Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Oruro?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Reservas Naturales en Oruro

Los destinos más populares

2 reservas naturales en Oruro

Reservas Naturales en Nevado Sajama
Parque Natural Sajama
Sajama es un volcán apagado y la cumbre más alta de Bolivia, está ubicado en el Parque Nacional Sajama (100.223 hectáreas) de la provincia Caraguara de Carangas en el Dpto. de Oruro en la frontera con Chile. Se llega con autobús que va desde La Paz a Arica (Chile). Se tiene que avisar al conductor para que pare antes de llegar a Tambo Quemado a 9km. de Chile, donde se encuentra la carretera que va hacia Sajama. Desde allí es fácil encontrar alguna furgoneta o vehículo que se dirija a Sajama. Como a mí la suerte siempre me acompaña, el mismo conductor de autobús tocó la bocina a una furgoneta que adivinó que se dirigía a Sajama y los hizo parar para que me llevaran. Nada más de salir de las grandes urbes, ya empiezas a respirar este aire de amabilidad, hospitalidad y hasta de protección. Por lo que cuentan las leyendas, fue un cerro sagrado para los Carangas. Su historia se remonta al pleistoceno inferior, época durante la cual se produce una intensa actividad geológica que da lugar a la formación de la Cordillera Occidental, en la que se destacan como picos más altos de Payachatas: Pomerape (6.222 metros) y Parinacota (6.132 metros), Quimsa Chatas (6.032 metros), Sajama (6.542 metros), Candelaria (5.995 metros), Tunupa (5.388 metros) y Tata Sabaya (5.385 metros). Hay que registrarse a la entrada del parque y allí mismo ya te buscan alojamiento, normalmente en casa de alguna familia que ya tienen destinada alguna habitación muy muy sencilla, sin ducha, con acceso a agua en el patio exterior para el aseo. El precio también es muy muy económico. El pueblo es muy pequeñito y se visita en un agradable paseo, su plaza mayor, sus casitas, los chicos jugando al fútbol, y tiene una hermosa iglesia, como todas las ermitas del altiplano que son un tesoro, todas con su estilo, de paja, de barro o piedra, blancas o decoradas con pinturas ocres, son pequeñitas y están esparcidas por todos los rincones del altiplano, a mí me despiertan un sentimiento de gran cariño y me recuerdan a la canción de Ave María no Morro de los Scorpions; http://www.youtube.com/watch?v=muQw1EsyDxo Sajama tiene excursiones fáciles y cercanas, a unos cuatro kilómetros están las aguas termales, con un hermoso paisaje, donde hay pequeñas fumarolas y géiseres. A media hora andando está el bosque más alto del mundo formado por el árbol queñua que crecen hasta alturas de 5.200 metros. Ya a 20 km. de Sajama están los volcanes gemelos de Pomerape y Parinacota. Y luego está la visita obligada del Lago Chungara, donde fui con coche con el padre de familia donde me hospedé. Nada más llegar ya vimos numerosas vicuñas, es el más pequeño de la familia de los camélidos y son silvestres. Numerosas aves, flamencos, colibris, gran variedad de patos y otras aves más cuyos nombres desconozco. Dimos un largo paseo volteando todo el lago, contándome el nombre de muchas plantas, muchas de ellas medicinales como la “llareta” que me la hizo probar, es como una bola verde y dura, que si incas dentro y haces un agujero sacas una resina blanca como un pegamento y la masticas en la boca como si fuera un chicle, decía que iba muy bien para la bronquitis y la tos. Fue una excursión hermosa y terminamos sentados al pie del volcán, donde me contó la hermosa leyenda aymará del Monte Sajama y el Tata Sabaya, que con el dulce acento castellano de esta región escuché atenta e hipnotizada. Al volver el mi anfitrión y yo decidimos llevar al día siguiente a toda la familia de picnic a las Lagunas Macaya y Sacabaya en el Parque Nacional Lauca, a unos 60 km. al sur de Sajama. Fue otro día maravilloso, con toda la familia, la madre hizo un almuerzo sabrosísimo al que disfrutamos en el lago junto con miles de los tres tipos de flamencos de James, chilenos y andinos. Sus tres hijos estaban radiantes y felices, por no decir de la madre. Inolvidable. Os dejo como no la Leyenda del volcán Sajama. Según la leyenda, existía en la región una hermosa doncella de nombre Kariquima, ella pastoreaba todos los días a su ganado, su hermosura no pasó desapercibida y el monte Tata Sabaya como el monte Sajama quedaron enamorados de la joven. Tata Sabaya, animado por los yatiris (chamanes, curanderos) envió una nota de cortejo a la joven, que fue aceptada con grato placer por la joven, pero lastimosamente Sajama decidió vengarse por la insolencia de Tata Sabaya y lo emboscó, utilizando su onda certera, le destrozó los dientes y éste huyó al extenso salar de Coipasa en donde esputó sangre. Con el tiempo cada esputo fue convirtiéndose en aislados y pequeños cerros. Estos incidentes geográficos hoy son conocidos como “Sik’a Qullu Qullunaka”. La cúspide de Tata Sabaya dicen tiene cuatro peñascos inmensos, los morros están separados por una profunda hendidura horizontal que atraviesa de este a oeste, lo que según la leyenda fue ocasionado por Sajama, en su disputa por la esbelta Karikima. El padre Tata Sabaya, el monte Kunturi, llevó tujos (conejos silvestres) para que le comieran la espala a Sajama, éste, despertado por el dolor ordenó a su sirviente a buscar a su hermano Illimani para traer el antídoto. El sirviente al retornar de su encomienda vio moribundo a Sajama y le echó el remedio cubriendo su espalda de densa niebla que se convirtió en nieve y esta congeló a los tujos. Por eso la eterna imagen del volcán cubierto de nieve.
Reservas Naturales en Nevado Sajama
Parque Nacional Sajama
Una larga etapa la que tuvimos para cruzar el altiplano boliviano, por paisajes inmensos donde tus ojos se pierden al encuentro de la cadena volcánica, que lo resguardan, con picos de los más altos de la Cordillera de los Andes. Donde destaca el Nevado Sajama , un volcán inactivo a 6.542 m, un cerro sagrado para los carangas. En cuyas laderas se extienden bosques de queñuas, los volcánes gemelos (Pomerape de 6.222 mt y Parinacota de 6.132 mt) Un lugar que realmente es un sueño, con muchas posibilidades si cuentas con una estancia adecuada, alpinismo, rutas para andar, zonas de géisers y piscinas naturales que brotan aguas termales, pero dado al viento que nos hizo, no fue un existo la verdad. Aparte de su gran valor cultural debido a la cultura Preíncaica de los Carangas, así como de tumbas ceremoniales de los Chipaya una cultura fascinante, como la muestra que dejamos atrás con sus viviendas "Putucus" y sus canalizados regadios. Unos paisajes espectaculares con extensas planicies de la puna , con sus lagunas andinas y pastizales que albergan una fauna - flora endémica de vicuñas, camélidos, llamas, alpacas y flamencos, gatos o la avoceta andina ¡incluso pumas!. Y como resistirse ante esta bonita iglesia, tan fotogenica a los pies del nevado, imposible todos a tierra con maquina en mano. Una visita imprescindible al majestuoso nevado Sajama.