Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Mellieha?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Parques Temáticos en Mellieha

3 parques temáticos en Mellieha

Parques Temáticos en Mellieha
Popeye's Village
(9)
Popeye's Village pertenece al pueblo de Mellieħa, al noroeste de Malta. Hay una playa bastante grande justo donde te deja el autobús. Desde ahí salen minibuses (furgonetas) hacia el lugar de Popeye, por 1€ creo recordar... y mucho mejor que ir andando, pues es cuesta arriba. Yo definiría el Popeye's Village como un museo al aire libre, con hinchables en el agua, espectáculos por las calles, y con el ticket de entrada puedes montar en una lancha por los alrededores de Anchor Bay. Las pequeñas casitas de madera parecen sacadas de una película de dibujos animados. Y casi es así, porque ahí es donde se rodó en 1980 el musical de Popeye, de Paramount Pictures y Walt Disney. En la actualidad está abierto al público los 7 días de la semana como un complejo de entretenimiento familiar. Es ideal para niños, pero también para los más mayores. ¡Llévate el bañador!
Parques Temáticos en Mellieha
Rincon musical Popeye-Popeye village-
Por supuesto la estrella del parque no es otro que "Popeye el marino"(aquí "el cantante"). Siempre se nos quedará corta cualquier interpretación que este o cualquier otro actor, sea o no un profesional, haga sobre uno de los grandes ídolos de los niños de aquella década, como fue Popeye. Con el mayor respeto al trabajo de este actor que entre otras cosas no era malo, diré que es imposible alcanzar la magia que los niños llegamos a conseguir con nuestra imaginación cuando, embobados, lo veíamos por la TV. Eso sí, le doy un 10 a este chico por esa capacidad de improvisación y por esa canción tan divertida que me dedicó nada más verme pasar por segunda vez por delante de su cabaña..
Parques Temáticos en Mellieha
Paseo en bote por Popeye village
De repente Olivia, la novia de Popeye, se acercó y con voz muy ronca nos dijo que el bote iba a salir, que no nos lo podíamos perder ya que además el paseito en cuestión entraba dentro del precio de la entrada y no había que pagar nada extra. Con esto y poco más nos encaminamos hacia el bote, allí había más turistas, por supuesto, pero el viaje fue tranquilo, agradable y muy bonito. Los "bajitos" acantilados y el agua color turquesa presentaban un juego de colores preciosos a los que, afortunadamente, Malta ya me tenía acostumbrado. Otro momento divertido dentro de los muchos que pude tener en este viaje a "mi infancia".