Logo minube.

Pueblos con encanto cerca de Madrid

Dominic Dähncke
Minube

La palabra fascinante se queda corta para describir los alrededores de la capital española. Inmensos castillos medievales, monasterios y preciosos paisajes se convierten en paraísos rurales ideales para visitar en familia, con niños, en pareja o con la mejor compañía de todas: ¡la calma interior!

Quédate y conoce los pueblos con más encanto cerca de Madrid.

¿Te has preguntado alguna vez cuáles son los pueblos más bonitos de Madrid?

Buitrago del Lozoya, Chinchón y Manzanares el Real presumen de pasado medieval; Aranjuez, San Lorenzo del Escorial o Alcalá de Henares son Patrimonio de la Humanidad; Cercedilla, Guadarrama y Rascafría son perfectos para amantes de las rutas y el senderismo.

Las Sierras del Rincón y de Ayllón albergan localidades tan encantadoras como Patones de Arriba, La Hiruela, Garganta de los Montes o Prádena del Rincón.

En la provincia de Segovia, a orillas de las Hoces del río Duratón está la preciosa villa de Sepúlveda. Los sobrecogedores paisajes de Pedraza tampoco dejan la belleza del municipio atrás.

Como puedes comprobar, pasar un fin de semana fuera de la Comunidad de Madrid es una decisión tan acertada como difícil de tomar en lo que a posibilidades se refiere. ¿Has encontrado ya tu camino?

"Un día en la Sierra de Madrid puede ser inolvidable. Ver un amanecer o un crepúsculo desde allí es la mejor parte de todas" Silvia Vidal (viajera de minube)

A los pies de la sierra de Guadarrama se abre camino Manzanares el Real, hogar inconfundible de el Castillo de los Mendoza, que representa el linaje de esta familia y se alza orgulloso como una de las joyas medievales mejor conservadas de Castilla, convertida hoy en el perfecto escenario cinematográfico de algunas de las películas más vistas a nivel mundial. Desde la fortificación se divisa con facilidad otro punto relevante en la visita: el pantano de Santillana, un espacio natural donde hasta las aves migran para desconectar de la ciudad.

Apenas 50 kilómetros separan Madrid de San Lorenzo de El Escorial, un municipio donde es posible aunar naturaleza e historia en una única visita. Aquí encontrarás el Monasterio del Escorial, edificado en el siglo XV y uno de los monasterios cerca de Madrid más grandes e imponentes de toda Europa. Profundizar en sus orígenes con un tour guiado, pasear entre sus jardines rebosantes de color o disfrutar desde el mirador del Parque Adolfo Suarez de una de las tradicionales bizcotelas es un sueño al alcance de todos. Y si quieres profundizar más en la historia de este interesante pueblo, no te pierdas una genial excursión a El Escorial y Valle de los caídos desde Madrid.

A orillas del Jarama hay un pequeño tesoro, se trata de uno de los pueblos mejor conservados de la Comunidad de Madrid, un municipio que conforma, junto a Horcajuelo de la Sierra, Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra, la famosa Sierra del Rincón. Podríamos hablar durante horas de la variedad de tonalidades que pintan sus calles de vida, de la grandeza de sus bosques o la frescura de sus dehesas, pero hay paisajes que solo merecen ser descritos por la vista. Acércate y disfruta de unos de los pueblos más bonitos de la Sierra de Madrid.

En la zona norte de Madrid, aún en la Sierra del Rincón y a 20 minutos de La Hiruela, llegamos a un pueblo que se presenta como un plan inigualable para dejar la rutina atrás y disfrutar de la naturaleza que ofrecen los alrededores de la capital. Conoce la iglesia de Santo Domingo de Silos y ponte la ropa de campo para disfrutar de un día en el humedal de la laguna del Samoral. Prádena del Rincón es, además, un excelente pueblo para recorrer la sierra y hacer un poco de turismo rural en Madrid.

El hombre y la naturaleza se dan la mano a orillas del río Tajo. Aranjuez es la perfecta conjunción de campo y ciudad. Los jardines de Aranjuez, el jardín de la isla, cuidadosamente moldeados y la exquisita arquitectura de sus construcciones palaciegas como el Palacio Real de Aranjuez componen una estampa de contrastes que traslada al presente asombrosas reminiscencias de la realeza. No dejes de conocer este encantador pueblo para acercarte a la historia reciente española con una excursión a Aranjuez desde Madrid.

