Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Congo?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en República Democrática del Congo

28 colaboradores

13 cosas que hacer en Congo

Pueblos en Matadi
Matadi
(1)
Matadi es la capital de provincia de Bajo Congo y hace frontera con Angola, concretamente el Congo y Angola están separados en esta zona por el río Congo, así que la orilla izquierda pertenece a el Congo (concretamente aquí se encuentra Matadi) y la derecha a Angola. Lo más destacado de la ciudad de Matadi es su puerto. Se trata del principal puerto de la República Democrática del Congo y de uno de los más importantes de todo África. Es un puerto totalmente navegable y el punto de importanción y exportación más importante de todo el país. Las principales exportaciones que se realizan en esta zona son las de café y madera. Además, el puerto de matadi ha tenido una gran importancia siempre, ya que anteriormente era el punto de referencia de los belgas para realizar todas las actividades económicas. Pero Matadi también hay más cosas, en los alrededores podemos disfrutar de dos auténticas joyas, por una lado se encuentra el monte Cambier y por otro las cataratas de Yelaba. Ambos lugares merecen una visita ya que son espectaculares. Para poder atravesar el río Congo, Matadi cuenta con un gigantesco puente de más de 720 metros que posee vías de tren y carretera y fue construido en 1983. Es una de las ciudades más desarrolladas de la zona y eso se ve en cualquier calle por la que pasees.
Selva en Beni
Beni
(1)
Sin ninguna duda kivu es una de las zonas mas autenticas e interesantes de Africa. Sus espectaculares parajes naturales no dejan indiferente al viajero. La zona este de la R.D. CONGO ofrece un cóctel especial de aventura total con una casi nula infraestructura turistica....Practicamente no hay ninguna carretera asfaltada a excepción de la zona de las grandes ciudades...Un país actualmente con conflictos internos que hacen muy complicada su visita...El reportaje es del 1992 y muestro lo mas interesante de la zona este del país. LOS PIGMEOS DEL ITURI, SAFARIS, GORILAS DE MONTAÑA, ASCENSION AL VOLCAN NYIRAGONGO y un largo etc...que no dejara indiferente al viajero mas aventurero amante de las grandes emociones y de los grandes paisajes naturales....
Reservas Naturales en Bukavu
Parque Nacional Kahuzi-Biega
(2)
El Parque Nacional Kahuzi-Biega está situado en el este de la República Democrática del Congo, 50 km al oeste de Bukavu, en la provincia de Kivu del Sur, cerca de la orilla occidental del lago Kivu y de la frontera ruandesa. Creado en 1970, en 1980 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tiene una extensión de 6.000 km², y sus coordenadas geográficas son 2°30′S 28°45′E. El parque está cubierto de una vasta extensión de selva tropical primaria y está dominado por dos volcanes extintos: el Kahuzi (3.308 m) y el Biega (2.790 m). El Kahuzi es el pico más alto de la región. Entre 2.100 y 2.400 msnm vive una de las últimas poblaciones de gorila de montaña; fue aquí donde Dian Fossey (protegida de Louis Leakey) comenzó a estudiarlos antes de marcharse a Ruanda. Antes de las guerras que asolaron esta región de África desde los años 1990 sólo quedaban unos seiscientos gorilas, y recientes estimaciones (2005) situaban la población en poco más de cien ejemplares. La guerra, la quema indiscriminada y el furtivismo han hecho que el parque fuera incluido en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro en 1997. Estar cerca de estos fabulosos animales es sin duda alguna una de mis experiencias más emocionantes que nunca he tenido....
Volcanes en Kikwit
Ascensión al Volcán Bisoke
Una de las actividades complementarias a la visita de los gorilas en el Parc National des Volcans, o Volcano National Park en Ruanda, es aprovechar que estamos aquí, para ascender a uno de sus extintos volcanes, que también forman parte del Parque. Nosotros decidimos subir al Volcán Bisoke, de 3.711 metros. Y aunque la ascensión no es muy larga en distancia, el fuerte desnivel que hay que superar, la fuerte pendiente y el que apenas haya ningún descanso en toda la ascensión, hacen que la subida se haga dura y costosa. El camino en la temporada de lluvias es muy resbaladizo, por lo que hay que llevar unas buenas botas y además es de ayuda, para la bajada el uso de un bastón largo, para salvar algunos fuertes desniveles. Para subir al volcán hay que hacerlo con un guía oficial del parque, pues no está permitido hacerlo por tu cuenta. Además como esta es zona fronteriza con la República del Congo y en el pasado ha habido escaramuzas con rebeldes, a los grupos que suben al volcán les acompañan varios soldados armados con kalasnikov. Una de los atractivos de esta subida es poder ver cómo va cambiando la vegetación a medida que vamos subiendo hasta el cráter. Selva tropical, bambú, Hagenia-Hypericum,….. El cráter en la parte superior tiene un lago con una forma casi circular, pero no es posible dar la vuelta al mismo, debido a que el otro lado pertenece a la República Democrática del Congo. A pesar de que durante la subida vimos excrementos de búfalos, no vimos ningún animal, pero a pesar de todo, el esfuerzo mereció la pena.
