Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Nesebar?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Nesebar

26 colaboradores

10 cosas que hacer en Nesebar

Ruinas en Nesebar
Ciudad antigua de Nessebar
(2)
La ciudad vieja de Nesebar es un lugar Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra en la costa búlgara del Mar Negro. Lugar que bien merece una visita, aunque en verano suele estar muy masificado ya que mucha gente llega cada día tanto desde las playas y el turismo masivo de la ciudad nueva de Nesebar como de otros lugares cercanos. Nesebar tiene un rico legado histórico y arquitectónico que como en tantos otros lugares de la zona balcánica nos recuerda el cruce de caminos entre viejos imperios. Además de los viejos monumentos de su rico pasado histórico tiene una agradable playa y un puerto de mar pintoresco.
Playas en Nesebar
Playa de Fort Beach
Tras visitar la tarde anterior la playa de Central Beach, al día siguiente decidimos cambiar y probar otra de las múltiples playas que posee esta pintoresca y animada localidad cerca de Nessebar. Es justo la siguiente playa hacia el Norte de la mencionada Central Beach, mirando al mar, quedaría a la izquierda. De hecho, están mínimamente separadas, pero os puedo asegurar que son mundos diferentes, en absolutamente todo. Si bien el acceso a esta playa no está demasiado bien, yo diría incluso que por donde accedimos nosotros, más que un acceso, es un descenso, porque hay que bajar por una escalera de hierro pegada a un muro de hormigón ;-). Bueno, el caso es que esta zona de la costa por la que bajamos está sin urbanizar, no hay un paseo como tal, y como decía, se bajaba a la playa por dicha escalera. Tengo que decir que la salida por el otro lateral de la playa está mejor acondicionada. La arena de la playa es de muy buena calidad y está muy limpia, también el agua. Aunque las algas son compañeras de viaje en casi todas las playas de Bulgaria, a diferencia de su playa vecina, el agua está bien limpia, nada de residuos ni aceites, con lo que da gusto bañarse. También es una playa bastante estrecha en sus dos laterales, pero hay tramos bastante más anchos, por lo que la aglomeración de gente tampoco es excesiva. Añadir que debido a la calidad de la arena y la tranquilidad de su orilla, en la que apenas hay olas, es una playa muy indicada para ir con la familia y los niños, había mucha gente en ese plan. Por cierto, curioso el "fenómeno playero-mediático" que vimos aquí por primera vez. Dos tipos vestidos con camiseta de marinero, portando cada uno de un asa, una enorme cazuela metálica, gritando a los cuatro vientos repetidamente palabras en búlgaro que no hay quien las entienda (creo que decían "kukuruxa" o algo así). Bien, al final desciframos el fenómeno, la cazuela está repleta de mazorcas de maíz cocidas, a las que le echan un poco de sal y listas para servir, para disfrute de los autóctonos. En serio, no os podéis imaginar la de gente que les para y les compra las mazorcas de maíz, es super típico y a l@s niñ@s en general parecía que les gustaba mucho. Luego pasó algún otro portando bandejas con bollería, pero las idas y venidas con la cazuela de maíz eran continuas, como para hacer un buen brazo... Quería recomendar también el chiringuito que está justo encima de esta playa, en pleno camino de tierra sin urbanizar, a la altura de mitad de la playa, se come de cine y muy económico, lo que hizo que la experiencia y estancia en la segunda playa que visitábamos de Ravda fue mucho más agradable y placentera.
Playas en Nesebar
Central Beach
(1)
No fue muy agradable que digamos nuestra primera visita a la zona de playas de Ravda. Tras callejear un rato por la calle central de este animado pueblo costero del Mar Negro, siguiendo el letrero azul de "Central Beach", que sonaba la mar de bien, cogimos una perpendicular que nos condujo entre apartamentos en cuestión de 2-3 minutos hasta la orilla, dando a parar con esta playa denominada "Central Beach". Delimitada por un estrecho dique/espigón artificial tan típico para separar playas en Ravda, la playa nos pareció excesivamente estrecha, y esto no es cuestión de mareas en este caso, la zona de arena es estrecha de por sí y punto. Si a esto le añades zona de hamacas y sombrillas, con su correspondiente chiringuito, la zona libre de la playa se queda muy cortita. Eso sí, lo que peor impresión nos causó fue la zona cercana al dique desde el que están tomadas las fotos, había muchas algas acumuladas en la orilla y el agua estaba "aceitosa", parecía que habían echado una capa de aceite por encima del agua, supongo