El pueblo de Pedraza es un claro ejemplo de que el tamaño no determina la belleza de un rincón. ¿Serán las casas señoriales de su casco antiguo, o monumentos como el Castillo de Pedraza o la cárcel de la Villa culpables de que haya sido considerado uno de los pueblos medievales más bonitos y mejor conservados de España? ¿O son, por el contrario, los vestigios de su muralla medieval los encargados de ostentar ese título? Sea como sea, no hay plan que supere al de recorrer sus calles en busca de respuestas para luego descansar en una de las casas rurales y hoteles con encanto en la Sierra de Madrid.

Dicen del Real Sitio de San Ildefonso que es un edén a la medida de Versalles. Quizá suene contundente esta afirmación, pero guarda relación con el esplendor monárquico del siglo de las luces, que aún hoy mantiene encendido su encanto en el Palacio de La Granja, una de las residencias preferidas de Felipe V, quien la construyó pensando en su infancia y en los días que pasó en la corte francesa de Luis XIV, su abuelo. Hay más, pues alrededor del palacio lucen su esplendor los jardines de la Granja, haciendo de San Ildefonso una parada que te dejará sin aliento.

Hablar de Sepúlveda es hacer mención a uno de los pueblos más bonitos de España. Cultura, arte, historia y naturaleza se funden en cada uno de sus esquinas buscando sorprender al viajero a cada paso. Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que todos sus rincones merecen la pena: desde los arcos de la judería, hasta la iglesia de San Bartolomé, pasando por la plaza de España. Pero, si lo que buscas son excursiones cerca de Madrid, no te puedes perder uno de los espacios naturales más hermosos de Castilla y León (y, tal vez, de toda España), el parque natural de las Hoces del río Duratón.

De uno de los pueblos más bonitos de España vamos a un lugar al que, cuando pensamos en los pueblos más bonitos de Madrid, nuestra mente nos traslada irremediablemente, se trata de Buitrago de Lozoya. Y es que a pintoresco ¡no le gana nadie! Mecido por las aguas del río Lozoya y rodeado por una muralla árabe, la imponente muralla de Buitrago del Lozoya, basta con poner un pie en alguno de sus históricos recovecos para viajar sin pase ni precio al pasado, a través del Castillo de Buitrago del Lozoya o la iglesia de Santa María del Castillo.

Nuestro viaje sigue por otro pueblo que ostenta el honor de ser considerado uno de los más bonitos de Madrid, y esto no es casualidad, pues la preciosa Plaza Mayor de Chinchón, del siglo XV, el Castillo de Chinchón, o miradores espectaculares como el mirador de Ciudad alta, dotan a este pueblo de un atractivo único. La fuerte personalidad medieval que lo caracteriza ha conseguido captar la mirada del cine durante décadas. Luces, cámara y…¡acción! Es hora de que seas tú quien forme parte de su historia.

Apenas 30 kilómetros separan la capital de la ciudad natal de Cervantes. Visitarla es adentrarse en un cautivador viaje a través de las tres culturas que tuvieron el placer de darle forma con su arquitectura, su arte y sus costumbres. La casa de Hippolytus nos habla de la época romana mientras que el Colegio Mayor de San Ildefonso – Universidad de Alcalá y el corral de comedias hacen gala de un estilo puramente renacentista. De esta misma época es la recreación de la casa natal de Cervantes ¡todo un imprescindible en tu visita!

Las raíces medievales de Riaza marcan la riqueza cultural de su patrimonio. Este pueblo, ubicado ya en la provincia de Segovia, se puede conocer desde diferentes puntos de vista: el arquitectónico, el histórico o el natural. Entre sus imprescindibles se encuentra la Plaza Mayor, escenario de las corridas de toros durante las fiesta de Nuestra Señora del Manto y la iglesia que da nombre a esta celebración, que hace gala de un marcado estilo renacentista y un imponente campanario. Luego, a las afueras del pueblo encontrarás el área recreativa Hontanares y el Puerto de la Quesera, imponentes montañas que se convierten en un hermoso mirador.

El tiempo parece haberse detenido en esta pequeña aldea madrileña, representante de la arquitectura negra y fuente inagotable de leyendas. ¡Cuentan que tuvo su propio rey hasta el mismísimo siglo XVIII!  Merece como poco un paseo por sus sinuosas calles empedradas en el que descubrir en primera persona la magia de rincones como el acueducto del Canal de Isabel II o las Eras de Patones de Arriba. Este pueblo, además, es atravesado por una parte de la Senda del Genaro, un recorrido ideal para quienes buscan rutas de senderismo en Madrid.

