Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Pag?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Puentes en Pag

puentes en Pag

Puentes en Pag
Puente de Pag
(3)
Exceptuando los servicios de ferry, la única forma de acceder a la isla de Pag por tierra firme en coche es a través del conocido como Puente de Pag, originalmente en croata, "Paski Most", el puente que une la isla de Pag con el continente, con tierra firme. Es un puente sencillamente espectacular. Tiene más o menos 300 metros de largo, una altura considerable sobre las aguas azules del Adriático (a buen seguro es un sitio perfecto para hacer puenting, si lo permiten...), y según he leído, el puente original fue construido en 1968, pero hay que significar que hace pocos años el puente fue reconstruído debido a los daños ocasionado por la corrosión y el entorno hostil en el que se sitúa. De hecho, es verdad que el puente parece nuevísimo. Sin duda, se trata de una obra y construcción civil muy notable, pero lo que hace este rincón aún más espectacular es el entorno incomparable en el que se está situado. El contraste entre las azulísimas aguas del Adriático, la aridez de la isla de Pag y la obra arquitectónica en sí mismo hacen que merezca la pena detenerse en este rincón para admirar su belleza más de cerca. Por tanto, si vas camino de la isla de Pag, una vez pases la localidad de Rtina, no dudes en detenerte en este rincón, donde existe una zona en la parte derecha de la carretera donde podrás aparcar el coche, justo en una explanada donde en verano montan el típico chiringuito de fast-food. Recomiendo sin duda dirigirse hacia la parte derecha del mencionado chiringuito, donde ya se puede admirar la grandeza del puente y sacar unas fotos preciosas. Así todo, lo mejor está por ver, ya que tras un murete de cemento paralelo a una construcción metálica situada a mano derecha salen unas escaleras que descienden hacia el infinito, hasta el mismísimo agua, justo debajo del puente. Tened mucho cuidado al bajar ya que hay algunas escaleras en mal estado y están muy empinadas, pero os aseguro que bien merece la pena realizar ese descenso hacia las entrañas de este puente. Es increíble la sensación de sentarse cerca de las escaleras finales y contemplar en silencio la grandeza de este pedazo de puente que conecta de forma tan increíble tierra firme con la desoladora a la vez que bellísima isla de Pag.