Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Spárti?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Ruinas en Spárti

ruinas en Spárti

Ruinas en Spárti
Mistra
(3)
Quien vaya al Peloponeso tiene que ir a Mistra. Después de ver todo el tiempo restos de la Grecia clásica (preciosos todos, por supuesto), llama mucho más la atención este lugar, una ciudad fortaleza repleta de iglesias, bibliotecas y palacios del Imperio Bizantino, concretamente de 1249. Además, su ubicación no podría ser mejor, está situada en un promontorio al pie de Taigeto, a muy pocos kilómetros de Esparta, y todos los alrededores están repletos de árboles y plantas. Las ruinas de Mistra son muy extensas y hace falta un día entero para verlas, además, es imprescindible ir con buen calzado y con mucho agua, porque hay cuestas en todas partes y el calor es impresionante, sobre todo en verano, por supuesto. Mistra se divide en tres partes, el Kastro, la ciudad alta y la ciudad baja: Desde la entrada , que se encuentra en la parte más alta de Mistra, surge un sendero que nos lleva una fortaleza que fue creada por los franceses y más tarde ampliada por los turcos. Después hay que ir bajando hasta llegar a la iglesia de Agia Sofía, que a pesar de estar un poco deteriorada, todavía conserva algunos frescos. Estos restos están bastante bien conservados y nos dan una idea de cómo era la vida en este lugar hace cientos de años. Cerca de Agia Sofía está la puerta de Nauplia que da paso al palacio de los Déspotas, un palacio que está compuesto por varios edificios que han sido restaurados hace poco. Desde aquí descendemos ya hasta la ciudad baja atravesando la puerta de Monemvasia. En la ciudad baja se encuentra el convento de Pantanassa. Es un convento del siglo XIV que está habitado por monjas y que tiene una fachada de piedra maravillosa. Cuenta también con un patio precioso y con unos frescos en su interior del siglo XV que se encuentran en perfecto estado de conservación. Si continuamos bajando nos encontramos con el Monasterio de la Vírgen Períbleptos. Se trata de un monasterio que está construido en la roca y que además de contar también con unos frescos en su interior magníficos tiene una cúpula en su iglesia que es gigasntesca e impresionante. Antes de llegar a la metrópoli de Mistra nos encontramos con Agios Georgios, que es una capilla privada. La Metrópoli es una zona amurallada que cuenta con varios edificios, entre los que destaca su iglesia del siglo XIII. Las ruinas de Mistra son muy extensas y conviene hacer un pequeño descanso porque si no podemso llegar a agobiarnos. Lo mejor además es ir paseando poco a poco por los senderos que te llevan de un lugar a otro porque además de ver las cosas puedes disfrutar con la naturaleza. las vistas son impresionantes, sobre todo en la parte más alta. Sin duda es un lugar obligado para todos los que se acerquen al Peloponeso. ¡Ah! no os perdáis ni uno sólo de los frescos que hay en las iglesias de Mistra porque son de lo mejor que vais a poder ver.