MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Sagua la Grande?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿Dónde quieres ir?

Ciudades en Sagua la Grande

ciudades en Sagua la Grande

Ciudades en Sagua la Grande
Sagua la Grande
(3)
No pertenece al grupo de las grandes capitales cubanas, ni por ser capital de provincia, como Santa Clara, ni por tener tesoros coloniales únicos como Trinidad, por poner dos ejemplos. Es cierto que si no hubiera sido por razones sentimentales ni siquiera yo hubiera reparado en ella y la hubiera incluido en mi recorrido. Pero el destino hizo que principios del siglo pasado mi abuela naciera justo allí, y que mi abuelo la conociera en uno de sus viajes a Cuba y se la trajera luego a Tenerife, así que por esa parte de sangre cubana que tengo, y por curiosidad decidí acercarme hasta la que fue una de las ciudades industriales más importantes de Cuba. Pero claro, yo no sabía eso, y me esperaba encontrar poco más que un pueblo, aunque el nombre ya diera pistas de que no iba a ser precisamente eso. No había leido casi nada sobre él, quería llegar con la mente limpia y abierto a lo que iba a encontrarme, sin condicionarme. Apareció en medio de campos verdes, llenos de ganado y frutales, como un oasis entre tanta riqueza natural. Las casitas del principio se iban haciendo mayores hasta que llegaron a convertirse en enormes edificios coloniales de piedra. Las calles anchas y con aire de gran ciudad se abren en el corazón de Sagua para demostrar que en aún sigue siendo rica, con una gran riqueza forestal, así como extensas plantaciones de azúcar, prestigiosa manufactura de tabaco, fundiciones y fábricas de productos químicos. Por suerte la ciudad no fue muy afectada por las guerras de Independencia, lo que condujo a un acelerado desarrollo económico durante el siglo XIX y principios del XX, período en el que se construyeron elegantes edificaciones y obras públicas como el ferrocarril, el primer alcantarillado de Cuba (1858) y el acueducto (1893). Me llevé una grata sorpresa al ver por ejemplo el gran banco de Canadá, que sólo se construía en poblaciones importantes. La gran afluencia e influencia de españoles hizo que se construyera incluso un Casino Español en estilo morisco, frente a la Iglesia Mayor. En su época fue de los más avanzados y completo de Cuba, ya que incluía un completísimo gimnasio, un enorme salón de actos e incluso una casa de salud. No fue dificil imaginarme a mis abuelos, muy jóvenes entonces, quizá bailando en sus salones, o hablando en sus jardines... La Iglesia vive un segundo renacer tras declararse casi ruina total durante el Periodo Especial. La reacción de varios sacerdotes y del pueblo la salvaron de la desaparición y actualemente está casi lista para vivir otros doscientos años, según afirman los restauradores. Podría pasarme horas hablando de Sagua, de sus edificios señoriales, propios de cualquier elegante ciudad europea, como el Yacht Club, el Colegio de Señoritas, o el Teatro con la mejor acústica de América Latina, ya desaparecido. Pero hay que seguir el camino, y como había prometido a mi abuela, que siempre quiso volver a Cuba, recogí un poco de su tierra, y una medalla de su Virgen de la Caridad y al volver a Tenerife la colocamos en su tumba, para que tuviera un pedacito de su adorada tierra con ella y para siempre...
Destinos cercanos más populares