Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Túnez?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Palacios en Túnez

Los destinos más populares

3 palacios en Túnez

Palacios en Monastir
El Ribat
(4)
Fuimos a Túnez con un amigo que vivió allí 25 años y ahora vive en España. Su familia vive en Monastir, así que elegimos ese pueblo como centro de operaciones. Su familia fue amabilissima y nos trataron como reyes, y nos hicieron de Cicerones por todo su pueblo, ya que tenían una flota de taxis y se dedicaban a eso. El primer día nos quedamos por Monastir, por su zoco, por el puerto, fumamos chicha en alguna cafetería, bebimos té. Y luego visitamos el Ribat. Me quedé impresionada. Es magnífico, impresionante. Al lado está el cementerio de Monastir, donde está enterrado el padre de nuestro amigo. Fuimos a visitar su tumba. La mayoría están hechas de baldosas, o a veces con un simple montón de arena. Vimos un entierro, donde una fila de personas esperaba a que los familiares del muerto les dieran pan. Nos explicó nuestro amigo que era una tradición cuando moría alguien allí. Luego entramos al Ribat, con unas vistas impresionantes a la ciudad y al mar. Fue construido en el 796. Puedes acceder a todo, torres, murallas, sótanos. Subimos a la torre más alta, Nador, hacía mucho aire, pero las vistas eran magníficas. Se veía la inmesidad del mar, el paseo, el cementerio al lado, y el mausoleo de Bughiba, una especie de Taj Mahal en miniatura, que se mandó construir Burguiba para que lo enterraran. Vale la pena visitarlo, además mi amigo me contó que fue escenario de La vida de Brian, una de mis pelas favoritas.
Palacios en Túnez
Palacio Dar Hussein (Medina de Túnez)
(1)
La Medina de Túnez, fue declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, no solo incluye multitud de callejuelas donde se ubican los centenares de puestos de los vendedores, sino también varios edificios de interés histórico artístico. Alguno de estos es la Gran Mezquita, o el palacio del Bey, emplazada sobre los restos de un antiguo teatro romano, o el palacio Dar Hussein, residencia de príncipes y beyes, título de los monarcas de Túnez. El ambiente bullicioso de esta zona es estimulante, cuidado con las fotos a determinados lugares oficiales.
Palacios en Bardaw
Palais du le Bardeau - Palacio del Bardo
Sin duda el Palacio del Bardo es uno de los lugares más visitados de Túnez, ya que alberga un extraordinario museo arqueológico, célebre por sus mosaicos. Pero al margen de ello, el edificio en sí mismo fue declarado Monumento Nacional en 1.985, y está considerado uno de los palacios más bellos de Túnez. Se encuentra a 4 Km al oeste de la capital tunecina, ya que fue construido como palacio de los beyes de la dinastía de los Husain, por encargo del sultán áfside Al-Mustansir. Fue ampliado en varias ocasiones, de modo que son en realidad dos palacios unidos: A finales del siglo XVIII por un rico tunecino exiliado, Hadj Ben Omar, para su residencia de verano; y durante la época colonial (a principios del XIX) por un francés de nombre Joret. Finalmente, fue reconvertido en museo a finales del siglo XIX, y ahora está siendo nuevamente ampliado con 8.000 m2 más, por lo que se encuentra en obras y el museo tiene muchas de sus salas cerradas. Debido a sus múltiples reconstrucciones y ampliaciones, en el edificio se aprecian influencias de la arquitectura propia del norte de África, Turquía e Italia. Tiene 20.000 m2 distribuidos en tres plantas de altura (baja, primera y segunda) y 34 salas con una suntuosa decoración (columnas de mármol, techos de madera labrada o bañados en oro, paneles de azulejos, cúpulas y galerías, grandes lámparas de araña, filigranas de yeso, etc), como se puede apreciar en las Salas Mahdia, Sousse, Virgilio, Dougga o Cartago. Junto al palacio hay también una mezquita.