De interés cultural en Brazzaville
Carreteras del Congo Brazzaville
El Congo Brazzaville, también conocido como Congo o República del Congo, es un país de África que limita con Camerún y la República Centroafricana por el norte, al sur y al este con la República Democrática del Congo, que era el antiguo Zaire, al occidente con Gabón y al suroeste con Cabinda, el pequeño enclave de Angola. Esta país destaca por poseer una de las selvas más grandes de todo África, la selva de Mayombe, y por lo tanto, los paisajes que se pueden contemplar en Brazzaville son únicos y espectaculares. Nosotros tan sólo estuvimos de paso por este país, pero pudimos contemplar una vegetación increíble, con unos árboles gigantescos y un colorido indescriptible. Uno de los mayores inconvenientes que tiene este país, al igual que la mayoría de África, es que las carreteras apenas existen. Para poder atravesar el país tan sólo existe una carretera que en su mayor parte es de tierra y está siempre muy transitada por camiones. Esta carretera atraviesa la zona selvática de Brazzaville y cuando es época de lluvias, la carretera se convierte, sobre todo en este punto, en un auténtico infierno. Es imposible transitar por ella sin quedarte atascado a cada paso debido a los gigantescos barrizales que se forman. es imposible transitar aunque vayas con todo terrenos equipados, y lo más habitual es que te toque pasar más de una noche en la zona si quieres atravesar el lugar. Como podéis ver en las fotos, más que barrizales parecen mares de barro que bloquean totalmente el acceso. A nosotros nos tocó empujar más de cincuenta veces, no exagero, así que lo que decidimos al final fue ir todo el tiempo en ropa interior, porque cada vez que te tocaba empujar te ponías de barro hasta las cejas.
Reservas Naturales en Brazzaville
Selva de Moyambe
(5)
La selva de Mayombe se encuentra situada en la República del Congo o Congo Brazzaville y es una de las más grandes e importantes de todo África. Se trata de una zona repleta de árboles gigantescos que cubren todo de verde. Son árboles que poseen una madera excelente y por lo tanto poseen un gran valor económico. China lo sabe y está aprovechando esta baza, así que, desde hace años, esta selva siempre está repleta de personas que trabajan continuamente talando árboles. Una vez talados, introducen los gigantescos troncos en enormes camiones que los trasladan hasta algún puerto, normalmente el de Cabinda debido a la proximidad. Allí, se llevan a su destino definitivo, China. En esta selva tan sólo hay una carretera de tierra que une la zona con las ciudades y los puertos, así que como os podéis imaginar, por ella circulan cientos de camiones repletos de madera cada día. Es increíble el trasiego que se ve y personalmente me dio mucha pena la situación, ya que a este paso, en muy pocos años el paisaje de la selva cambiará radicalmente. La selva de Moyambe es un auténtico espectáculo natural que posee unas características únicas gracias al clima cálido que posee durante todo el año, la temeratura media suele ser de unos 30 grados, y sobre todo, gracias a las abundantes lluvias que cae en esta parte del planeta. Lo más destacado de este lugar son sin duda sus enormes árboles, tan codiciados por países como China, pero no es lo único llamativo ni mucho menos. Este lugar está repleto de una vegetación que posee unos colores indescriptibles, en serio. Hay unos verdes por todas partes que por mucho que intente explicarlos, tan sólo se pueden comprender cuando se ven. Lo mejor para conocer a fondo esta parte del Congo es realizar excursiones por su interior, eso sí, tan sólo por aquellas zonas que poseen caminos, que no son muchas, ya que sino correremos el riesgo de perdernos completamente o de encontrarnos en situaciones de peligro. Nosotros, por ejemplo, jamás nos separamos de los caminos marcados y aún así hubo algún momento de inquietud, sobre todo por las noches, ya que como no se ve nada, siempre sientes algo de tensión. Cuando recorres esta zona te encuentras con miles de plantas diferentes y en muchas ocasiones con pequeños riachuelos o charcas que poseen unas aguas completamente limpias. En cuanto a los animales, hay todo tipo de especies. Nosotros no nos topamos con ninguna especialmente llamativa pero todas las especies que vimos eran diferentes a las de España, sobre todo por el tamaño, por ejemplo, el cien piés que aparece en la fotografía tenía un tamaño gigantesco, aunque no lo parezca en la foto. Sin duda es un lugar mágico e indescriptible que ojalá se siga conservando con los años, porque por desgracia, cada vez está siendo más explotado.
