¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Barinas?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Hoteles cerca de Los Llanos venezolanos

webs+30
    Buscar
    Habitación Huéspedes
    Noche precio por noche
    Filtrar ()
    ordenar
    huéspedes
    mapa
    Ordenar
    Listo
    OFF ON
    Ver precio total
    En minube queremos que tu viaje sea perfecto. Por eso, te enseñamos los hoteles cerca de Los Llanos venezolanos recomendados por los viajeros. Abajo encontrarás tu hotel en Barinas cerca de Los Llanos venezolanos ideal y otras opciones de alojamiento cerca de Los Llanos venezolanos que te encantarán.

    Alojamientos cerca de Los Llanos venezolanos

    ¿Conoces Barinas? Escribe tu experiencia

    Los mejores alojamientos cerca de Los Llanos venezolanos

    Top 1
    hotel hostería los guasimitos
    Hoteles en
    Barinas
    Se trata de una especie de motel, con aparcamiento para el coche enfrente de las habitaciones, con un buen restaurante y una piscina. Vamos, un motel de película americana en toda regla. Se puede ir sólo al restaurante o sólo a la piscina. De hecho, el fin de semana, cuando estuvimos nosotros, la piscina se llenó de familias locales que venían a pasar el día. Las habitaciones son correctas, sin nada excepcional y es muy tranquilo, en las afueras de la ciudad. Eso sí, tienen aire acondicionado que, en verano y en esa parte del país, es imprescindible.
    Top 2
    hato cristero
    a 3,2 km de Los Llanos venezolanos
    La manera más tradicional de conocer los llanos, es visitando a cualquiera de los hatos que ofrecen estadía con todos los servicios incluidos. Humberto Concha Padre, hijo y nieto se dedican a esto desde que descubrieron que la conexión que tenían con la naturaleza era tan fuerte que era mucho para guardárselo solo para ellos. Muy cerca de Barinas a tan solo veinte minutos, abrieron los portones de su hacienda para que otros disfrutaran de esta belleza. Con la ayuda de sus compañeras de vida y la experiencia han hecho de Hato Cristero un punto de referencia a la hora de conocer la fauna de la zona llanera. El itinerario que ofrecen incluye safaris fotográficos, paseos a caballo o en camión, actividades ganaderas, pero también el disfrute de hermosas instalaciones con piscina, bellas habitaciones y comida de dioses. Una mañana en Cristero puede comenzar con la familia Concha caminando de un lado a otro entre la cocina y el gran comedor. Decidieron colocar un gran mesón para que todos sus huéspedes tuvieran la oportunidad de relacionarse por lo menos en las horas de la comida. La hora del desayuno está inundada de exquisitos platos de la cocina barinés, música enmarcada por el arpa de fondo y los hombres de la casa preparando todo para los recorridos. Los grupos salen de acuerdo a lo que hayan escogido hacer. Pero todo casi siempre va en torno a apreciar la vida salvaje local. Esa que tanto se han esforzado los Concha por preservar. El ecoturismo es una palabra que se aprendieron de memoria y su concepto también, por ello sus invitados son instruidos en esta materia. Chigüires corriendo libres por la sabana, garzas blancas y morenas volando de un lado a otro, babas asomando sus cabezas en las lagunas y anacondas que época de sequía son sacadas de sus casa s por los fieles trabajadores del hato para enseñárselas al público son parte del espectáculo que está a la vista. Los niños que van a al hato aprende a pescar cachamas, ordeñar una vaca y montar a caballo. En las tardes disfrutan de una bella piscina y una sala de juegos. Las noches son cómodas en cabañas familiares con todos los servicios. Nuevamente a esta hora se escucha en la casa principal a los Concha contando sus historias, hablándole a los huéspedes sobre las maravillas del llano, llevando de un lado a otro, exquisitos platos para el disfrute de los invitados, planificando la jornada del siguiente día. Fotos: Raymar Velásquez (@raymarven)
    Top 3
    posada grados alta aventura
    Hoteles en
    Barinas
    El aire de tranquilidad del cual goza Altamira de Cáceres, un pueblo ubicado a unos 40 minutos de Barinas, solo se ve ligeramente interrumpido por el sonido de las aguas del río santo Domingo, esto y los gritos de victoria de los osados que se aventuran a deslizarse por sus aguas en una actividad que se ha hecho famosa por estos lares y que ha permitido que Altamira se conozca entre los amantes de los deportes extremos. Este pueblo al pie del monte barinés se ha convertido en uno de los favoritos de los amantes de los deportes de aventura. Su dueño es Goyo Montilla quien de desde pequeño ha amado la naturaleza desde chiquito, con ella convivió y de ella aprendió, por eso no era de extrañar que luego de culminar sus estudios de bioánalisis volviera a sus raíces para terminar de fundirse con ellas. De esta forma nació el Campamento Grados. Desde el 2003 esta empresa se dedica a ofrecer hazañas que permitan a quien venga conectarse con la naturaleza. Barranquismo, pesca de pavón y caminatas por la montaña forman parte de la cartera de opciones que tiene este campamento, pero quizás el rafting es la más famosa de ellas. Montilla explica que su pasión por el medio ambiente le llevó a encontrar este literal hueco en un sector llamado Las lajas, ubicado un poco antes de llegar al pueblo de Altamira. Allí junto a su tío escultor se dedico a diseñar una posada que conviviera con el río y los árboles. El espacio cuenta con cuatro cabañas que permiten alojar a ocho personas cada una. Durante los meses que comprenden mayo y noviembre estas se hacen insuficientes para atender a la cantidad de personas que desean practicar la actividad en las aguas del Santo Domingo, un río que según comenta Goyo es de nivel tres, es decir que resulta perfecto para aquellos que se están iniciando en el deporte o simplemente quieren probar de que se trata. Los paseos recorren 11 kilómetros del paisaje de la montaña barinés y permiten que el cuerpo de los participantes genere la suficiente adrenalina como para disfrutar el recorrido. Esta se apacigua a la llegada al campamento, pues el anfitrión ha sabido combinar la rudeza del deporte con la placidez del descanso. La casa de viste de tenues luces y flores silvestres, la mesa principal se engalana con la vajilla y comienza el festín de sabores; un joven chef transforma el tomate en una crema con sabor a tocineta molida, al pollo le da un aroma a hierbas y a la parchita la convierte en mouse. Goyo y su esposa disfrutan de la compañía de sus huéspedes, de compartir con ellos su amor por estas tierras, cuentan que se sienten orgullosos de pertenecer a este trozo del Estado Barinas.
    Top 4
    express barinas
    Hoteles en
    Barinas
    La atención es excelente al igual que las habitaciones, es como estar en tu casa. Hay una habitación que tiene una mini cocina, comedor, una habitación. Los baños son súper amplios y limpios. Súper recomendado.