Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +
Empezar a colaborar
¿Te gusta Arba Minch?
Compártelo con el mundo
¿Dónde quieres ir?

Arba Minch

info
guardar
Guardado

4 opiniones sobre Arba Minch

16
Ver fotos de Alicia Ortego
16 fotos

Siguiendo en los caminos, las carrete...

Siguiendo en los caminos, las carreteras etíopes, y subiendo más al Norte aún, casi cerca de las montañas Simien, el paisaje y sus gentes siguen haciendo mis delicias... Sonrisas, niños con plásticos en la cabeza cuidadosamente colocados como si fuera un sombrero y que en realidad son útiles para cuando se pone a llover y no hay donde cobijarse.... Niños que, encargados del ganado, van con temibles látigos que nos muestran cómo los utilizan (son temibles, realmente!), mujeres con fardos a la espalda, hombres sonrientes con sus animales cargados, transportando esquejes de plantas en la cabeza...

Arba Minch es el punto de partida para las rutas que recorren el Sur de Etiopía, y allí mismo, "a sus pies", se extienden los lagos Chamo y Abaya, separados por un monte llamado "Puente del Paraíso"... Visitamos el lago Chamo una fresca mañana, al encuentro de hipopótamos, cocodrilos, pelícanos... No se hicieron esperar! Al poco de navegar un hipopótamo emergió en la orilla a la que nos acercábamos, espléndido... Y unos cinco minutos después, nos aproximamos a un islote, donde en un pequeño saliente descansaban al menos una docena de cocodrilos enormes, los cocodrilos del Nilo, que llegan a medir 7 metros (juraría que algunos de los que vimos lo medían).... Estuvimos unos 20 minutos dando vueltas alrededor, despacito, callados, arrobados por la presencia de estos animales, inquietos cuando se echaban al agua y se sumergían para aparecer un poco más allá... Llegamos a estar a unos 10 metros de distancia, y para ser la primera vez que veo cocodrilos en libertad... Uf, toda una experiencia, realmente me gustaron, me impresionaron.
Alejándonos de este "rincón", avanzamos hacia otra zona llena de pelícanos, ibis, más cocodrilos e hipopótamos... Todos muy cerca unos de otros, en una convivencia que casi se antoja extraña y que es espectacular...
Realmente es una excursión preciosa, muy accesible y asequible, y con suerte también te puedes cruzar con los pescadores guji, que en frágiles barquitas (similares a las que se representan en las tumbas del antiguo Egipto), se desenvuelven en este medio...
Alicia Ortego
22
Ver fotos de archy
22 fotos

Un bello amanecer en etiopia

Arba Minch es la ciudad mas grande del sur de Etiopía, a 252 km de la capital, se encuentra en un enclave privilegiado, bordeada por los lagos Abaya y Chamo, y el Valle del Rif donde podremos visitar la reserva de animales Nechisar National Park.
En el hotel donde estábamos que no digo su nombre porque no lo recomiendo,aunque en las fotos queda precioso,por dentro las habitaciones por no tener no tenian ni agua,pero estaba situado en un lugar privilegiado con vistas a los dos lagos.

Lo mejor y la mayor sorpresa fue el amanecer,me quede con la boca abierta,que maravilla ver salir el sol detrás de las montañas e iluminando los lagos,todo un espectáculo.

Los bungalows del hotel en bambú por fuera son una maravilla pero por dentro todo un horror,aunque mereció la pena por ese amanecer y los jardines tan bonitos que tiene.
Arba Minch es un lugar de camino hacia el sur y una parada indispensable antes de llegar a Jinka.
archy
6
Ver fotos de Alfonso Navarro Táppero
6 fotos

Desde que abandonamos arba minch, la ...

Desde que abandonamos Arba Minch, la única manera de avanzar hacia el Sur es transitar por pistas de tierra – en el mejor de los casos-, antiguos cauces de ríos que actúan como improvisados caminos y que en ocasiones se desbordan transformado el pedregal en peligrosa torrentera o bien campo a través.

La ruta, como ya hemos descrito en alguna de las experiencias que hemos compartido hasta la fecha, nos ofrece maravillas por doquier, pero no todo es idílico en estas latitudes, las variaciones del terreno son continuas.

En ocasiones avanzamos por inmensas llanuras en las que el terreno es arenoso lo que provoca que el polvo penetre en el interior del vehículo mezclándose con el sudor de nuestros rostros donde formará un sin fin de surcos de color ocre, en ocasiones, rojo intenso en otras, pequeños torrentes que desembocan en nuestros labios hasta que literalmente provocan que mordamos el polvo….

