¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Calvià?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +
Descarga tu guía gratis
De interés cultural en Calvià
Cruz de Santa Ponsa-Calvia-Palma de Mallorca
(5)
Calas en Calvià
Cala Fornels
(3)
1 actividad
Playas en Calvià
La Romana
(1)
Calas en Calvià
Illetas
(1)
Acantilados en Calvià
El Toro
(1)
Ver todos
Ver todos (15)
Restaurantes en Calvià
Restaurante Ses Forquetes
Restaurantes en Calvià
Restaurante Zaranda
(1)
Restaurantes en Calvià
Restaurante Neptuno
Restaurantes en Calvià
Restaurante Ca'n Pau Perdiueta
(1)
Restaurantes en Calvià
Restaurante La Gritta
(3)
Ver todos
Ver todos (24)

Información turística de Calvià

Como localidad perteneciente a la Isla de Mallorca, los viajes a Calviá están impregnados de sol y espectaculares playas, a tan sólo 24 kilómetros de Palma, la capital. La región calvianense dispone de más de 50 kilómetros de litoral, que van desde acantilados, bahías o playas hasta islotes, que forman parte de su perfil costero y es uno de los más accidentados de la isla. El desarrollo urbano está íntimamente relacionado con el impacto del turismo, lo que le ha llevado a convertirse en uno de los principales destinos turísticos de Europa; son más de millón y medio los turistas que deciden visitar Calviá durante el año.

Calviá se localiza en el suroeste de Mallorca, a tan sólo 20 minutos del aeropuerto. A los pies de la Sierra de Tramuntana y a orillas del Mar Mediterráneo, este lugar llegó a convertirse en una de las zonas con mayor actividad turística de la isla; la construcción de campos de golf, parques acuáticos y hoteles fue una demanda enorme para conocer Calviá y disfrutar del turismo isleño. Un ejemplo de este tipo de turismo es el Western Park, que recibe más de 300.000 visitantes durante el verano.

La localidad cuenta con 300 días de sol al año y una temperatura media de 27º en verano y 14º en invierno, lo que hace que viajar a Calviá sea buena idea durante todo el año y su turismo sea ininterrumpido. Además, cuenta con un parque arqueológico de gran interés, el Puig de sa Morisca. Consiste en una pequeña elevación montañosa que está totalmente adaptada y abierta al público.

Además, haciendo turismo en Calviá se pueden degustar los platos más típicos de la isla, desde el frito mallorquín, pasando por el tumbet o la porcella asada, para acabar con el dulce sabor de las ensaimadas más deliciosas del mundo.