que sería carburante de algún barco, aunque allí no había amarres ni atraques. Bueno, el caso es que ese trecho de la playa estaba delimitado y prohibido para el baño, lógicamente, señalado con bandera roja, pero la gente se bañaba muy cerquita de esa zona, compitiendo por el sitio con numerosas gaviotas alimentándose de "vete a saber qué". S inceramente, nuestra primera impresión de playa del Mar Negro fue nefasta no, lo siguiente, menos mal que luego fuimos cambiando de parecer. En definitiva, espero que lo que vimos fuera puntual y que esta playa no esté así siempre, que esté más limpia, pero desde luego, si vuelvo a Ravda, sitio que nos gustó mucho, seguro que no volveré a Central Beach.
Ciudades en Nesebar
Iglesias en Nesebar
Iglesia de Sveti Stefan
En el interior de la muralla que rodea el casco antiguo de Nesebar hay un buen número de pequeñas iglesias que forman parte del conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Durante nuestro paseo por las calles de esta turística ciudad junto al Mar Negro, fue este templo el primero que encontramos de los muchos que hay en las calles de Nesebar. Dicen de él que es el más bello y mejor conservado de la ciudad. La iglesia está rodeada de un alto muro que esconde un jardín, y antes de acceder a él hay que pagar la entrada. El templo se levanto en el siglo XI y siendo reformado en el siglo XVI. Fue entonces cuando se añadieron las bellas pinturas que decoran todo su interior. Para conservarlas en perfecto estado el interior del templo mantiene unas condiciones óptimas de humedad y temperatura. Dicen que suele haber mucha gente visitándolo, sin embargo yo estuve sola y pude disfrutar de la joya que sola las pinturas de esta iglesia con absoluta tranquilidad. La igleisa abre todos los días, aunque con distintos horarios.
Iglesias en Nesebar
Iglesia de Christ Pantokrator
Esta pequeña iglesia es una de las más atractivas de Nesebar. No hay duda de que a ello contribuye su entorno, un cuidado jardín con grandes árboles y coloridos parterres de flores. Desde cualquier rincón de la plaza se puede conseguir una perspectiva completa del templo, algo que no ocurre en otras iglesias de la ciudad. Esta iglesia se edificó en el siglo XIV y en sus muros se repiten las franjas de piedra blanca y ladrillo rojo que también se pueden ver en la muralla de la ciudad. Hay que fijarse en los elementos decorativos de su fachada. Entre ellos destacan varias líneas de discos verdes y algo singular: un friso de esvásticas, antiguo símbolo solar también utilizado por otras religiones como el budismo. La entrada de pago y el acceso permite ver algunos capiteles originales.
Iglesias en Nesebar
Iglesia de Sveta Sofia
En el corazón del casco antiguo de Nesebar se pueden ver las ruinas de la que fue una de las iglesias más grandes de la ciudad. Hoy en día este lugar se sigue utilizando para celebrar eventos como bodas, algo que pudimos comprobar pues estaban decorando el lugar para una de ellas. Los alrededores del templo están rodeados de tiendas y restaurantes, es sin duda uno de los lugares más animados de la ciudad. Esta iglesia construida en el siglo V y reconstruida en el siglo IX como parte del complejo que incluida el Palacio del Obispo. Es la única de la iglesias del casco antiguo de la ciudad que se puede visitar sin pagar entrada.
Monumentos Históricos en Nesebar
Muralla de Nesebar
Para llegar al casco antiguo de Nesebar, Patrimonio de la Humanidad, hay que cruzar un istmo sobre el Mar Negro. Al llegar al final lo primero que se ve son los restos de la muralla y la principal entrada a la ciudad. Lo que queda de la muralla luce radiante tras los cuidados jardines que la preceden y crean una bonita postal. Actualmente apenas quedan apenas 100 metros en pie de esa muralla. En su construcción participaron bizantinos, búlgaros y otomanos. Es en esta muralla donde se puede ver por primera vez en la ciudad una característica constructiva presente en toda la ciudad: los muros con franjas horizontales de ladrillo rojo y piedra blanca.
De interés turístico en Nesebar
Maqueta de Nesebar
Nada más cruzar la puerta de la muralla de Nesebar y delante del Museo Arqueológico de la ciudad se puede ver una maqueta de la ciudad. Merece la pena pararse a observarla, pues recrea con todo detalle como era la ciudad y lo que de ella se conserva. Se puede ver desde el molino que hay en el istmo que une el casco antiguo a tierra firme a cada una de las iglesias que encierra la muralla de la ciudad. Además, esta maqueta es una forma perfecta de ubicarse y localizar los lugares de interés.
Discotecas en Nesebar