MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Lisboa

1.828 colaboradores

831 cosas que hacer en Lisboa

Iglesias en Lisboa
(1)
Plazas en Lisboa
Largo do Menino Deus
(1)
Las calles son preciosas
Barrios en Setúbal
(1)
Iglesias en Golegã
(1)
Monumentos Históricos en Nazaré
Forte de São Miguel Arcanjo
(2)
Lugar para disfrutar del oleaje y de la vista a la playa. Para repetir.
Monumentos Históricos en Lisboa
Torre Vasco de Gama
(2)
La Torre Vasco da Gama desde sus 140 metros de altura, ofrece la mejor panorámica de la ciudad y el estuario del río Tajo, además de contar con un restaurante de lujo. También ofrece las mejores vistas del Puente Vasco da Gama.
1 actividad
Tiendas en Lisboa
A Outra Face da Lua
Para los amantes de las antigüedades Lisboa está en la lista de los mejores sitios para hacerse de unos cuantos tesoros. Tan solo pasear por el barrio de la Baixa es en sí un deleite, es justo ahí, entre el metro Rossio y el Baixa-Chiado, que se encuentra A Outra Face da Lua. Al entrar verás a la derecha una barra y asientos con mesas vintage, rodeados de bolsos y zapatos, a la izquierda, ropa de segunda mano organizada por tallas. Los dependientes son muy amables y súper modernos, siempre dispuestos a ayudar sin perseguirte por toda la tienda. Es una buena opción para tomar algo en un sitio original, lejos de los turistas, pero sin moverte tanto del centro, para descansar antes de seguir andando por la ciudad y de paso, curiosear los accesorios y prendas de otras décadas.
Iglesias en Lisboa
Iglesia de San Antonio da Sé
La Iglesia de San Antonio de Lisboa, ubicada en el histórico barrio de la Alfama, es un bonito monumento que visitar si vamos de camino a la Catedral de Santa María de Lisboa. Este edificio se construyó en el lugar donde vivieron los padres del santo y donde se cree que nació en el siglo XII. En este lugar había existido ya desde el siglo XV una capilla pero fue el rey Juan II de Portugal quien encargó la construcción de un tempo que se completará en el siglo XVI, durante el reinado de Manuel I. El edificio fue duramente dañado en 1755 debido al terremoto que asoló la ciudad de Lisboa pero pronto se iniciaron las labores de reconstrucción y volvió a estar operativo en 1787. De la construcción original solo se conserva la cripta, ubicada bajo el templo, donde, según la tradición, se encontrarían los restos de la casa natal de San Antonio. En la cripta se conserva un relicario con fragmentos óseos del santo, aunque sus restos mortales se encuentran en Padua, ciudad donde murió en 1231, de ahí que hoy en día lo conozcamos como San Antonio de Padua. En la iglesia se conservan más reliquias del santo pero solo se muestran a los fieles en ocasiones especiales como el día de San Antonio.
1 actividad
Miradores en Lisboa
Terraços do Carmo
Cuando estuve en Lisboa el 13 de junio del corriente año, tuve la dicha de visitar la recientemente inaugurada “Terraços do Carmo”, cuyo nombre deviene del Convento e Iglesia del mismo nombre, destruidos por el terremoto que asoló a Lisboa en 1755, que conforman una baranda sobre la ciudad y en el que se encuentra también el Museo Arqueológico del mismo nombre (M.A.C.). Dicha inauguración fue llevada a cabo por el Presidente de la Cámara Municipal de Lisboa Don Fernando Medina. Llegué hasta allí subiendo en el ascensor de Santa Justa y luego por una escalerillas de caracol por la que accedías a las terrazas y había sólo una escalera para subir y otra para descender de puro angostitas que eran. Otras personas lo hacían por las escaleras tradicionales pero el haberlo hecho desde allí me facilitó observar las peatonales, la torre con su reloj y los azules azulejos detrás de la baranda del balcón de hierro de la misma. Los coches estacionados en las terrazas de las edificaciones linderas rodeando ese espacio. Los jardines con su césped siempre verde, las edificaciones de casas en las laderas de las montañas, la roja puerta de madera del Convento, sus columnas talladas y su arco de medio punto aún en pie recordando su pasado esplendor. Los datos son del Museo Arqueológico Do Carmo.
