¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Aínsa-Sobrarbe?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Aínsa-Sobrarbe

Descarga tu guía gratis
Pueblos en Aínsa-Sobrarbe
Aínsa-Sobrarbe
(33)
Plazas en Aínsa-Sobrarbe
Plaza Mayor de Aínsa
(26)
Cañones en Aínsa-Sobrarbe
Alrededores de Ainsa
(10)
Información Turística en Aínsa-Sobrarbe
Oficina Comarcal de Turismo del Sobrarbe
(7)
Monumentos Históricos en Aínsa-Sobrarbe
Muralla urbana de Aínsa
(6)
Ver todos
Ver todos (22)
Restaurantes en Aínsa-Sobrarbe
Restaurante Callizo
(11)
Bares de Tapas en Aínsa-Sobrarbe
Bar restaurante Casa Cuello-Morillo de Tou
(4)
Restaurantes en Aínsa-Sobrarbe
Restaurante Asador La Parrilla
(6)
Restaurantes en Aínsa-Sobrarbe
Restaurante Bodegón de Mallacán y Posada Real
(5)
Restaurantes en Aínsa-Sobrarbe
Asador Adolfo
(1)
Ver todos
Ver todos (6)
Hoteles en Aínsa-Sobrarbe
Hotel Dos Ríos Ainsa
Hoteles en Aínsa-Sobrarbe
Hotel Meson de L’Ainsa
Casas Rurales en Aínsa-Sobrarbe
Albergue Mora De Nuei
Hoteles en Aínsa-Sobrarbe
Hotel & SPA Peña Montañesa
Ver todos
Ver todos

Información turística de Aínsa-Sobrarbe

Aínsa-Sobrarbe es un municipio de la provincia de Huesca, emplazado en lo alto de los Pirineos aragoneses. Reúne veintitrés pequeños núcleos de población que ofrecen al turista un sinfín de lugares para visitar, aunque es la capital, la Villa de Aínsa, la que guarda un conjunto patrimonial mucho más destacado. El pequeño pueblo está ingeniosamente colocado en la unión de los ríos Ara y Cinca, entre el Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara.

Aínsa se encuentra en un importante cruce en el territorio pirenaico. El que fue el antiguo reino de Sobrarbe compone un magnífico exponente del urbanismo medieval. Cuenta con calles estrechas empedradas al estilo de las fachadas de la mayoría de los edificios del casco antiguo, lo que le concede una característica de pueblo de piedra. Haciendo turismo en Aínsa-Sobrarbe te encontrarás en la Plaza Mayor, presidida por el edifico del Ayuntamiento. Uno puede subir al Castillo de Aínsa para contemplar parte de la edificación de estilo románico original. Destacan en él la Torre del Tenente, que hoy tiene las funciones de un EcoMuseo, y el patio de armas.

Viajar a Aínsa-Sobrarbe significa también disfrutar de la naturaleza. Los Parques Naturales de Ordesa y el Monte Perdido, así como el Parque Natural de la Sierra de los Cañones de Guara, son el aliciente de gran parte de los viajes a Aínsa-Sobrarbe. Los parajes naturales que rodean la localidad le convierten en el lugar perfecto para escaparse unos días y disfrutar de las montañas y valles escarpados. Senderismo, escalada e incluso la espeleología son varias de las actividades que allí podrás desarrollar y que te permitirán conocer Aínsa-Sobrarbe de una forma activa y divertida.

Septiembre es uno de los mejores meses para visitar Aínsa-Sobrarbe. Se celebra la Reconquista de la Villa, una representación de la batalla entre moros y cristianos que tuvo lugar en la antiguedad.