Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

Que ver cerca de Marrakech: 10 rincones increíbles

    Que ver cerca de Marrakech: 10 rincones increíbles

    Marrakech es una ciudad cuyo legado histórico y patrimonio artístico es riquísimo y maravilloso, pero también es el lugar ideal desde el que explorar el patrimonio natural que existe en la Cordillera del Atlas. Es posible que en tu primer viaje a Marrakech te surjan dudas como qué visitar cerca de Marrakech. Por ello, aquí te recomendamos una serie de rincones encantadores en los alrededores de Marrakech.

     

    A poco más de 2 horas de coche hacia el noreste de la ciudad tienes las Cascadas de Ouzoud, las más altas del Norte de África, situadas en el Atlas. Este conjunto de saltos de agua liderará cualquier lista de cosas que ver cerca de Marrakech. Si te gusta recorrer senderos de fantasía en entornos naturales privilegiados, el camino de Setti-Fatima o el Valle del Ourika son otros de esos rincones muy ricos en cataratas y ríos que, igual que las Cascadas de Ouzoud, hay que visitar en los alrededores de Marrakech. 

     

    También en la Cordillera del Atlas, se encuentran rincones como la estación de esquí de Oukaïmeden (sí, por increíble que parezca, cerca de Marrakech se puede esquiar) y el Parque Nacional de Toubkal, cuyo pico más alto supera los 4.000 metros de altitud, y que es un paraíso para los amantes del senderismo. Más cercanos todavía son los paisajes de Terres d’Amanar, una reserva natural situada en un marco incomparable y el Lago Lalla Takerkouste, una masa de agua en un clima semidesértico que es bastante popular como un destino por el que pasar en rutas en quad. 

     

    Aunque, si se habla de pueblos cerca de Marrakech, no podría faltar una mención a dos poblaciones de origen bereber que merecen visita obligada: Imlil y Amizmiz. El primero está situado en pleno corazón del Atlas y crea una combinación maravillosa de un paisaje casi lunar con arquitectura de fachadas blancas. El segundo está situado en las faldas de la cordillera y es conocido por tener un auténtico mercado bereber en el que, si pujas lo suficientemente alto, puedes comprar casi cualquier cosa.

     

    En lo tocante a ciudades cerca de Marrakech merece la pena destacar dos por encima de las demás: Essaouira y Ouarzazate. La primera es un destino que combina a la perfección una Medina con un legado histórico único y alguna de las mejores playas del Atlántico marroquí. La segunda es una ciudad que es ideal, además de por su Kasbah, por ser la puerta del sur del país al desierto, aunque quizás resulte un poco lejana para hacer una excursión de un día debido a la lentitud de los transportes por carretera en Marruecos.

    ...Leer