MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Lucerna?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Plazas en Lucerna

3 plazas en Lucerna

Plazas en Lucerna
Hirschenplatz
(1)
Esta plaza se encuentra entre las calles Rössligasse y Weggisgasse, zona comercial de Lucerna. En sus laterales se disponen edificios con pinturas en las paredes y objetos ornamentales, así como una escultura en la misma plaza. Me gustó mucho la conservación en el que se encontraba, sin suciedad y sus pinturas en perfecto estado.
Plazas en Lucerna
Plaza de la Capilla
La Plaza de la Capilla, como su nombre indica, alberga a la capilla de la ciudad que, curiosamente, se ha hecho más famosa por dar nombre al popular puente de madera de la ciudad que por otra cosa. Aún así, la plaza es bonita. Tiene en el centro una fuente que recuerda a las de Berna (el mismo estilo de construcción) y tiene una vista bonita del puente debajo del arco de la propia Capilla. Es además un punto neurálgico de la ciudad porque desde allí se accede en un momento a la zona de las calles comerciales y de tiendas.
Plazas en Lucerna
Kornmarkt
(1)
El ayuntamiento es la estrella del espacio que constituye la plaza de Kornmarkt, quizá uno de los espacios más bonitos y más originales de la ciudad antigua de Lucerna. Formada por un grupo de grandes casas del siglo XVI, de clara inspiración renacentista italiana combinada con el severo gótico alemán y supervivientes del pavoroso incendio que en 1833 casi asola por completo el barrio norte de la ciudad de Lucerna, hoy presenta una cara totalmente renovada y de lo más actual. El Kornmarkt se remonta a 1356, y como su nombre indica, era el lugar de la ciudad donde tenía lugar el mercado de grano hasta bien entrado el siglo XIX. Tal y como vimos en Berna, el grano se almacenaba en la planta baja de la Casa Consistorial, con lo que el gobierno de la ciudad tuvo desde siempre el control absoluto de parte de la distribución de alimentos en la ciudad. Felizmente, hoy, el edificio está siempre muy solicitado por las parejas suizas y foráneas para celebrar sus matrimonios en sus suntuosas salas.¡ La pena es que no pude entrar! Los sábados se celebran en la plaza los mercados semanales, y los domingos y algunos días señalados en verano, tiene lugar un rastro que es reconocido en todo el cantón de Lucerna como de los más interesantes. Una de las cosas que más me llamaron la atención fue las fachadas de las casas, que más parecen lienzos donde los pintores dieron rienda suelta a su imaginación, y donde tienen cabida desde imágenes de leyenda medieval, a episodios de la historia de la ciudad o algún que otro grafitti ( de calidad) muy atrevido. Bajando por el ayuntamiento, que da al río y cuyas arcadas cobijan un suculento mercado de quesos y pescados, encontramos toda la esencia de la Lucerna mercantil: un paseo que lleva por toda la ribera donde se dan cita todo tipo de mercaderes y mercaderías.