En otras ocasiones avanzamos por intrincadas selvas en las que el camino simplemente desaparece absorbido por la exuberancia de la vegetación, fagocitado por el verde y devorado por el fango, nos da la sensación de que la naturaleza se empeña en impedir nuestro avance; el 4x4 circula por estos terrenos con respeto, casi con temor y por fin la naturaleza impone su ley engullendo las ruedas del vehículo hasta devorarlas. En esta situación, cuando el vehículo claudica y ni siquiera la pericia de Taffare logra sacarnos del atolladero surge, primero la desesperación (Estamos en ninguna aparte con un vehículo hundido en el fango), segundo la sorpresa (aparece gente entre la maleza) , tercero la emoción y el agradecimiento (estas gentes han venido a auxiliarnos y durante horas arrimarán el hombro a cambio de nada para sacarnos del lodo) una lección de solidaridad que nunca podré olvidar…

Hemos dejado atrás la selva en la que nos volveríamos a quedar atrapados en más de una ocasión y circulamos por el antiguo cauce de un río lo cual no resulta muy placentero, el antiguo lecho fluvial ha generado a lo largo de los siglos un deposito de cantos de todos los tamaños que constituyen el firme por el cual transitaremos durante un buen trecho, nuestros huesos se resienten y también nuestro corazón cuando el cauce seco del río se ve inundado repentinamente y nuestro vehículo casi es arrastrado hacia la debacle, gracias a su enorme peso y sobre todo al buen hacer de Taffare, todo queda en un susto….

Las últimas jornadas nos llevan por pistas más tranquilas en las que el único inconveniente lo presentan los cientos de cabras y ovejas que se interponen en el camino y que de nuevo parecen afanarse en dificultar nuestro avance, la paciencia en estas ocasiones será nuestro mejor arma…..

Mi recomendación para todo aquel que quiera viajar a Etiopía es que se prepare el viaje por su cuenta , hoy día gracias a Internet no supone mayor problema contactar con cualquier agencia del país que deseemos visitar y fabricarnos un viaje a la carta. (el mayor inconveniente es el precio ya que un viaje personalizado difícilmente podrá competir en costes con los paquetes cerrados que ofrecen las grandes agencias, ahora bien, la diferencia entre uno y otro resulta abismal)

Dadas las grandes distancias que hay que recorrer , sobre todo para alcanzar los remotos poblados del Sur y dada la dificultad que presentan muchos de los trayectos (carreteras en mal estado, pistas de tierra, etc..) el transporte ideal para moverse por el país es el 4x4. Os recomiendo, por tanto, alquilar un vehículo con chófer, cocinero e interprete.

De esta manera seréis libres de moveros a vuestro antojo, variando el itinerario del viaje en función de vuestras conveniencias, acampando libremente en las áreas que ofrezcan cierta seguridad, entablando contacto con la población de una manera mucho más directa, abierta y sincera, disfrutando del ambiente local para lograr empaparte de la esencia del país…

La buena conversación de los etíopes, sobre todo de los “etio-cubanos”, como califican a toda una generación de jóvenes que fueron envaidos a Cuba a estudiar gracias a los acuerdos de cooperación que surgieron entre los gobiernos de ambos países en tiempos no demasiado lejanos, la belleza de la noche Africana, la excelente cocina de campaña y por supuesto el indispensable “local – gin” ( fortísima ginebra local) amenizaban unas veladas que tan sólo llegaban a su fin por el cansancio acumulado durante la jornada.

En mi caso particular , contacté con la Agencia de Dario Morello en Addis GreenLand tours y os aseguro que el trato fue exquisito y el resultado inmejorable.

Otras direcciones de interés:

' http://www.viajesetiopia.com/' Ethiopian Airlines Recomendaciones de viaje
' http://www.maec.es' (Página oficial) Etiopía
elmundoviajes.Elmundo.Es (Guías de viaje online) Turismo en Etiopía
' http://www.tourismethiopia.org' (Página oficial)

Guías de viaje

Ethiopia, Bradt Publications (3ª edición, 2002). 530 págs. Precio 25'20 € Ethiopia, Eritrea & Djibouti, Lonely Planet (1ª edición, Noviembre 2000). 520 págs. Precio 25'25 €

Literatura relacionada

Dios, el diablo y la aventura de Javier Reverte. Plaza & Janés

El Emperador de Ryszard Kapuscinski. Ed. Anagrama.

Etiopía: Hombres, lugares y mitos, del misionero comboniano Juan González Núñez, editado en el año 1990 por Editorial Mundo Negro.
Alfonso Navarro Táppero
25
Ver fotos de mmozamiz
25 fotos

Etiopía al igual que otros muchos paí...

Etiopía al igual que otros muchos países africanos no tiene apenas carreteras, creo que tan sólo había una carretera tal y como nosotros las conocemos, es decir, asfaltada, el resto son caminos de tierra, no excesivamente anchos, pero tampoco muy transitados.
Los paisajes que se pueden contemplar recorriendo estos trayectos son impresionantes, se pueden ver unas montañas descomunales, unos campos con un verde intenso típico de escocia, unas flores de unos colores maravillosos, etc. Todo lo que pueda decir sobre el paisaje etíope se queda corto.
Eso sí, en este país conducen como locos, es uno de los peores de África, y por lo tanto, es muy habitual encontrarse con accidentes. Además, aquí el problema que existe es que no hay grúas que recojan los vehículos siniestrados y, por lo tanto, es habitual encontrarse accidentes que han sucedido hace tiempo pero que continúan igual que como acabaron.
Hay unos camiones que son muy típicos de esta zona, son los Isuzu, una marca japonesa, y los etíopes llaman a los conductores de los mismos Bin Laden, porque van como suicidas, como locos, a una velocidad de vértigo sin importar las curvas que haya. Por eso, en muchos de los accidentes se ven involucrados estos camiones.
En estas carreteras no sólo es típico encontrarse con accidentes, también está a la orden del día toparse con numerosos animales. Por ejemplo, en la época de lluvias, como las carreteras suelen desprender calor, las vacas y el ganado en general se ponen a pastar en la propia carretera y los propietarios no hacen absolutamente nada para evitarlo, así que hay que ir con cuidado para no atropellar a ninguna.
De todas formas, en las carreteras de Etiopía te puedes encontrar de todo, animales, accidentes, e incluso personas que van caminado por ellas para desplazarse de un lugar a otro.

