Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Rumania?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Interés Gastronómico en Rumania

13 colaboradores

5 interés gastronómico en Rumania

Interés Gastronómico en Timisoara
Bere Timisoreana - Cerveza Timisoreana
(2)
Se trata de la fábrica de cerveza más antigua del país, perteneciente al grupo Ursus Breweries, uno de los fabricantes de cerveza local más grandes de Rumanía. La fábrica fue construida en el año 1.718 por el Príncipe Eugenio de Saboya y se ha convertido en una de las factorías cerveceras más modernas del sudeste de Europa. Se encuentra en las proximidades de la Plaza de Trajano (Piata Traian), rodeada de otras típicas tabernas rumanas. La cerveza "Timisoreana" ha recibido numerosos premios, como la mejor cerveza rubia en el año 2001, medalla de plata en la feria de Timisoara de 1891 o la medalla de bronce en la feria de Budapest de 1.855. Es todo un emblema en Rumanía. Cuesta unos 2,7 leí (0,66€) el botellín medio litro.
Interés Gastronómico en Bran
Interés Gastronómico en Sucevita
Interés Gastronómico en Craiova
Horno Gigi
(1)
Es una franquicia ya que hay más establecimientos de este tipo en Rumanía, y lo habitual es ver cola en la calle, ya que dispensan las especialidades que allí hacen desde una ventana recayente en esta. Dentro hay mesas de amasar y están los hornos donde cuecen lo que elaboran. Venden algo parecido a pizzas calientes, y bretzel estilo alemán, además de unos exquisitos bollos dulces que probamos. La encontrareis en la acera de enfrente del edificio Minerva, en la Calea Unirii alejándote de la plaza de la Prefectura.
Interés Gastronómico en Sinaía
Kùrtös Kaläcs
Bueno a destacar la bollería, que es realmente deliciosa, toda una sorpresa. Este bollo hueco tanto por su forma, que parecen chimeneas huecas, unas veces rellenas de chocolate o espolvoreadas con azúcar y canela. De cualquier forma espectaculares, por su forma cilíndrica. Un bollo hueco húngaro los Kurtos Kaläcs, originario de la zona de Transilvania. La agilidad con que le dan forma en el rodillo y la destreza con que nos lo sirvió, por el módico precio de 12 Leus, engancha la verdad ¡No dejéis de probarlo!