Donde hoy se presenta erguida la torre La Martina, vivieron en su día los celtíberos, para dar paso después a los godos, los visigodos y por supuesto, los musulmanes. Esta villa de tres puertas es un indiscutible tesoro en el que cada monumento, iglesia o plaza compite en importancia y belleza. Desde el puente romano, hasta el Palacio de los Contreras, sin olvidarnos de la iglesia de San Miguel de Ayllón ni de la iglesia de Santa María la Mayor de Ayllón. Si buscas qué ver en Madrid y alrededores, este pueblo no te dejará indiferente.

Valverde de los Arroyos es un pueblo realmente encantador, parte de ese encanto se debe a que es uno de los pueblos negros de Guadalajara. La arquitectura de estos pueblos es caracteriza por el uso de madera cubierta de pizarra, esto rescata luz en la oscuridad de sus colores para crear una atmósfera visual digna de novela. Te recomendamos llegar a la plaza de María Cristina para luego recorrer las callejuelas del pueblo. Y ojo, no te pierdas la naturaleza que Valverde ostenta a su alrededor:  rincones de ensueño como la Chorrera de Despeñalagua o El Ocejón.

Guadamur es un pueblo encantador, y se encuentra a tan solo 13 km de Toledo. En tu visita, no te puedes perder el grandioso Castillo de Guadamur, la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, la ermita de Nuestra Señora de la Natividad (situada junto al castillo), el museo Etnográfico de la Comarca de los Montes de Toledo ni el centro de interpretación del tesoro de Guarrazar. Todos ellos guardan el secreto de un municipio que ha sabido adaptarse a nuestros días manteniendo intacto, al mismo tiempo, su legado.

¡Felicidades, has desbloqueado uno de los mayores tesoros del románico en Segovia! El libro del buen amor, también conocido como el libro del Arciprestre de Hita desentraña los encantos de un patrimonio histórico y artístico que se mantiene bajo el sabio resguardo de la sierra de Guadarrama. No es para menos, pues este pueblo, de menos de 23 km cuadrados, ha existido desde el siglo XII, y su iglesia, la iglesia de San Miguel es considerada uno de los templos románicos de la provincia de Segovia más hermosos.

Todo regalo de la naturaleza tiene su puerta de entrada. La del Valle del lozoya es Garganta de los Montes, un edén rural de calles empedradas, viento fresco y  esencia serrana. Este pueblo se encuentra, aproximadamente, a una hora de Madrid, y es una verdadera joya. Se encuentra a más de 1000 metros sobre el nivel del mar, por lo que está rodeada de montaña y ofrece unos paisajes impresionantes. Al recorrer sus calles no te pierdas la iglesia de San Pedro y, dentro, el monumento a la altarera, dedicado a las mujeres del pueblo por mantener la magia de su localidad cubriendo las calles de flores y decorando los altares para el Corpus Christi.

Guadarrama es sinónimo de pureza, privilegio y aventura. Resulta imposible no sentir la fortuna en tu propia piel al caminar despreocupadamente entre sus senderos. Estamos en un pueblo que derrocha rincones naturales preciosos para perderse, incluso, por días enteros lejos de la ciudad como el embalse de la Jarosa, el pico Peñalara o el Parque Nacional de Guadarrama. Un pueblo maravilloso e ideal para recorrer la sierra de Madrid con niños o pasar un fin de semana diferente muy cerca de la capital.

Ubicada en el valle de Lozoya, Rascafría acepta desde el primer momento su posición como uno de los parajes más hermosos de la Comunidad de Madrid. El impresionante monasterio de Santa María del Paular se proyecta sobre la naturaleza como un oasis en el desierto, que alberga en su interior siglos de historia. Y, como Guadarrama, este pueblo tiene paisajes impresionantes como la Cascada del Purgatorio o el Parque Natural de Circo, Cumbre y lagunas de Peñalara. Ideal también para practicar senderismo y adentrarse en los rincones de la sierra.

La excepcional situación geográfica de Cercedilla ha hecho de ella un lugar ideal para el descanso. Situada en el mismísimo corazón del parque de la sierra de Guadarrama, posee en su interior un gran número de especies animales y vegetales que es posible descubrir realizando cualquiera de sus infinitas rutas senderistas. Por ejemplo, los Siete Picos, a más de 2000 metros sobre el nivel del mar o la ruta de la Calzada Romana, una de las más populares de la zona pues puedes ver losas de viejos caminos y puentes antiquísimos.