Patios en Lisboa
Patio de Dom Fradique
Uno de mis rincones favoritos de Lisboa es el Patio de Dom Fradique, ubicado justo en frente al Palácio de Belmonte, el cual fue una de las locaciones del rodaje de la famosísima película de Wim Wenders "Lisbon Story" (1994). Es un lugar de verdad mágico que ha se ha quedado en el limbo, perdido entre el pasado y el futuro. Queda en el Barrio de Alfama, justo al lado del Castillo de San Jorge, en la parte más castiza de la ciudad. En la actualidad, Dom Fradique es uno de los casi cien patios abandonados de Lisboa que sirven de refugio a los sin techo. Aunque muchos lo consideren como un punto peligroso en la noche, a mi me fascina visitar este espacio cada vez que voy a la capital lisboeta. Cada vez uno se depara con nuevas sorpresas entre las decenas de grafitis que adornan las paredes de los fósiles de edificios que han prevalecido en el tiempo. Aconsejo a todos aquellos que vayan a estar en Lisboa que visiten este espacio, ya que las autoridades ya amenazan con reconstruirlo y acabar con su magia.
Tiendas en Lisboa
Soma Ideas
Posiblemente, ya hayas dejado la idea de comprar recuerdos de las ciudades que visitas, seguro te parecen impresentables todos los que ves por las calles, además los vendedores exageran con los precios. Soma Ideas te hará cambiar de opinión, ubicada en el centro de Lisboa, la tienda transpira creatividad, puedes encontrar postales, tazas, bolsos o afiches, camisetas. Cuando se habla de objetos de diseño, suena a caro, pero la tienda no lo es para nada, los precios son los mismos que tendrás en otro sitio por comprar un souvenir mal impreso. Seguro que aquí encuentras ese regalo perfecto de tu visita a Portugal, nunca está de más tener en tu mesa de desayuno una taza de los heterónimo de Fernando Pessoa.
Zonas de Compras en Sintra
Bazar Central
Descendiendo por una escalerilla que conduce a un patio de rojas baldosas rodeado de plantas y con varias vitrinas, alguna de ellas con diversos artículos de cerámica de diferentes formatos y colores, otras en las que se lucían bellas bandejas con diferentes estampas en azulejos azules y blancos, modernos artículos de melanina blanca y estampas de frutas, tanto en bandejas como en tazas, fuentes, vasos y jarritos. Transpusimos la puerta en la que se lucían unas camisolas de colores crudos y blancos, con o sin mangas y todas ellas con algún bordado. En el interior de tanto que había no hubieras podido elegir con qué quedarte porque todo era bellísimo, floreros, jarros de cerveza, fuentes con o sin tapa, jarras, candeleros, aves y hasta curiosas imágenes. De todos modos había que elegir algo para llevar a la familia que fuese bonito y no ocupase demasiado lugar con lo cual mi elección fueron unos elegantísimos gallos con una gran cresta roja y de un tamaño razonable, también había tapones vertedores para botellas. Cucharas, bandeja con cuchillo para fiambre, etc. etc. Seguidamente pasamos a espacio en el que había allí todo en bordados, desde manteles hasta posa vasos y conjuntos de babita y babero bordados para bebé. Juegos de sábanas y manteles bordados de todos los tamaños, redondos, rectangulares, cuadrados, carpetas, carpetitas y hasta fundas para almohadones. En un cartel que allí había podía leerse “Bordallo Pinheiro. Est. 1884”
Jardines en Moita
(2)
Tiendas en Sintra
Tiendas en Lisboa
Miradores en Caldas da Rainha
Castillos en Cascais
Sao Jorge de Oitavos
(2)
Este fuerte restaurado ofrece al viajero tranquilidad en este rincón de Atlántico. Ideal para realizar una ruta a pie o en bicicleta desde Cascáis.
Calles en Lisboa