De interés cultural en Brazzaville
Tribus de las aldeas de Brazzaville
(1)
La gente que vive en las aldeas que hay en la selva de Moyambe, en el Congo Brazzaville, son personas que han llegado hasta aquí hace pocos años. Se han desplazado desde otros lugares cercanos del Congo para trabajar en los bosques, en el sector maderero, y poco a poco han ido formando pequeñas aldeas. Así que aquí todos los hombres se dedican a la tala de árboles y por lo tanto cambian algo las costumbres con respecto a otras zonas africanas, ya que las mujeres no tienen tantas cargas. En estas aldeas las mujeres se dedican a cuidar a los niños y a realizan las labores domésticas. La gente de estos poblados ha convivido más con personas de otros países, como China, y por lo tanto, están más occidentalizados. Se puede ver sobre todo en las vestimentas e incluso en la forma de vida. Las casas son más similares a las nuestras y también las actividades diarias que realizan. Además, salvo los más pequeños, no se asombran tanto cuando ven a "blanquitos". Eso sí, siguen siendo tan hospitalarios como siempre, aunque están más espabilados a la hora de poder sacar cosas. Por ejemplo, los más pequeños están siempre junto a las carreteras esperando que los blanquitos se queden bloqueados con sus coches por el barro y así poder sacarles dinero o cualquier otra cosa a cambio de ayuda.
Puertos en Pointe Noire
Pueblos en Kinshasa
Reservas Naturales en Beni
Selva en Matadi
Selva ecuatorial atlántica
El paisaje de la parte oeste del Congo que se encuentra junto al Altántico está formado por la selva húmeda que posee una belleza impresionante. Este tipo de selva afecta a todas las regiones que se encuentran en el ecuador y se caracteriza por poseer una vegetación increíblemente verde que se mantiene así todo el tiempo gracias a las frecuentes lluvias que hay en estas zonas. Se trata de unos paisajes únicos caracterizados por el verdor tan intenso que tienen y por poseer una vegetación preciosa pero baja, no hay árboles descomunales, más bien todo lo contrario, está todo repleto de vegetación pequeña pero con un colorido espectacular. En esta parte del Congo, los árboles más altos son las palmeras, que están por todas partes y ofrecen un paisaje precioso, sobre todo cuando el día es nublado, ya que contrasta muchísimo más el azul oscuro del cielo con el intenso verdor que cubre toda la tierra. En esta zona además los paisajes ganan muchísimo más gracias al Atlántico y a los ríos que cruzan las laderas y los campos. Es como estar en el paraíso, lo increíble es que todavía sea una zona completamente desconocida para muchos viajeros.
De interés cultural en Brazzaville
Niños de Mayombe
Uno de los momentos más "chocantes" que vivimos durante nuestro viaje por África fue en el Congo Brazzaville, concretamente cuando atravesábamos la única carretera que hay en la selva de Mayombe. Era época de lluvias y al no estar asfaltada la carretera se había convertido en una auténtica piscina de lodo y en una gran trampa para todos los turistas, ya fueran todo terrenos o camiones. En cuando comienza a pasar los coches se quedan completamente bloqueados y en ocasiones es necesaria la ayuda de más personas para poder sacarlos del barrizal. Esto lo saben muy bien los niños que viven en las aldeas de esta zona del Congo y por eso, durante la época de lluvias, cambian su lugar de residencia. Están todo el día en la carretera esperando a que pasen los vehículos, ya que en cuanto se quedan atrapados ofrecen su ayuda a cambio de dinero o de comida. Es una buena forma de ganarse la vida si no fuera porque son más listos que el hambre. Lo digo porque eran capaces incluso de crear ellos mismos los socavones para que los vehículos se quedaran parados y, en cuanto te veían en apuros, intentaban sacar todo lo que podían. Además, si veían que no les ibas a ofrecer lo que querían, se quedaban a tu lado riéndose de tu situación, porque sabían que es imposible sacarlo entre poca gente. Aquí se ven niños de todas las edades, los más pequeños suelen llevar palas para que veas que también ellos pueden ser útiles. La verdad es que vivimos unas situaciones bastante cómicas y sobre todo inusuales que, a mi por lo menos, jamás se me olvidarán. Fueron momentos cómicos, de irritación, todos los sentimientos se mezclaban en cuestión de segundos.
Pueblos en Brazzaville
Aldeas de Brazzaville
En la zona de la selva de Moyambe se encuentran varias aldeas que viven en plena naturaleza. Son unos lugares preciosos que poseen un encanto increíble y que parece que han sido sacados de un cuento infantil, porque están formados por casitas pequeñas de madera completamente rodeadas de inmensos árboles e intensos verdes. Las casitas de madera son muy humildes y en su interior tan solo tienen lo necesario para vivir, es decir, un espacio amplio en el que duermen, normalmente lo hacen en el mismo suelo o sino en camas básicas. El resto de rutinas de la vida diaria, como es el cocinar o el aseo personal se hace en la calle, como en muchísimas otras partes de África, así que las viviendas se reducen a lo básico. Una de las principales diferencias que tienen estas casas con respecto a las típicas chozas africanas es que la mayoría de ellas cuentan con una especie de porche. esto se debe a que en esta zona son más los días lluviosos que los que hace sol y por lo tanto necesitan tener un espacio resguardado de la lluvia para cocinar y para poder hacer la vida diaria. Las aldeas son bastante pequeñas y no tienen más que una docena, aproximadamente, de casas cada una de ellas, pero como decía, es maravilloso acercarse hasta ellas para verlas porque tienen un encanto único. Además, los habitantes son muy hospitalarios y agradables.
Inspírate con las mejores listas de la comunidad