre en un vicio, pero no solo matinal ya que nos obliga a pasar, más de una vez, por este tipo de tiendas, para recargarnos de esta dulce e irresistible dosis de cafeína. Esa mañana, elegimos la ruta del sur y condujimos hasta Poipu, buscando una playa llamada Shipwrecks; mis apuntes pre-viaje indicaban que desde allí, nacía un sendero que nos llevaría hasta una playa llamada Mahaulepu. Aparcamos el coche cerca de los pavillions de Brenecke Beach, porque creíamos que habría alguna indicación del sendero por allí pero… nada de nada. Vuelta al coche para ir hacia Poipu Road, la carretera que nos había llevado hasta allí, y coger un camino sin vislumbre alguna de señales indicativas, hasta dar por fin con uno, en el que figuraba el nombre que buscábamos…. Mahaulepu; parecía que estuviéramos buscando algún tesoro recóndito ya que el camino era bastante chungo, con muchos baches. Nuestro querido rental car no estaba asegurado a todo riesgo, por lo que la lentitud se acentuó en nuestro avance, para evitar catástrofes monetarias de franquicias que nunca cubren nada. Finalmente, dimos con unas vallas donde sí habían unos carteles, enormes, que luego de capitanear aquel largo coche americano durante dos millas, nos advertían: NO PASAR. CAMINO PRIVADO. SOLO CON PERMISO ESPECIAL.LOS VIOLADORES SERAN PROCESADOS (NO TRESPASSING. PRIVATE ROAD. ONLY WITH SPECIAL PERMIT. VIOLATORS WILL BE PROSECUTED) Traspasamos las vallas y continuamos por el camino, hasta que me emparanoié (muy típico en estas tierras, uno termina adáptandose a sus costumbres) y claudiqué, argumentando que prefería no tener problemas ni con el FBI, ni con la KPD o cualquier otra sigla extraña; teniendo que soportar las críticas de mi compañero de viaje, de que era una sosa, una aburrida. Protestándome, metió reversa para regresar al Poipu Road y descubrir que justo donde termina éste, hay un desvío que parece llevarte a un gran resort, pero realmente desemboca en Keoneloa Bay (llamada por los locales Shipwrecks Beach, por el naufragio de un bote pesquero en los ’70) que es donde comienza el sendero . Valió la pena perderse, para luego encontrarse con este sublime recorrido de dos millas; viajando a través de suelos de arena, zurcando dunas y extrañas plantas crasas, hasta un marcado camino de tierra colorada, que descubre la alucinante costa de este hermoso patrimonio cultural, horriblemente interrumpido a mitad de camino, por una desubicada pista de golf. Llegamos a la desierta playa de mis apuntes, cargando nuestra gafas de snorkel en la mochila, con la plena intención de ver pececillos de colores, pero el mar estaba bravo, con mucho oleaje y parecía un tarea difícil de realizar. Aún así, nos pusimos las patas de rana y disfrazados, metimos la cabeza debajo del agua pero… ZERO, nada. Como había mucho viento para disfrutr del sol, retomamos el camino de regreso a la playa del naufragio, donde una hermosa pareja de novios nos invitaba a ser testigos de su –o quizás también “mi”- ansiada y soleada boda, a orillas del mar.
Playas en Poipu
Actividades en Poipu y cerca
Entradas
Go Oahu Card
65,50