Increíble pero cierto, en Etiopía los monos están por todas partes, bueno, más que monos chimpancés. Lo más fácil es localizarlos en la zona del valle del Rift, aunque es posible encontrártelos en cualquier otro lugar.
Lo más normal es verlos en los árboles que hay en las montañas, hay que estar atentos, porque se camuflan bastante bien, pero también es posible encontrártelos en medio de cualquier carretera. Nosotros por ejemplo, nos encontramos con una familia entera de chimpancés en medio de una carretera. Fue algo increíble, porque no se inmutaron con nuestra presencia y pudimos verlos de muy cerca.
Estos monos poseen un tamaño enorme así que asustan un poco, porque nunca sabes cómo van a reaccionar. Lo más gracioso, por lo menos para mi, es el culo que tienen, que está completamente pelado. Además tienen unos movimientos muy simpáticos y es imposible dejar de mirarlos porque hipnotizan, aunque quizá sea porque no estábamos acostumbrados a ver ninguno.
De todos modos, no todos los chimpancés que se encuentran en Etiopía son de la misma clase, hay variedades, por ejemplo, otra de las especies que tuvimos la oportunidad de ver en los árboles era mucho más bonita, poseían un pelaje muy oscuro, casi negro, que se mezclaba con el blanco.
Os recomiendo que estéis bien atentos para poder disfrutar de estos animales.

Etiopía es un país impresionante que no sólo posee una vegetación increíble, sino que también contiene una fauna impresionante y muy característica. Aquí se pueden encontrar especies muy extrañas e incluso únicas y, además, son completamente diferentes a las que estamos acostumbrados a ver en nuestro país.
Además de poder ver toda clase de especies de monos, gorilas y chimpancés, se pueden contemplar animales de los que probablemente nunca hemos oído hablar, como por ejemplo, las gallinas de Guinea. Son unas aves que asustan al principio por el gran tamaño que poseen. Son una especie bastante bonita que llama la atención sobre todo por la preciosa cola blanca que posee. Además, las gallinas de Guinea hacen bastante gracias porque son muy tontas, están casi siempre cerca de las carreteras y no se mueven cuando pasa cualquier vehículo, así que si no se tiene cuidado es muy fácil atropellarlas.
Otros animales que se pueden ver por todas partes en África son las vacas, pero no son como las que estamos acostumbrados a ver en España, estas vacas son una mezcla entre toros y vacas, porque son domésticas normalmente pero poseen unos cuernos enormes.
Además se pueden ver numerosas clases de animales que aunque también existen en nuestro país, aquí son bastante diferentes y llaman muchísimo la atención. Por ejemplo, el caracol que aparece en las fotografías tenía un tamaño increíble, era más grande que una mano, algo asombroso, y lo mismo pasó con el sapo que fotografié.

Etiopía es uno de los países más pobres de África y apenas cuenta con servicio de transporte público. Tan sólo en las grandes ciudades se pueden ver autobuses.
En el resto de lugares la gente se las apaña como puede. Lo más habitual es encontrarse por las carreteras a muchos etíopes realizando largos trayectos a pie o acompañados de su ganado. Si el lugar de destino está demasiado lejos como para recorrerlo a pie lo que hacen es esperar a que pase cualquier vehículo para que le lleve, así que es muy habitual ver camiones super antiguos y hechos polvo repletos de personas que se dirigen a cientos de kilómetros. La gente puede estar esperando incluso días hasta que alguien les lleva, porque no son muchos los vehículos que transitan por las carreteras de los pueblos, así que tienen que armarse de paciencia.
En cuanto a la forma de conocer Etiopía, la mejor y yo diría que la única eficaz es recorrer el país con un vehículo propio y además, no con cualquier vehículo, sino con un todoterreno que esté bastante equipado, ya que las carreteras son infernales y no están asfaltadas y además, en las épocas de lluvia es muy fácil encontrarse con barrizales por todas partes.
Eso sí, las carreteras son pésimas, pero a través de ellas se pueden disfrutar unos paisajes únicos que te dejan de piedra, por eso es la mejor forma de conocer a fondo este país.
mmozamiz
Listo

Información Arba Minch

Teléfono de Arba Minch
251-011-6185878
251-011-6185878
Dirección de Arba Minch
Arba Minch
Arba Minch
ver más