Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Tallinn?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Miradores en Tallinn

3 Miradores en Tallinn

Miradores en Tallinn
Mirador de Kohtu
(1)
El mirador de Kohtu es otro de los miradores gratuitos que hay en lo alto de la colina de Toompea y que ofrece unas maravillosas vistas de la parte baja del viejo Tallin. Desde este mirador es posible tener una perspectiva de los tejados rojos de los edificios de la parte vieja de Tallin, y que dan a la ciudad el sobrenombre de la dama de rojo, así como de la costa de Pirita que se puede ver al fondo. El mirador de Kohtu está mucho menos masificado que el mirador de Patkuli, otro de los miradores gratuitos más famosos de Tallin y que no está demasiado lejos de éste. Quizás las vistas desde el mirador de Kohtu no sean tan fantásticas como las del mirador de Patkuli, pero no por ello dejan de ser preciosas y llenas de encanto. Si se pasa por uno, es imperdonable no acercarse a conocer el otro. La plazoleta empedrada donde se asienta el mirador, suele ser frecuentada por parejas que se sientan en los bancos de madera que hay para ver el atardecer sobre la capital de Estonia. Como en todos los sitios de estas características, no es extraño encontrar personas vendiendo diversos objetos de recuerdo a los turistas en el mismo mirador.
Miradores en Tallinn
Mirador Patkuli
(1)
Si lo que que te gustan son las vistas generales de las ciudades, desde este mirador vas a alucinar, ya que desde el mismo se obtienen las que son sin duda las mejores vistas de la ciudad de Tallin, ya que se ve toda la parte vieja de la ciudad, las torres de las iglesias principales y las murallas de Tallin. Este mirador, es conocido bajo el nombre de mirador de Patkuli, y es sin duda el mejor mirador gratuito que hay en Tallin (hay otros de pago). Está situado en la parte alta del casco antiguo, y se accede a él por el número 5 de la calle del mismo nombre (calle Patkuli). El mirador no deja de ser una pequeña plazoleta en la que se encuentran principalmente tiendas de recuerdos y souvenirs. Como sitio frecuentado por turistas que es, no es difícil encontrarse también con algún que otro vendedor ambulante. A un lado del mirador, hay unas pequeñas escaleras que bajan a la parte baja de la ciudad. Aunque no se quiera ir abajo, recomiendo encarecidamente bajarlas un poco, pues desde ellas se obtiene una bonita panorámica de la ciudad bajo la inscripción “save the camera honey and enjoy the view”, una foto preciosa desde un punto que mucha gente suele pasar por alto.
Miradores en Tallinn
Mirador Piiskopi
Fue construido en el sitio anteriormente ocupado por el atrio de la Catedral de Santa María. Además de ser un bonito y tranquilo jardín en el que puedes escapar del ajetreo del casco histórico, desde aquí tendrás las vistas más espectaculares de la capital estonia. Si, como yo, vistas Tallin durante el invierno, te sentirás en medio de un cuento de hadas, con las torres y los campanarios de la ciudad cubiertos completamente de blanco, y el Mar Báltico al fondo. El ingreso al mirador es completamente gratuito. Sin embargo, para llegar tendrás que subir un buen número de escalones ya sea desde la Avenida Toom Kooli o desde el Toompark.