Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Jordania?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Ruinas en Jordania

8 Ruinas en Jordania

Ruinas en Petra
Petra
(56)
Estuvimos en ella, la recorrimos tranquilamente, sin prisas, disponíamos de todo el día para disfrutar de la ciudad de Petra. Al salir adquirí un libro en castellano, con la intención de ojearlo de cuando en cuando, de recordar cuanto había visto. Mi sorpresa al echarle un vistazo fue comprobar que aún nos quedaba mucho que admirar, tanto que nos chocó que pudieran haber pasado desapercibidos tantos y tan hermosos rincones. Las botellas de agua se agotan rápidamente pero el camino por extraño que parezca no se hace pesado, es más, no tiene uno tiempo a fijarse en el polvo, ni en el calor, ni en quienes te acompañan, son muchos los lugares que visitar, demasiado los rincones que desde cierta distancia parecen gritarte: -Acercate, mira, sorprendete. La gente de Petra o de cualquier otro lugar de Jordania es sumamente servicial, rara vez te molestan, es más, tampoco suelen aceptar limosnas, intentan convencerte de que les compres algo. La única conclusión que uno saca al respecto es que la mendicidad debe de estar prohibida, de manera que les conviene ganarse la vida honradamente. No obstante son personas generosas. El personaje de los cacharros, al ver que éramos españoles nos enseño un antiguo candil y riendose exclamo: -Españols..., mirar..., bueno..., mujer guarra..., guarra..., je,je,je. Alguna española debió de escandalizarse ante una escena erótica, bastante sugerente, que servicia como decoración al candil, y el hombre se había aprendido la palabra. -!Es una guarra!.., je,je,je. Una de las sorpresas que puede procurarnos Petra es adentrarse en lo que antaño fueron lo hogares de los navateos. Descubriremos que los minerales de que se componen las piedras les procuraban como decoración una amalgama de colores que dejarían en pañales al mejor de los pintores abstractos.
1 actividad
Ruinas en Petra
El interior de Petra
(4)
Recorrer todos sus rincones, conocer su historia, e imaginar cómo vivían en aquel lugar tan maravilloso y como hicieron esas construcciones de piedra rojiza. Era uno de los lugares en el mundo q yo quería conocer y fue una emoción caminar por aquel cañón tan impresionante y el deseo de llegar, al final y ver ale tesoro, me encanto, he ido 2 veces y vi cosas diferentes, ¡me encanta! Lo recomiendo totalmente
1 actividad
Ruinas en Burma
Teatro Sur
(3)
La antigua ciudad grecorromana de Jerash tenía dos teatros, el del norte y el del sur. El teatro del Norte data del año 165 dC, aunque en el 235 dC fue ampliado duplicando su capacidad hasta los 1.600 espectadores. El teatro del Sur es el más grande y espectacular, con un aforo de más de 3.000 espectadores y dos plantas de altura que aún se sigue utilizando para realizar representaciones. Es increíble la excelente acústica que tiene: Desde la parte superior de las gradas se escucha perfectamente la voz de la persona situada en la parte central del escenario (podéis hacer la prueba). Fue construido en el siglo I, y desde lo alto del graderío se pueden contemplar unas preciosas vistas panorámicas de toda la ciudad.
Ruinas en Petra
Tumbas reales
(3)
Una vez te adentras en Petra, tienes muchas opciones. Tenemos la errónea percepción de que Petra es sólo la típica fachada de El Tesoro, pero hay mucho más por dentro. De hecho, lo ideal es tener varios días para recorrer toda su inmensidad. Una de la rutas más habituales es la que te lleva por las ruinas romanas hasta El Monasterio. En el camino, justo al lado del Teatro Romano, se encuentran las Tumbas Reales. Un montón de vanos en la inmensidad de las paredes rojas que albergan tumbas ancestrales. Si tienes un buen día, es un lugar ideal durante el atardecer por la iluminación que reciben.
Ruinas en Madaba
Umm ar-Rasas
A 32 km al este de Madaba en Jordania, se encuentra Umm ar-Rasas, un enclave muy antiguo que se menciona en el Antiguo y en el Nuevo Testamento de la Biblia. La ciudad amurallada rectangular está, en su mayoría, en ruinas, pero aún conserva varios edificios, cuatro iglesias y algunos preciosos arcos de piedra. La atracción principal se encuentra en el exterior de las murallas de la ciudad, en la iglesia de San Esteban que posee y conserva a la perfección una extensa solería de mosaicos que data del 785. Representa las quince principales ciudades de Tierra Santa, del este al oeste del río Jordán. Los bordes del mosaico también son sumamente decorativos. Este magnífico mosaico es el segundo en importancia, sólo superado por el mosaico de Madaba, famoso por su mapa de Jerusalén y Tierra Santa.
Ruinas en Umm Qays
Umm Qays
(1)
Algunos apuntan que Um Qays fue la antigua Gadara, donde tuvo lugar el milagro del endemoniado y los cerdos. Lo que es seguro es que fue un importante centro cultural y filosófico, que vio nacer y crecer a grandes poetas y filósofos, alguno de los cuales la bautizó como la "Nueva Atenas". También es una de las ciudades que perteneció a la Decápolis, al igual que Pella. Está situada en lo alto de una colina que regala unas fantásticas vistas del Mar de Galilea, Los Altos del Golán y el valle del Jordán. Y en esta ruinas podremos ver dos teatros, uno de ellos construido en basalto negro, una zona de viviendas, una calle columnada, una basílica de cinco naves, un mausoleo subterráneo (Hypogaeum) y el Museo de Umm Qays, en el Centro de Interpretación, que posee una interesante colección de mosaicos y estatuas. La entrada costaba 5DJ en 2006. Está a una media hora en coche desde Pella (dos horas y media desde Amman).
Ruinas en Irbid
Umm al-Jimal
Umm al-Jimal fue otra de las ciudades de la Decápolis en Jordania, aunque contrasta con el resto. Se encuentra en los límites del desierto de basalto, al nordeste del país. Por Irbid se tarda como una hora desde Amman. Todavía no se sabe quién ni cuándo se construyó, aunque se cree que es del siglo II y que desempeñó labores militares, constituyendo un puesto árabe de defensa romana. Los terremotos del 747 la derrumbaron, y nunca fue reconstruida por completo. Lo que más llama la atención es la gran cantidad de construcciones que tenía para almacenar y conducir el agua, lo que se debe a su ubicación desértica. Podremos ver canales tallados en la piedra, cisternas cubiertas y descuiertas y termas. Está completa y exclusivamente construida en basalto negro, por la escasez de madera y otros materiales en la región. Todavía queda en pie una torre de la fortaleza, algunas viviendas, y las arcadas de varias iglesias. Actualmente gran parte de la ciudad está limpia y tiene caminos para recorrerla porque hay un proyecto de arqueología trabajando el área.
Ruinas en Wadi Rum
Petrolifos en Wadi Rum.
(1)
Por eso es muy recomendable decidirse a pasar una noche en el desierto. No solo se ganara tiempo, sino que, además, la experiencia permitirá vivir durante unas horas como un autentico beduino y emular a las míticas caravanas de comerciantes que atravesaban esta zona siglos atrás.
Lo más reservado en Jordania y cerca
Inspírate con las mejores listas de expertos