Logo minube.
TIPS - actualidad

12 pueblos con encanto en Alicante

Atardecer en Villajoyosa, uno de los pueblos con encanto de Alicante. .
Fernando Botella
minube

Arroces para todos los gustos y una de las costas más espectaculares del país. ¿Sabes de qué estamos hablando? Queremos que no te pierdas ninguno de los pueblos con encanto en Alicante.

¿Todavía no sabes cuál es el pueblo más bonito de Alicante?

La mayoría de los viajeros consideran que Altea, Petrer, Alfaz del Pi, Guardamar del Segura y Villajoyosa son los pueblos más bonitos de Alicante. Pero en minube, sin embargo, hemos optado por compartirte has 12 rincones que no deberías perderte.

Te traemos municipios muy dispares para que elijas el que más te guste, desde enclaves costeros con atardeceres de ensueño hasta poblados de montaña con la riqueza y magia del interior. Señoriales castillos, callejones secretos y mucho más te espera en el siguiente listado. 

"La puesta de sol más espectacular que he podido apreciar, en Banyeres, Alicante" Beatricina DE Corazon C
Altea, uno de los pueblos más mágicos de Alicante.

VDV

1. Altea

Como sacada de un cuento nos topamos con Altea, un bonito pueblo encalado que nada tiene que envidiar a Benidorm o Calpe. Las fachadas ornamentadas con vívidas flores y sus empinadas calles son un reclamo para todo viajero que se precie. Sin duda, la Carrer Major es el sitio ideal para posturear un poquito en Instagram. 

Otro de los lugares que no debes perderte es la Casa Cervantes. Y no, el escritor jamás estuvo allí, pero su gran admirador Francesc Martínez construyó esta mansión ecléctica a principios del siglo XX con un montón de recovecos y escondites. ¡No te pierdas los detalles neomudéjares de su exterior!

Calles de Orihuela, uno de los pueblos más bonitos de Alicante.

Juan Antonio V A

2. Orihuela

Colindante con Murcia y salpicada por el río Segura se encuentra la ciudad de interior de Orihuela. ¿Sabes qué afamado poeta de la generación del 27 nació aquí? Ni más ni menos que Miguel Hernández. Si eres un apasionado de la obra del escritor, no dudes en visitar la casa donde se crió, en la que se encuentra un patio con variedades florales que aparecían en sus poemas. 

Después de hacer un viaje por la literatura española, qué mejor que visitar el claustro más bello de la villa: el de la catedral de Orihuela. Este patio con arcos a dos alturas es toda una obra renacentista sin parangón, que perteneció en el pasado al convento de la Merced.

Guadalest, uno de los pueblos con encanto en Alicante.

VDV

3. Guadalest

Hay un pueblo medieval cerca de Benidorm que deja boquiabierto a todos: Guadalest. Su ubicación entre la sierra de Xortà y la sierra de Aitana lo convierten en uno de los municipios de interior más bonitos de Alicante. Y no es para menos, nada más llegar te toparás con el castillo de San José, una gran fortaleza del siglo XI que todavía se mantiene en pie.

Además, desde la plaza del Ayuntamiento se pueden disfrutar de unas vistas excepcionales del valle y del embalse de Guadalest. Atentos a los cielos, no es difícil ver águilas perdiceras o halcones. Y si sois auténticos senderistas, no dudéis en realizar alguna de las rutas que rodean el embalse.

Estampa idílica de Villajoyosa, con el mar cristalino de fondo.

Maria Esquerdo

4. Villajoyosa

15 kilómetros de costa sitúan a Villajoyosa en el mapa como uno de los pueblos con encanto en Alicante. Existen en el municipio varias atalayas defensivas del siglo XVI como la torre de L’Aguiló o la del Xarco, que dejan entrever la defensa contra los ataques de los piratas berberiscos desde el mar Mediterráneo.

Aunque si eres un amante de lo dulce, hay una visita indispensable que no deberías dejar a un lado: el Museo del Chocolate Valor. Allí se pueden ver maquinarias de diferentes épocas que muestran cómo ha cambiado el proceso de elaboración de este reconocido chocolate.

Castillo de Biar, un pueblo del interior de Alicante.

Ernesto Juan

5. Biar

​​Uno de los sitios escondidos de la provincia alicantina donde pasar el día es Biar. Este rincón de interior ofrece al viajero unas vistas de escándalo de la sierra de Mariola. No importa si no sabes dónde dormir en Alicante, porque desde cualquiera de sus hotelitos tendrás unas vistas impresionantes.

Un monumento de visita obligatoria es el castillo de Biar, un bastión del siglo XII encaramado sobre un cerro y con un estado de conservación envidiable. Si eres de los que se calza las botas de trekking para conectar con la naturaleza, tendrás la oportunidad de realizar la ruta de la Cova Negra, que finaliza en una cueva usada ya en la Edad de Bronce.

Castillo iluminado de Villena, uno de los pueblos con encanto en Alicante.

costablanca

6. Villena

Otro de los tesoros del interior de Alicante es Villena, una pequeña ciudad medieval coronada por el castillo de la Atalaya. ¡Fíjate en su torre del homenaje! Sus primeros cuerpos son de origen almohade y, junto a ella, se encuentra un bonito aljibe abovedado.

