La Paz
Experiencias de los viajeros en Mercado Alasitas
Carlos Olmo

El Mercado de los Sueños

Al llegar a Alasitas uno se siente como Gulliver en el país de los enanos, ya que, aparte de que los bolivianos no son muy altos precisamente, el mercado es una sucesión interminables de puestos donde podemos comprar miniaturas de todo lo imaginable, con el objetivo de que, una vez comprado, un yatiri, o hechichero bañe baña los objetos en el humo de un sahumerio.

Al ahumar las ofrendas, el yatiri invoca al Ekeko, el dios de la abundancia, y a los apus, los espíritus que habitan en los Andes, con el objetivo de que consigamos aquello que hemos comprado en su versión minuatura. Se consiguen réplicas de dólares, euros, pasaportes, comida, sacos de cemento, coches, tabaco, y aparte hay puestos de artesanía y muchos lugares para comer.
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Mercado Alasitas ayudarán a otros.
GUARDADO EN