Esta localidad tiene patrimonio la mires por donde la mires, como la iglesia de Santiago, una muestra sinigual del gótico valenciano. En su interior, sus columnas torsas recuerdan a la mismísima lonja de Valencia. En el muro exterior hay dos marcas que tienen la medida exacta de la tahúlla.

Fiestas patronales de Cocentaina.

Mari Segui

7. Cocentaina

Situado en pleno Parque Natural de la Sierra de Mariola está Cocentaina, un municipio histórico que hace las delicias de los amantes del senderismo y la montaña. Desde el mismo pueblo sale el camino hasta la cima de Montcabrer, a 1390 metros de altitud. Al llegar arriba, la recompensa habrá merecido la pena. ¡Abrid bien los ojos!

Si te gusta la historia, no dejes de visitar el palacio de los Condes de Cocentaina, una obra gótica que comenzó a construirse en el siglo XII. En su patio se pueden ver cinco arcos que iban a formar parte de un claustro clasicista que nunca llegó a terminarse. Dentro del palacete hay una biblioteca decorada con diversas pinturas, en una de ellas aparece Jaume I.

Anochece en Petrer, uno de los pueblos con encanto de Alicante.

Juan Rico

8. Petrer

A 40 kilómetros de la costa encontramos una de las joyas de la provincia de Alicante. Esta villa está aposentada sobre el castillo de Petrer, que fue testigo de las revueltas de moriscos, y ha pasado por multitud de batallas y guerras. Hoy, quienes lo deseen, pueden casarse en una de sus salas, al más puro estilo medieval. 

Esta zona es conocida también por la calidad de su calzado, por lo que son muchos los viajeros que se acercan hasta Petrer para adquirir pares a buen precio. Aunque otros lo hacen por la calidad de los productos de marroquineria, como los bolsos, maletas, carteras, etc. Seguro que no te resiste a llevarte algo.

Playa dunar de Guardamar del Segura, un pueblo imprescindible de la Costa Blanca.

costablanca

9. Guardamar del Segura

Arropada por Santa Pola y Torrevieja se encuentra Guardamar del Segura, una de las últimas poblaciones donde se habla valenciano. Allí, los pescadores guardamarencos se reúnen en el espigón para aprovechar la tarde junto a la desembocadura del Segura. Seguro que cae alguna trucha, barbo o carpín. 

Hay dos yacimientos importantes en los alrededores, uno fenicio del siglo 8 a. C. y otro íbero. En este último fue encontrada la Dama de Guardamar, una escultura de mujer de carácter funerario. Los collares que se ven alrededor de su cuello recuerdan a muchos a las piezas de orfebrería del Tesoro de Aliseda, en Cáceres. ¿Tendrá algún tipo de relación?

Castillo medieval de Banyeres de Mariola, uno de los pueblos con encanto de Alicante.

Manuel Quero Bermejo

10. Banyeres de Mariola

Uno de los pueblos con encanto en Alicante es Banyeres de Mariola, que aparte de destacar por sus hierbas aromáticas y medicinales, es el más alto de toda la provincia. En sus alrededores está la ruta de los Molinos, conformada por tres molinos papeleros que recuerdan la forma de trabajar de antaño de las industrias. 

Otra de las cosas llamativas que puedes hacer en esta aldea, es ver cuatro provincias de un solo vistazo. Tan solo tienes que subir a lo alto de la torre almohade del castillo de Banyeres de Mariola para vislumbrar Valencia, Alicante, Murcia y Albacete al mismo tiempo. Una sensación única de estar en cuatro sitios a la vez. ¿Te lo vas a perder?

Faro de Alfaz del Pi.

Costablanca

11. Alfaz del Pi

Uno de los rincones imprescindibles de la Costa Blanca es Alfaz del Pi, un punto multicultural donde conviven personas de hasta 50 países. Esto se debe a que muchos extranjeros se enamoraron de este mágico pueblo mediterráneo y decidieron quedarse ¡Toda una revolución lingüística y cultural!

No muy lejos del pueblo, se encuentra el faro de Alfaz del Pi o de Albir, un sitio idóneo para conectar con la naturaleza y el mar. El camino se levanta sobre acantilados que llegan a los 400 metros sobre el Mediterráneo. Las panorámicas al atardecer se te quedarán en la retina para siempre.

Callejuela del coqueto pueblo de Benimeli.

Eltijam

12. Benimeli

Cerramos el listado con un coqueto pueblo de la comarca de la Marina Alta. Paseando por sus callejuelas se pueden ver pinturas murales en las fachadas que evocan callejones y ventanas en 3D. Estas pintorescas imágenes dan a la localidad un aire acogedor, al igual que las calles de la Mola y la Prensa expuestas al aire libre pertenecientes a una antigua almazara. 

Y si te preguntas dónde dormir en Benimeli, no te preocupes. Hay hoteles rurales de lo más recomendables en los alrededores, que te permitirán hacer excursiones a la sierra de la Segària. Esta zona está repleta de algarrobos, carrascas y pinos donde habitan la perdiz y la codorniz.

Hasta aquí hemos llegado. Esperamos que esta lista de los 10 pueblos con encanto en Alicante te haya servido para elegir un destino ideal para tu próxima escapada.

Otras listas que te pueden interesar

Una de las playas de Altea.

Altea

Las mejores playas de Altea

Cala del Moraig.

Costa Blanca

15 mejores playas de la Costa Blanca

Campanario de Adsubia.

Dénia

10 preciosos pueblos cerca de Dénia